Artículos

Imprimir

El Festival de Tunas de Duitama, una experiencia singular

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 

 

Felix O. Martín Sárraga. Trabajo de campo. Colombia, 2013.


Llegué a Duitama tras realizar un importante esfuerzo económico que supuso pagar más de 1.600 dólares USA para viajar a Colombia y realizar mil peripecias en el trabajo para ausentarme seis días con el fin de ser testigo presencial de la manera en que se desarrollaba el evento de mayor importancia en dicho país, al menos en cuanto al número de Tunas participantes se refiere. Los recuerdos aún frescos de la edición de 2013 del Festival Internacional de Tunas de Duitama me suscitan el siguiente relato y consideraciones:

A) Sobre las actuaciones de las Tunas y la convocatoria de público

Mi primera impresión fue excelente al ver que en el Teatro Gustavo Pinzón de la UPTC no cabía un alma para presenciar elConcierto Inaugural, en el que sólo tomaron parte las Tunas extranjeras. Allí estaban las máximas autoridades del Alma Mater en el que se desarrollaba el acto, rector y decano de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia – Seccional Duitama, así como la alcaldesa y otras personalidades amén del numeroso público e integrantes de las Tunas participantes. La velada, que transcurrió muy bien, con un buen sistema de sonido y cobertura mediática, terminó con abundantes aperitivos ofrecidos por dicha Casa de Estudios.

Duitama 2013 - programa

El segundo día del Festival y primero de competición (sábado) se desarrolló en el Parque ‘Los Libertadores’ continuando con el programa publicado enmarcado por un tiempo cambiante que trajo lluvia al mediodía que deslució la actuación de las Tunas que ya estaban en el escenario principal desde las 10 de la mañana ofreciendo su repertorio a un inmenso mar  blanco de sillas vacías. Dolía mucho ver que el esfuerzo de las Tunas que actuaron ese día (entiéndase tanto el económico para sus desplazamientos, algunas desde el extranjero, como el derivado de los ensayos imprescindibles para representar dignamente a sus Universidades) no se viera compensado con una asistencia adecuada de público, que nunca superó la quinta parte del aforo siendo muy generoso en el cálculo.

Todos los comentarios que obtuve de personas al bajar de tarima fueron relativos a que no se escuchaban entre sí (no funcionaba el “retorno”, el eterno problema de los encuentros de Tunas) y, en general, la impresión de que el sonido era francamente mejorable. Lamentablemente no se veía ambiente de Certamen ni los escasos bares del entorno de la plaza de Duitama presentaban el ambiente de bohemia y compañerismo que caracteriza estos eventos en España.

Sin pretender entrar a valorar las posibles causas de la falta de público este día vale la pena comentar que si ello hubiera sido debido a las inclemencias del tiempo entendemos que, conociendo como se sabe, las expectativas meteorológicas de la zona para esa época del año, fácilmente se pudo haber solucionado planificando el evento bien en el Teatro de la Universidad o bien en el Auditorio de Duitama que, según me informaron, tiene capacidad para unas 2.000 personas.

Por la noche se enviaron Tunas extranjeras a la población de Nobsa, mostrando una incomprensible falta de previsión a la hora de darles de cenar cuanto, por ejemplo, a una Tuna de unos 16 integrantes se le tenía 8 trozos de una pizza de tamaño normal como único alimento….. menos mal que cerca hallaron un carrito con pinchos de carne y empanadillas frente a un bar qu, también, les hidrató debidamente.

El tercer y último día de competición (domingo) las Tunas comenzaron a subir más temprano al estupendo escenario desplegado en el Parque ‘Los Libertadores’, estando previsto que se iniciara a las 9:30 de la mañana..... ¡menudo desatino para un evento de Tunas! Todo hace pensar que la Organización determinó que se hiciera así para, al ser festivo, propiciar mayor afluencia de gente al evento, una pena que no tuviera en cuenta hacerlo en dos tardes-noches consecutivas o, al menos en esta maratoniana sesión, valorar que antes de subir a actuar se necesita un tiempo mínimo de calentamiento de las cuerdas vocales que una cita tan temprana, incomprensible en el Tunar, no permitió.

