Artículos

Imprimir

Mito y realidad de la 'Noche de la Inmaculada' sevillana

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

 

Rafael Asencio González. Investigación personal. 2012. 


Durante el verano del 2009, al solo objeto de procurarme distracción, realicé un trabajo sobre la historia de la Tuna en Sevilla según las informaciones publicadas en el Diario ABC durante los años 1939 a 1974 y aproveché para investigar respecto a la tradición de la Inmaculada en Sevilla. Fijé que la historia de la Tuna de Peritos era incierta y establecí como fecha más que probable del inicio, casual, del canto en la Salve de las tunas hispalenses en el año 1961. Me faltó hallar origen al tan traído 'fajín blanco' que, obviamente, no fue entregado por el Cardenal Segura a la Tuna de Peritos en 1952 pero ¿de dónde viene y cuándo empezaron a efectivamente a usarlo sus miembros, con independencia de la mitología inventada acerca del mismo?

A comienzos de la década de los sesenta no existía tuna alguna en Sevilla que luciera fajín blanco entre las prendas de su indumentaria pero si existía una “tuna-rondalla” que lo llevaba: la de la Universidad Laboral “José Antonio Primo de Rivera” de Sevilla, institución educativa que abrió sus puertas el día 3 de noviembre de 1956.

Lo cierto es que las Universidades Laborales promovían una formación integral del alumnado y no sólo la técnica propia de los estudios cursados, estableciéndose actividades complementarias que coadyuvaran a dicha finalidad. En ese sentido surgieron desde el inicio secciones de música, teatro, deporte, etc.; y en las primeras se formaron coros y rondallas.

tuna-rondalla sevilla-1960

Tuna - Rondalla (Sevilla, 1960)

Fue del todo habitual que las rondallas, después de algunos años de consolidación, siempre bajo la atenta batuta de su director, se convirtieran en “tunas-rondallas”. Así ocurrió con la rondalla de la Universidad Laboral “José Antonio Girón” de Gijón  que, nacida en 1956, pasó a ser “rondalla-tuna” en 1961; y con la “rondalla-tuna” de la Universidad Laboral “Onésimo Redondo” de Córdoba que fue amadrinada por las componentes de Estudiantina Femenina de Barcelona en 1961, naciendo como consecuencia de la fusión de la rondalla y el coro preexistentes en dicho centro.

De hecho la rondalla de la Universidad Laboral de Sevilla, que nació con el nombre de rondalla escolar “Juan de Mañara” alrededor de 1960, siguió ese proceso natural (el ABC la nombra por vez primera con motivo de su participación en la solemne función religiosa en honor de san Juan Bosco celebrada en la Universidad laboral que ofició el cardenal bueno Monreal, en su edición del 1 de febrero de 1961). También el ABC, esta vez del 12 julio 1962, informa de que se ocupan de su dirección los profesores de la Sección de Música don Luis Rivas Gómez y don Luis Lerate (de informaciones posteriores se deduce que la dirección efectiva recaía en el primero).

El paso a “tuna-rondalla” de la Universidad Laboral de Sevilla acabaría produciéndose en el año 1963, pues si bien su primera aparición en el ABC con ese título es del 28 de febrero de 1964, en la edición del mismo periódico del 8 de marzo de1968 sus componentes comentan que la “tuna-rondalla” se formó hace 5 años, y es lógico pensar que fuera a inicios del curso 63-64.

tuna-rondalla sevilla-banderaPero, antes de continuar la relación, se hace preciso puntualizar algunos extremos. En primer lugar que, como apunta Patricia Delgado Granados en su libro La Universidad de los Pobres. Historia de la Universidad Laboral sevillana y su legado a la ciudad (Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, Serie: Historia y Geografía nº 112,  Sevilla, 2005, pág. 34), “Cada Universidad Laboral tenía su insignia propia, con los colores que cada una estableciera. Esta bandera les confería sus propias señas de identidad, diferenciándolas unas de otras. Se colocaba en un mástil al lado de la bandera nacional, en un lugar preeminente de la Universidad. Diariamente debía ser izada por los alumnos, práctica obligatoria de la Formación Humana –en la Subsección de Formación de Espíritu Nacional aparecía reflejada los actos de izar y arriar la bandera-. De igual modo, cada una de ellas contaba con un escudo propio, teniendo la posibilidad de instaurar todos aquellos distintivos (himno, estatuas, libro de honor, uniforme escolar, etc.) que consideraran convenientes para realzar simbólicamente la identidad del centro”.

