Artículos

Imprimir

El paso de llamarse “Estudiantina” a “Tuna”, una transición de algo más de medio siglo

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 

 

Félix O. Martín Sárraga. Investigación personal. 2013.


Los datos muestran que las Estudiantinas integradas por verdaderos escolares empezaron a denominarse “tuna” a finales del siglo XIX y principios del XX para diferenciarse de las que no estaban integradas por estudiantes según la tesis de Rafael Asencio González (que suscribimos plenamente) y, con ello, explicitar a la sociedad su condición de agrupación de escolares. Son escasas las personas que son conscientes de lo complicada y enredada que fue aquella época transicional, lo cual nos llevó a confirmar la antes citada tesis con el siguiente trabajo.

Hemos hallado que la transición se produjo principalmente durante el periodo comprendido entre las décadas de 1830 a 1930, llegándose a la redundancia de usar varios “apellidos” para hacer énfasis en la identidad estudiantil de sus miembros, reivindicando tal condición. De esta manera aparecieron diferentes nomenclaturas que coexistieron en el tiempo a la misma vez que evolucionaba el concepto de las Estudiantinas integradas por escolares hacia el de “Tuna”. Como muestra de este periodo de transición ofrecemos al lector la siguiente recopilación obtenida de la prensa de la época [1] :

    • Estudiantina Tuna Médica (1870).
    • Estudiantina, al parecer, sin nombre (Facultad de Medicina de Cádiz, 1870) [5].
    • Estudiantina Los Medicinantes (Facultad de Medicina de Córdoba, 1871).
    • Estudiantina Los Hijos de Hipócrates (Facultad de Medicina de Cádiz, 1872).
    • Estudiantina Universitaria de Murcia (1872).
    • Estudiantina Escolar Murciana (1879).
    • Estudiantina de Veterinaria (1884).
    • Estudiantina de la Facultad de Medicina de Valencia (1888).
    • Estudiantina Académica de Coímbra (1888).
    • Estudiantina Tuna Valenciana (1889).
    • Estudiantina de la Universidad Literaria de Valencia (1889).
    • Tuna Universitaria de Barcelona (1890).
    • Tuna Académica de Oporto (1891).
    • Estudiantina del Colegio Real de Málaga (1892).
    • Estudiantina Universitaria de Barcelona (1897).
    • Estudiantina Tuna Escolar (1899).
    • Estudiantina de Medicina de la Universidad de Granada (1901).
    • Tuna Académica do Porto (1901).
    • Tuna Académica del Liceo de Évora (1903).
    • Tuna Escolar de Madrid (1905).
    • Tuna Estudiantina Cervantina Escolar de Madrid (1906).
    • Tuna Escolar de Madrid (1907).
    • Tuna Infantil Zaragozana (1908).
    • Tuna Escolar de Salamanca (1909).
    • Tuna Universitaria de Madrid (1910).
    • Estudiantina Médica Gaditana (1912).
    • Tuna Escolar Zaragozana (1913).
    • Tuna de la Escuela de Maestras de La Laguna (1921).
    • Estudiantina Femenina de la Benemérita Escuela Normal de Jalisco (1922).
    • Tuna Académica de Coimbra (1925).
    • Tuna Escolar de Zaragoza (1925).
    • Tuna Escolar Salmantina (1925).
    • Estudiantina del Colegio del Estado de Guanajuato (1926).
    • Estudiantina Médica de Valencia (1928).
    • Tuna Orquesta Escolar Universitaria (1929).
    • Tuna Escolar Médica de Valencia (1930).
    • Tuna Escolar de Santiago de Compostela (1930).
    • Tuna Escolar Coruñesa (1931).
    • Tuna Escolar de la Universidad de Murcia (1932).
    • Tuna Escolar de la Universidad de Granada (1932).
    • Tuna Escolar de Valladolid (1932).
    • Tuna de la Universidad de Murcia (1933).
    • Tuna Universitaria de Universidad Central de Madrid (1933).
    • Estudiantina Musical Madrileña de la Facultad de Medicina (1933).
    • Estudiantina del Instituto de Segunda Enseñanza de Ceuta (1933).
    • Tuna Escolar Médica de Valencia (1934).
    • Tuna Escolar de Veterinaria de Córdoba (1934).
    • Estudiantina de la Facultad de Medicina de Cádiz (1934).
    • Tuna Universitaria del SEU de Córdoba (1943).
    • Tuna Universitaria de Salamanca (1946).
    • Tuna Estudiantil de la Universidad de Barcelona (1946).