Entorno al mediodía estaba previsto el inicio del largo pasacalles, que discurrió por un trayecto de varias manzanas en torno al Parque ‘Los Libertadores’. Y que tuvo que retrasar su inicio porque a la hora prevista aún seguían participando Tunas en tarima..... hecho francamente previsible. Lamentablemente lo extenso del recorrido condicionó que hubieran muy extensos trayectos sin público o casi sin él, que podría remediarse reduciendo el circuito al entorno más inmediato al Parque.

Duitama 2013 - Plano del pasacalles

Dicho retraso condicionó que se retrasara el inicio de la segunda parte de las Tunas a concurso en el escenario, inicialmente programado para las 12:30 horas. A medida que fue transcurriendo la jornada el recinto se fue llenando de gente, estando a capacidad una vez se puso el sol. Esta vez si el sonido se mostró de calidad y no escuchamos quejas mayoritarias referentes a la falta de ‘retorno’.

Mientras el Jurado se retiró a deliberar en uno de los bares aledaños al Parque, la Banda Juvenil de Paipa interpretó una buena muestra de su repertorio. Una vez concluida la ceremonia de entrega de premios fue cuestión de un pestañar que la plaza quedara completamente vacía, no encontrando a casi ningún integrante de las Tunas por los muy escasos bares del entorno.

Convocar a Tunas de viernes a la noche del domingo supone algo inaudito pues olvidan que las Tunas tienen que regresar a sus lugares de origen y al día siguiente sus integrantes tienen clases o tienen que acudir a sus trabajos, siendo altamente desconsiderado para todas, especialmente para las extranjeras. Este error se puede fácilmente subsanar realizándolo, por ejemplo, desde las tardes-noches del miércoles o jueves al mediodía del sábado.

B) Sobre la Organización y Jurado

Parecía del más elemental sentido común tener presente ciertos aspectos básicos que toda persona que haya participado en cualquier Certamen de prestigio conoce, a saber:

a)  La Organización tiene la obligación moral de, a la misma vez que envía las invitaciones a las Tunas para que participen en su evento, hacerles llegar, como parte de las Bases del Certamen, los criterios que el Jurado considerará en cada una de las categorías tributarias de premio. 

b)  La Organización debe evitar injerencias que dificulten o impidan a las Tunas participantes cumplir con todos los aspectos competitivos del Certamen.

c) El Jurado debe estar integrado por número impar de personas ajenas a las Tunas participantes y que tengan vastos conocimientos musicales y/o dispongan de dilatada experiencia tanto en el Tunar que en ningún caso pueden pertenecer, estar hermanados o haber apadrinado a una Tuna Universitaria participante (requisitos tanto de su competencia como posible aval de su imparcialidad).

Teniendo presente estas premisas, y sin olvidar que el lema del X Certamen Internacional de Tunas de Duitama fue “10 años de pasión musical Universitaria”, no alcanzamos a comprender muchas cosas de dicho evento, a saber:

1-  Que en un evento sobre la “pasión musical Universitaria” participen agrupaciones tanto de municipalidades como de otras que se consideran ‘profesionales’, hecho que no se entiende porque las características fundamentales que definen las Tunas es que sean de tipo iniciático, estén conformadas por estudiantes y vinculadas a una Casa de Estudios.

2-   Que la Organización permitiera que el tuno que formó parte del Jurado constara como “director de la Tuna Unilatina” cuando es de conocimiento público en toda Colombia (e incluso en el extranjero, porque lo tiene publicado en su blog de internet) que fue fundador de la Tuna Universitaria que “casualmente” ganó tres premios en esta edición, entre ellos el de la Mejor Tuna. También “casualmente” la única integrante femenina del Jurado pertenecía a una Tuna de la misma Universidad que la Tuna que resultó ganadora este año.

3-    Que nunca se les informara a las Tunas (ni al aceptar la invitación ni en una inexistente “Reunión de Jefes”) los criterios que habrían de ser considerados en cada una de las categorías tributarias de premio para que obraran en consecuencia.

4-  Que el Jurado, además de esta opacidad, inventara parámetros que no se corresponden a la realidad que constantemente contrastamos en los Certámenes de Tuna de más tradición en el mundo, sirviendo de ejemplo dos casos que supusieron la no consideración a premio en las categorías de Baile de Bandera y Baile de Capa:

a)    Se inventó que el Baile de Capa debía ser realizado con la capa que habitualmente nos sirve de abrigo, cosa inconcebible porque además de estar llena de cintas que se enredan y restan lucimiento al vuelo de la capa, pesan mucho por el género del paño así por el número de los escudos cosidoa a la capa, descalificándose las actuaciones de los ejecutantes que utilizaron capas más cortas.