La universidad Laboral de Sevilla estableció para si misma una bandera bicolor conformada por dos franjas verticales en los colores blanco (a la izquierda) y azul celeste (a la derecha), combinación que identifica a la Inmaculada Concepción o a la Virgen María en general [así, por ejemplo, la “tuna-rondalla” del colegio Cervantes de los Hermanos Maristas de Córdoba en la que yo me inicié llevaba beca bicolor con los colores azul celeste y blanco en honor de la Virgen María] (si bien la disposición en el ámbito exclusivamente religioso es el azul celeste arriba y el blanco abajo, identificándose con la vestimenta de la Virgen compuesta de manto azul celeste y túnica blanca), pero también a María Auxiliadora y es precisamente en honor a esta última Virgen que fueron escogidos dichos colores pues la gestión de estos centros de enseñanza se encomendó a órdenes religiosas, resultando que la Universidad Laboral “José Antonio Girón” de Gijón fue gestionada por los Jesuitas, la Universidad Laboral “Onésimo Redondo” de Córdoba por los Dominicos y la Universidad Laboral “José Antonio Primo de Rivera” de Sevilla por los Salesianos, por este motivo lucía la bandera tales colores y, por igual razón, las festividades más importantes eran las del 31 de Enero (San Juan Bosco), 19 de Marzo (Onomástica del Rector Patrón de todas las Universidades Laborales, San José) y 24 de Mayo (Mª Auxiliadora), aun cuando la Patrona de la Universidad Sevillana no era María Auxiliadora, sino la Virgen de los Reyes, Patrona a su vez de Sevilla, como se anunciaba en su himno, letra de José Rodulfo Boeta (Secretario Técnicodel Consejo de Universidades Laborales) y música de Mariano Peñalver Simó (Profesor de Música de la Universidad Laboral de Sevilla):

           Bandera de la Tuna - Rondalla (Sevilla)

Vibrad yunques, martillos y cinceles,

fragua, campana, verso y oración,

sobre un bosque gigante de laureles

va a subir hasta el cielo mi canción.

Canto la gloria siempre en primavera

del héroe que da nombre a mi solar,

canto el mañana que la patria espera,

canto la idea, el sueño y la bandera

de la fraterna tropa laboral.

De un alegre destino mensajeros,

somos tierra labrada, espiga y flor,

por la ruta sembrada de luceros,

firme el paso marchemos con valor.

Un Caudillo nos arma caballeros

del trabajo, el estudio y el honor.

La Virgen de los Reyes, compañeros,

por capitana va de nuestro amor.

¿Arriba el aula y el taller!

¿Arriba el torno y el telar!

¿Arriba el libro y el saber!

¿Por España, camaradas, arriba

nuestra Universidad?

 

 

Las diversas “tunas-rondallas” se vieron en la necesidad de trasladar sus colores a la ropilla estudiantina, siendo que cada una lo hizo de manera diversa:

  1. La de Gijón, cuya bandera era blanca, incorporó ese color a la vuelta de la capa no portando beca
  2. La de Córdoba, cuya bandera era morada, incorporó ese color a la beca.

La “tuna-rondalla” de la Universidad de Sevilla adoptó una solución diversa, ideó una beca azul celeste para incorporar ese color, y un fajín blanco para hacer lo propio con el que les restaba.  Esto es, el azul celeste del manto de la Virgen, que también se identifica con el cielo, en la parte superior, y el blanco de su túnica, que también se identifica con la pureza, en la inferior.

 

tuna-rondalla sevilla-1965

 

Tuna - Rondalla (Sevilla, 1965)

 

Fotografía de los primeros tiempos de la "rondalla-tuna" de la Universidad Laboral de Sevilla (aprox. Año 1964). En la foto aparece su director Luis Rivas y también uno de sus miembros más famosos, el cantante José Luis Perales, que ya formó parte de la Rondalla “Juan de Mañara”.

 

Hoy se hubiera solucionado el tema con una beca bicolor pero, en aquellos años, apenas había tunas que llevaran siquiera beca y, además, las telas que se utilizaban para su confección eran bastante menos rígidas que el actual fieltro… de hecho no he encontrado becas bicolores en la década de los 60, empezando a ser comunes sin embargo ya a comienzos de los 70.

 

Como dije, la solución era como poco distinta, pero no absolutamente original pues, en esas fechas, no es imposible encontrar fotografías de “tunas-rondallas” que incorporen su color en vez de a la beca a un fajín o a una banda llevada en bandolera. Así por ejemplo sucede con la fotografía de una “tuna-rondalla” que no puedo identificar, utilizada para ilustrar la portada de la reedición del disco de la Tuna Universitaria de Córdoba (la primera edición es de 1961 y en la foto de portada si aparece un miembro de dicha tuna con su beca verde) que sacó al mercado Hispavox (referencia 0-066-S) en el año 1977:

 

Encontrar la relación entre la Tuna de Peritos de Sevilla y la “tuna-rondalla” de la Universidad Laboral “José Antonio Primo de Rivera” me ha resultado bastante más fácil.