Esta relación sólo tiene por objetivo evidenciar la transición entre una y otra denominación para significar LO MISMO: Estudiantina o Tuna integrada por verdaderos estudiantes. Otra evidencia aportada por esta lista es que en aquellos años las Tunas y Estudiantinas conformadas por escolares se creaban poco antes de una fecha significativa (generalmente Carnaval) y desaparecían tras ella, surgiendo nuevas fundaciones y desapariciones en años posteriores que, además, no necesariamente tenían los mismos integrantes. Sirva de aquella lista estos ejemplos:

    • Estudiantina Universitaria de Murcia (1872).
    • Estudiantina Escolar Murciana (1879).
    • Estudiantina Médica Gaditana (1912).
    • Estudiantina de la Facultad de Medicina de Cádiz (1934).

Los dos ejemplos anteriores sirven igualmente para evidenciar que, ante la constante fundación – desaparición – refundación o reaparición, es erróneo adjudicar la primera fecha como funcacional dado que no ha tenido continuidad temporal, hábito lamentablemente bastante arraigado en más de una Tuna Universitaria.

Volviendo al tema que nos ocupa, queda patente que se usaron varias fórmulas para ello y dejar muy evidente su vinculación académica:

    • Estudiantina Escolar... (1879).
    • Estudiantina Universitaria de... (1872).
    • Estudiantina de la Facultad... (Veterinaria, Medicina..) (1884 en adelante).
    • Estudiantina Académica de... (1888).
    • Estudiantina Universitaria... (1897).
    • Tuna Escolar... (1905 en adelante).
    • Estudiantina del Colegio.. (1926).
    • Tuna Orquesta Escolar Universitaria... (1929).
    • Tuna Escolar de Facultad de... (1930).
    • Tuna Escolar de la Universidad de... (1932).
    • Tuna Universitaria de la Universidad...(1933).
    • Estudiantina Musical Madrileña de la Facultad... (1933).
    • Estudiantina del Instituto de Segunda Enseñanza... (1933).

Estudianterias - detalle de la portada 1910Se llegó al extremo usar nombres excesivamente redundantes, como el caso de la “Tuna Estudiantina Cervantina Escolar de Madrid” (1906). También se empleó de la denominación de “Orquesta Escolar Universitaria”, dato que se entiende desde al perspectiva de la época porque entonces era muy habitual que las Tunas y Estudiantinas fueran verdaderas orquestas de plectro, siendo pocas (aunque cada vez fueron aumentando) las que disponían de sección de coros y solistas.

En el caso concreto de la Tuna Orquesta Escolar Universitaria, todos y todas, como reflejara la prensa entonces, vestían “el clásico traje de los estudiantes españoles del siglo XVII” siendo “la única modificación” aquella “necesaria para adaptarlo a las señoritas [4] que tomen parte de la Tuna, las cuales usarán faldas de terciopelo negro” [2],[3]. La participación femenina en esta época, que también se produjo en la Tuna Escolar Coruñesa (1932) y en la Tuna Universitaria de Universidad Central de Madrid (1910,1924,1929,1933,1934,1935 y 1936) es enormemente significativa al tener en cuenta que en 1930 sólo el 5% de los alumnos universitarios eran mujeres [4].

Esta relación sirve también para apreciar que esta transición no fue cosa de varios años, sino de décadas (décadas de 1870 a 1930), coexistiendo ambos términos durante más de medio siglo para significar lo mismo, pero introduciendo la seña de identidad de estudiantes que le aportaba introducir primero un elemento del que de pudiera inferir tal condición como llamarse “Estudiantina Tuna Médica” o “Estudiantina Los Medicinantes” (en clara alusión a la Facultad de Medicina), pasando luego a añadir el vocablo “escolar”, “académica” (en Portugal) así como señalar en su nombre su vinculación con el Colegio, Instituto, Facultad o Universidad.

Sería muy injusto dejar de señalar que la Tuna Académica del Liceo de Évora (Portugal) tiene documentada la más larga actividad continuada en todo el mundo desde su fundación en 1903 al presente.

El contenido de este trabajo se publicó por el autor en su Mitos y evidencia histórica sobre las Tunas y Estudiantinas, libro editado en  2016.

__________

Imagen:

Detalle de la portada de "Estudianterías", obra de Fermín Sacristán publicada en Madrid en 1910.

__________

Fuentes:

[1] Félix O. Martín Sárraga. Base de datos histórica personal. TVNAE MVNDI. 2013.

[2] La Gaceta Regional.  Salamanca, 7-11-1929. 

[3] El Adelanto. Salamanca, 8-11-1929. 

[4] Beatriz Comella. Evolución de la presencia de la mujer en la Universidad española. 26/08/1998. En: http://www.aceprensa.com/articles/evoluci-n-de-la-presencia-de-la-mujer-en-la-univer/  Visto el 07/02/12.

[5] Héctor Valle Marcelino. Investigación personal. 2015. 


Publicación: 20/02/13   Actualización: 01/04/16