La persona que impuso este criterio, del que nunca se informó a las Tunas, muestra con ello su total ignorancia en cuanto al Baile de Capa, destreza que se inventó en Puerto Rico, que siempre se realiza con una capa ligera, más corta que las usada como parte del traje de Tuna y sin cintas ni escudos. Si a esto añadimos el dato que la Tuna puertorriqueña que participó tenía entre sus integrantes a uno de los primeros tunos que bailaron la capa en el mundo, se nos agotan las palabras a este respecto y entendemos su desconcierto. 

b)   Se inventó que Baile de Bandera había de hacerse con la bandera oficial y con unas medidas determinadas, así como se exigía que debía tener en un lado el escudo de la Tuna y por el otro el de la Facultad o Universidad a la que representaban, descalificándose las actuaciones de los ejecutantes que utilizaron banderas de menor tamaño y/o sin ambos escudos bordados.

La persona que impuso este criterio, del que tampoco hay constancia de que se informara debidamente a todas las Tunas, muestra con ello su total ignorancia en cuanto al Baile de Bandera, que siempre se realiza con una bandera más pequeña y ligera que la “oficial” de la Tuna y en la que su escudo puede ir bordado o pintado indistintamente.

5-   Que, habiendo participaciones que claramente optaban a ser considerados a premio, las categorías femeninas de premio al Baile de Capa y al Baile de Bandera fueran declaradas desiertas (sin premio) por no cumplir con unos requisitos no divulgados.

6-    Que en la deliberación del Jurado hubiera presente más personas que los tres integrantes. 

Duitama 2013 - deliberacion

De espaldas la chica y con el pañuelo al cuello el varón, los dos integrantes de Tunas de la Universidad Católica que suponían la mayoría del jurado, en el lugar de la deliberación

7-   Que un integrante de la Organización creara una actividad fuera del programa a la misma hora del pasacalles, apremiándose a una Tuna extranjera a que lo abandonara para subirse a un autobús que habría de llevarlos de turismo a Villa de Leiva y permaneciendo menos de la mitad de sus integrantes hasta la finalización de dicho evento competitivo delante de la tarima principal del Certamen. 

8-    Que también un integrante de la Organización le dijera a una Tuna extranjera que le diera una serenata a su madre tras finalizar la entrega de premios a cambio de una noche más de alojamiento. 

 

Epílogo

Entendemos que el nombre y prestigio del Festival Internacional de Tunas de Duitama se ha visto seriamente dañado, debiéndose tomar medidas que velen por la imparcialidad y transparencia en todo cuanto afecta a los componentes y decisiones del Jurado, que en ningún caso pueden pertenecer, estar hermanado o haber apadrinado a una Tuna Universitaria participante. En cualquier caso debería considerarse una normativa interna que haga imposible que las filias y las fobias de cualquier miembro del Jurado incidan en el resultado final, porque si este no fuera el caso sólo cabe pensar en la falta de idoneidad de sus integrantes o, al menos, de la persona que dirigió las deliberaciones de sus miembros.

Otro elemento básico de los Certámenes de Tunas que no hallé en Duitama fue la imprescindible convivencia y hermanamiento que da la bohemia, cosa que brilló por su ausencia salvo el caso de dos Tunas Universitarias de Bogotá y una Tuna extranjera. Olvidan los Organizadores que la fraternidad entre los pueblos puede empezar por los integrantes de las Tunas, universitarios destinados a ocupar puestos de liderazgo en sus respectivas sociedades y países.

Todo ello lamentablemente afecta a la proyección, tanto nacional como internacional, del Festival Internacional de Tunas de Duitama y las irregularidades detectadas no deberían repetirse porque podría derivar en el repudio al evento por parte de las Tunas Universitarias y determinar que no acudieran, al menos masivamente, al mismo.

No obstante estamos convencidos de que todas estas irregularidades son ajenas a la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia que tan amable y desinteresadamente ofrece su prestigio y amparo al evento, y cuyo buen nombre no debe verse manchado por ello.


Publicación: 11/12/13