Artículos

Imprimir

Leandro Pita Romero: Ministro, literato y tuno compostelano

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

 

Félix O. Martín Sárraga. Investigación personal. 2018.


No siempre "suena la campana" cuando se compran artículos en subasta ya que suelen ser hojas sueltas..... pero esta vez lo hallado fue la publicación completa. Se trata de la revista gráfica ESTAMPA que, en su edición del 12 de octubre de 1935, publicó "Estudiantes de Galicia. De las Tunas de ayer a los Seminarios de hoy" bajo la firma de G. Álvarez-Gallego.

El autor comenzaba su exposición tildándolos de "huéspedes extraños" y describiendo su indumentaria al decir que lucían "amplia camisa sport sobre fuertes leguis [polainas de cuero que protejen las piernas del agua] de caballistas, la media inglesa y el 'suetter', el mono de mecánico o el pijama de colorines". Al aportar datos sobre los estudiantes dice (recuerden que escribiño en 1935) que "fue hace veinte años.... Aún la estampa del estudiante compostelano, que popularizó La Casa de la Troya, colgaba de las paredes húmedas en las posadas estudiantiles de Santiago de Compostela" y recalca que "entonces  el escolar que desembocaba en la Universidad llevaba la sugerencia de la mala prosa y de la buena simpatía de la novela de Alejandro Pérez Lugín". Concluía esta aproximación añadiendo una referencia a "la leyenda de truhán del estudiante de Compostela" y recordaba que "vagaba hace veinte años por Compostela la última viñeta de la vida estudiantil finisecular [perteneciente o relativo al fin de un siglo determinado, en este caso en relación al siglo XIX], entreverada de cándidas travesuras" entre las que cita el "hurto de unos chorizos en cualquier figón [casa de poca categoríadonde se guisan y venden cosas de comer] de los aledaños" y el "campaneo escandaloso y unánime, de llamadores de portal, obedientes a la disciplina de un solo bramante pícaro manejado a la sombra por un grupo de estudiantes que así divertían las horas de la prima noche" para pasar a mencionar "las últimas Tunas. Las rondallas estudiantiles, cada vez menos numerosas y más desvalorizadas en calidad presidencial -rica cantera de donde salieran en otro tiempo muchos que fueron después grandes figurones de la política española-, eran en realidad las pálidas esencias vigentes de cuantas asperjaban [rociaban] los tarros guardados en conserva en los capítulos de La Casa de la Troya. Tras esos veinte años, afirma, "Compostela se renovaba de las evocaciones de otrora. Ya no se veían calzas sedeñas [de seda o semejante], ni golas rizadas, ni sobre el jubón de tuno los mostachos de una juventud que los conservaba enhiestos a fuerza de acostarse con la bigotera después de estremecer a Compostela, monumental, fría y lunada, con el rasgueo  de una prima de guitarra bajo los porches silentes... [....] Los estudiantes gallegos traían ganas de serlo, de estudiar, y ya no concebían las nostalgias del tontaina de Roquer". De entre las diversas fotos de personalidades que aporta se encuentra la del tuno:

Leandro Pita Romero

Galicia Digital (1) dice que fue un "magnífico orador y excelente escritor". Nacido en Ortigueira el 22 de noviembre de 1898, se matriculó a los 14 años en la Escuela de Magisterio de La Coruña, obteniendo el correspondiente título dos años más tarde y matriculándose entonces en la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Compostela donde finalizó la carrera en 1917. En sus años de universitario tuvo una "amplia vida social e intelectual" relacionándose "con algunos de los jóvenes que se convertirán posteriormente en primeras figuras de panorama político e ideológico del nacionalismo gallego como Alfredo Brañas, Florentino Villamil o Antón Villar Ponte".

La anteriormente citada fuente aporta también los siguientes datos de interés sobre él: "Leandro era un joven que atesoraba unas magníficas cualidades personales, entre las que destacaban su gran capacidad para establecer y mantener unas relaciones sociales cordiales y una excelente oratoria, a las que hay que añadir su extensa formación cultural conquistada a través de sus múltiples lecturas y de las muchas conversaciones sostenidas con personas relevantes...... Tras finalizar sus estudios universitarios, se marcha a Madrid donde comienza a ejercer el Periodismo de redactor de El Liberal, a la vez que escribe artículos para otros prestigiosos periódicos de la capital como El Sol o de las provincias como Nuevo Heraldo, El Norte de Castilla o Noticiero Sevillano, entre otras publicaciones.