 

Vayamos por partes. En las pocas fotografías que el ABC publica de la Tuna de Peritos en la segunda mitad de los años 60 puede observarse que algún tuno lleva fajín blanco. Queda meridianamente claro que esa prenda no forma parte de la indumentaria de esa concreta tuna, sino más bien de alguno de sus miembros (pocos en relación con el grupo) individualmente considerado. Lo mismo ocurre en las fotos que sobre la Tuna Universitaria del Distrito de Sevilla se publican en el ABC desde su segunda fundación acaecida en 1967.

 

Es de lógica sentenciar que algún miembro de la “tuna-rondalla” de la Universidad Laboral de Sevilla se fue incorporando, al crecer y pasar a mayores, tanto a la Tuna de Peritos de Sevilla como a la Tuna Universitaria del Distrito de Sevilla al refundarse ésta en 1967, y que en ambos casos vistió su traje que llevaba como complemento el fajín blanco. Por esa razón sólo unos pocos miembros de las tunas universitarias antedichas que aparecen en las fotos de ABC de la época lo lucen, en especial es destacable este hecho respecto a la Tuna de Peritos de Sevilla por ser la que, con posterioridad, tras su reorganización en el curso 69-70 (llevaba desaparecida desde el año 67 o 68), adopta como parte de su indumentaria dicho fajín blanco.

 

Resulta además bastante lógico que los miembros de la “tuna-rondalla” de la Universidad Laboral de Sevilla que pasaran a mayores en el mundo de la tuna ingresaran en la de Peritos, y no sólo por la afinidad de los estudios (salva sea la distancia entre estudios universitarios y lo que hoy en día es formación profesional), sino también porque en la propia sede de la Universidad Laboral (situada a 7 kilómetros de Sevilla, en la carretera local SE-401, de Sevilla-Utrera, lugar en el que hoy en día está instalada la Universidad Pablo Olavide de Sevilla) se realizaron estudios de la carrera de Peritos.

 

Cronológicamente interesa destacar estas disposiciones:

  1. Orden de 22 de octubre de 1960 por la que se autoriza el establecimiento de las enseñanzas de los Cursos Selectivos de Iniciación al Peritaje Agrícola e Industrial en la Universidad Laboral de Sevilla (Boletín Oficial del Estado núm. 276, de 17/11/1960).
  2. Orden de 28 de julio de 1961 por la que se autoriza la implantación en la Universidad Laboral de Sevilla del primer año de las carreras de Perito Agrícola y Perito Industrial; este último en la especialidad de «Química» (Boletín Oficial del Estado: Gaceta de Madrid núm. 211, de 04/09/1961).
  3. Orden de 23 de febrero de 1962 por la que se autoriza la implantación en la Universidad Laboral de Sevilla del primer año de la carrera del Peritaje Industrial en las especialidades de «Mecánica» y «Eléctrica» y se suprime la de «Química» (Boletín Oficial del Estado: Gaceta de Madrid núm. 67, de 19/03/1962).

Obviamente los miembros de la “tuna-rondalla” de la Laboral conocían a los de Peritos (en aquella época no existía la Tuna de Agrícolas) e ingresaron preferentemente en ella por dicha razón además de por afinidad, cuando no identidad al pasar a la Universidad, de estudios.

 

Por ser, es hasta lógico que al refundarse la Universitaria a finales de 1967 se vean fajines blancos entre sus miembros: en aquella época despareció Peritos y cabe que sus miembros que decidieran seguir activos pasaran a esta nueva formación (son muchas las ocasiones en las que las que hoy conocemos como Tunas de Distrito que crean por agregación de los elementos dispersos que quedan en las tunas de facultad o escuela, por dar un dato reciente, tal cosa ocurrió no hace mucho en la fundación de la Tuna de León) e incluso que los miembros que en ese momento decidieran pasar a una tuna universitaria lo hicieran a aquella en la que tenían conocidos de su antigua agrupación.

 

Esto es lo que hay. Le reconozco mérito a quien inventó la historia del cardenal, no en vano es emotiva y además me parece estupenda la tradición que hoy existe de cantarle a la imagen de la Inmaculada pues le da notoriedad a la tuna en una época en la que está falta de ella… pero lo cierto es que es falsa como tantas otras… y ni Quevedo perteneció a la Tuna Universitaria de Alcalá de Henares (¡por Diós! En esa fecha la tuna como la entendemos hoy no existía… y aún faltaba mucho), ni la Tuna de Distrito de Granada no lleva beca por privilegio Real, ni el cardenal Segura le otorgó a la Tuna de Peritos el fajín blanco por ser la primera en cantarle a la Inmaculada siete años antes (1952) a que se fundara (en 1959).

 


Publicación: 10/12/12    Actualización: 27/01/13