Artículos

Imprimir

El peor enemigo de la Tuna, el pasotismo

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

 


Ciertamente vivimos tiempos difíciles. No basta que se estudie y hagan proyecciones estadísticas sobre el futuro de las Tunas Universitarias en España, tampoco que se suspendan eventos de Tunas por la pérdida de apoyos institucionales para Certámenes y Congresos..... ni hablar de los memes y chascarrillos que constantemente nos asaltan... existiendo una canción Tuno bueno, tuno muerto que ha editado su propio videoclip..... y hasta existe un foro titulado ¿merecen ser asesinados los tunos?

PasotismoEste es el día a día en España y, ¿qué pasa? ¡Nada! Impera el pasotismo que contagia a la Tuna desde la sociedad.

Las Tunas Universitarias ven que, año tras año, es más difícil conseguir novatos en sus pasaclases y demás actividades, pero olvidan muchas (las que más se quejan) que uno de los lugares naturales de las Tunas es la calle, las terrazas de los bares y la noche pues... si no se las vé ¿cómo pretenden que los estudiantes de los primeros años de sus carreras se acerquen a preguntar por la manera de ingresar?

A otras casi exclusivamente se las encuentra los fines de semana por restaurantes en actividades de parche o contrato para lucro propio... y a algunas se las ve de certamen en certamen viviendo de glorias pasadas pero cuya calidad musical hace pensar que abandonaron la investigación musical y los ensayos hace tiempo.

¿Y que pasa? ¡Nada!

Dolorosamente las Tunas, por motivos varios (desde las pugnas derivadas de personalismos hasta el "cortoplacismo") permanecen en silencio, sin reaccionar. Este silencio se torna en pasotismo que sólo va contra ellas mismas pues no se percatan en la importancia de comenzar ya a vencer la inercia de no hacer nada y "mojarse" en la tarea de buscar la manera que haga que nuestra amada costumbre estudiantil subsista. Sí, he dicho subsista porque ya hace años que viene deteriorándose al punto que hay grupos que más parecen mariachis* ganándose un sueldo, que tunos. Pude haber empleado la palabra "deteriorar" o, incluso, "prostituir" como hiciera en años pasados en mis conferencias por el continente americano, pero ahora se me antojan que no alcanzan a contener todo el significado que la realidad actual amerita.

El pasotismo en que está sumido España se agrava por la confusíon generada ante la avalancha de Asociaciones y "tunas" que han surgido últimamente pues, lejos de buscar la protección de las Tunas Universitarias, las que más actividad presentan en las redes sociales suelen ser agrupaciones que van de uno a otro evento lúdico regalando emblemas de tipos varios sin importar que el receptor sea realmente un tuno español, ni siquiera universitario.

¿Y que pasa? ¡Nada!

Lo que impera es "pasarlo bien" sin importar la trascendencia del aval mediático que se está haciendo al aparecer en las fotos grupales. Ya seben aquello del refranero popular que dice "el que calla, otorga".

Subsistir, ¿es eso lo que queremos? Me niego a aceptarlo. La Tuna es una escuela de vida que me enseñó una filosofía y unos valores (fraternidad, solidaridad, respeto a los mayores, trabajo en equipo, desarrollo de capacidades propias....) que han sido las mejores herramientas tanto en mi vida profesional como de relación y no se merece que no se luche por ayudarla en estos momentos en que se halla en precario.

Yo no me resigno a que el pasotismo imperante destruya lo que amo desde que entré a la Tuna en 1979. Me levanto contra ello, invito la reflexión y exhorto a todo integrante de una Tuna Universitaria española a que de valor a lo que aprendió de novato e impida que se deteriore/prostituya/pierda nuestra hermosa tradición estudiantil.

Implícate, comparte y lucha para devolver a la Tuna Universitaria al lugar de la sociedad española que nunca debió perder.

Félix O. Martín Sárraga

(*) Vaya todo mi respeto a los mariachis, eson sólo un ejemplo de grupo profesional.


Publicación: 23/08/17