Leandro Pita Romero ex ministro y  tuno compostelano

Al producirse el golpe de Estado del general Miguel Primo de Rivera en 1923, Pita Romero regresó a A Coruña donde comenzó a escribir para el Noroeste y, posteriormente, para El Orzán, del que se acabará convirtiendo en su director........ En 1926, publica en la editorial Lar de Anxel Casal su novela O anarquista, tras ser traducida ésta del original que había escrito dos años antes en castellano al gallego por su amigo el escritor Leandro Carré. Ese mismo año Leandro se casa con la hija del cónsul de Argentina en A Coruña, la pintora Elena Olmos. Y su padre le delega la presidencia de la Federación Agraria de Ortigueira, por la que tanto había trabajado y a la que tantos años y esfuerzos le había dedicado hasta su constitución. En esos momentos la federación la constituyen 33 asociaciones locales que reúnen a más de 1.800 socios. Su ascenso dentro del asociacionismo también va a ser meteórico debido en buena medida a su gran oratoria y a sus otras extraordinarios aptitudes para las relaciones públicas...... Será elegido secretario general de la Cámara de Comercio de A Coruña, presidente de la Asociación Provincial de Ganaderos y vocal de la Asociación General de Ganaderos de España. Su inmejorable relación con la gente del campo lo convertirá en un hombre muy popular en toda la comarca del Ortegal, lo que lo lanzará, esta vez, al terreno de la política con mayúsculas de representante del Partido Agrario Republicano.

Con la caída de la monarquía y la instauración de la Segunda República, el 14 de abril de 1931, Pita Romero actuó de portavoz y negociador del movimiento agrario comarcal, que ya era conocido como pitista, ante las instancias políticas superiores, una vez que agrupación político-social hubo ganado las elecciones municipales ....... bajo las siglas de ORGA (Organización Republicana Galega Autónoma).... asociación [que se] se situaba.... como republicana autonomista de tendencia izquierdista....... se presentó a las elecciones a Cortes Constituyentes del 28 de junio de 1931, logrando su primera acta de diputado.... En su misma lista por la provincia de A Coruña también se habían presentado y merecido su correspondiente acta: Roberto Nóvoa Santos, Alejandro Rodríguez Cadarso, Antón Vilar Ponte, Emilio González López, Ramón Suárez Picallo y Salvador de Madariaga. Nuevamente, en 1933..... vuelve a ganar las elecciones...... bajo las siglas del PRG (Partido Republicano Gallego), lo que le llevará...... a iniciarse en las labores ejecutivas en los nuevos gobiernos, aunque los distintos cargos ministeriales..... Durante el llamado bienio negro (1933-1935)..... empiezan.... a contar más sus ambiciones personales que la delegación social que ostentaba, lo que queda de manifiesto con su incorporación al gobierno de centro derecha del Partido Republicano Radical que encabeza Diego Martínez Barrio".

Continuando con datos aportados por la fuentes antes citada sabemos que fué el Ministro más joven de la II República al ocupar la cartera de Marina el 8 de octubre de 1933, pasando a los pocos meses ser nombrado Ministro de Estado y, en 1934, pasó a ser Ministro sin cartera "representando a España en Europa como ministro plenipotenciario y, luego, primer embajador de la República ante el Vaticano.

En las elecciones de 1936 no logra ser elegido diputado porque "su popularidad había bajado drásticamente por su alineamiento con la derecha". La Guerra Civil Española le sorprende en la Coruña. Fue acosado alegando su pertenencia a la masonería, llegando al punto de "pintar calaverasen el portal de su residencia". Decide desterrarse y emigró a Portugal en noviembre del mismo año para, finalmente, decidir establecerse en Buenos Aires. Volvió a estudiar Derecho en la Universidad de La Plata y y abrió bufete como abogado. Aunque la dictadura de Franco le autorizó regresar a España en 1960, no estableció su residencia en ella aunque pasó "largas temporadas en Ortigueira".

Entre los reconocimientos recibidos destaca el Premio Manuel Belgrano concedido por la Escuela Superior de Periodismo en 1979, así como el Premio Alberdi Sarmiento entregado por el diario La Prensa.

Murió en Buenos Aires el 25 de junio de 1985.

__________

1) GaliciaDigital. Leandro Pita Romero, magnífico orador y excelente escritor. 09-02-2012.


Publicación: 25/05/18