Artículos

Imprimir

Géneros musicales interpretados por las Estudiantinas y Tunas del siglo XIX

Valoración del Usuario:  / 4
MaloBueno 

 

Félix O. Martín Sárraga. Investigación personal, 2013-2016.


Actualizado el 27/08/16 con datos y piezas del repertorio de la

Estudiantina Torre del Oro (135).

Preámbulo

Por lo publicado referente al repertorio de la Estudiantina Española que viajó al Carnaval de París de 1878 conocemos que su repertorio comprendía valses, boleros, zorcicos, polos, malagueñas, jotas y seguidillas. En este trabajo, tomando como fuente los contenidos de los artículos que hemos hallado en la prensa de la época, nos planteamos contrastar si estos géneros musicales formaban también el repertorio habitual en el resto de Estudiantinas del siglo XIX así como identificar los géneros minoritarios y alguna letra de piezas musicales entonces interpretadas por evidenciar su contenido los intereses temáticos de la época.

Para establecer su posible evolución mostramos los datos cronológicamente y, como podrá verse a lo largo de esta investigación, las piezas procedentes de ‘la música culta’ (fragmentos de sinfonías, óperas o zarzuelas),  acompañan a los típicos ‘aires nacionales’ (jotas, pasodobles, zorzicos, malagueñas, peteneras, guarachas, tangos…) a partir de la segunda mitad del siglo XIX, momento en que todo señala que se empezó a generalizar la publicación de partituras y, tras la Ley Moyano (1857), comienzan proliferar los Conservatorios de Música. De esta manera el repertorio de las Estudiantinas también parece que se enriqueció con pasacalles, canciones, serenatas, marchas e himnos y parecen surgir los ‘aires extranjeros’ (polka, schottisch, mazurka, danza puertorriqueña, habanera, zamacueca, milonga, galopa y gavota, entre otros). A todo ello hay que añadir a sus repertorios las lógicas canciones populares y música ligera del momento, así como las piezas populares propias de cada país donde fueron creándose Estudiantinas.

Igualmente veremos que a uno y otro lado del Atlántico las Estudiantinas comparten contenidos y aportan diferencias derivadas de la lógica influencia musical de su lugar de origen. De esta manera tenemos los siguientes datos hallados:

 

Anteriores a 1850:

La primera referencia que hemos hallado hasta el momento data de junio de 1844 cuando, con motivo de un banquete en honor a D. Ramón María Narváez (presidente del Consejo de Ministros), una “música estudiantina” ejecutó varios “aires nacionales, entre ellos la jota valenciana, sin contar valses, rigodones y otras composiciones lijeras [así se escribía esta palabra entonces] y propias de una orquesta estudiantina”[1] .

 

1851 - 1875:

En febrero de 1853 recorría las calles de Palma de Mallorca una numerosa estudiantina que, con acompañamiento de panderetas, castañuelas y de varios instrumentos, entonaba la jota y otros aires nacionales[2] .

En 1870 aparece una cita al Telégrafo autógrafo que dice "Ayer, primer día de Carnaval., recorrió las calles de París una estudiantina cantando en español la jota y los aires nacionales. Recibieron del público francés la mejor acogida, que encontró encantadora nuestra manera de celebrar el Carnaval" [64]; y en abril del mismo año la Estudiantina Española en París, en una fiesta que dio la princesa Matilde, tocó y cantó varias jotas y otros aires españoles[3] .

Para el carnaval de 1873 se publicaba en una crítica que cuestionaba la composición (estudiantes o no estudiantes) de las estudiantinas que se tocaba “la marcha del Faust”, “el Himno de Riego o algún vals añejo”[4] .

En el carnaval del año siguiente se decía que a “muchos estudiantes de Medicina, Veterinaria y otras carreras les entusiasma formar comparsas que, con violines, flautas, guitarras y panderetas, ejecuten por las calles valses y pasodobles. Pocas de estas comparsas visten el traje antiguo de estudiantes aunque se llaman Estudiantinas; a ninguna se le ocurre tocar, y mucho menos cantar, como en otro tiempo hicieron la popular e irreparable jota”[5] .

 

1876 - 1899:

Referente a las Estudiantinas Infantiles en 1876 se comentaba que "en los colegios donde hay banda de música o estudiantina siempre figura como elemento principal del programa para recrear los ánimos con las piezas más selectas de su repertorio. Pero no es lo más frecuente organizarlas con niños que, por regla general, han de dejar el colegio precisamente cuando podían comenzar a figurar en ellas con provecho. Por esta causa, los números de música son piezas de canto y piano, o a lo más de piano y violín o algún otro instrumento, cuando hay niños que los manejan con habilidad suficiente para poderse exhibir en público sin desagrado del auditorio" [65].

En 1878 se publicaba ‘La Tuna’, tanda de valses dedicados a la Estudiantina Española y la jota ‘Olé’[6] , de Eduardo Lucena, que fuera ejecutada en París por la Estudiantina Española[7].

Dionisio Granados creó la ‘Estudiantina Española Fígaro’ sobre 1878, cuyo repertorio constaba de música popular española y obras de compositores europeos (Mozart, Rossini, Schubert, Verdi y Granados)[8] y para el Carnaval de Murcia de este año la Estudiantina de San Bartolomé recorrió las calles y “atrajo gran concurrencia para escuchar las diferentes coplas cantadas por la misma”[9].

En 1878, en referencia a la ‘Estudiantina Española’, se publicaba que “tocarán varias piezas de música de carácter puramente español, algunas de ellas escritas para el caso”[10] , con lo cual queda evidencia de que desde el siglo XIX se componían piezas ‘ad hoc’ según las ocasiones. Algunas de las piezas que ejecutó la ‘Estudiantina Española’ nos vienen identificadas por el programa del concierto que ofreció el 10 de abril de 1878 en el Teatro Real[11], a saber:

Recuerdos de Paris habanera de Ruperto BelderrainJota ‘Memorias de un estudiante’.

Recuerdos de París..

Wals fantástico español.

El tesoro escondido, cantado por el Sr. Tamberlick.

Zortzico, cantado por el Sr. Tamberlick y coros de la estudiantina.

Serenata.

Jota de El molinero de Subiza.

Malagueñas, por la señorita Borghi-Mamo.

Jota coreada.

Adiós, zortzico.

Jota de El postillón de la Rioja.

Aria de bajo de la ópera Don Carlos, cantada por un estudiante.

Jota coreada ¡El Olé! , de Eduardo Lucena.

En enero de 1879, “para redimir del servicio militar a los individuos que formaron parte de la Estudiantina que estuvo en París” (la ‘Estudiantina Española’), se anunció un concierto en el Teatro Príncipe Alfonso en el que “se representará la zarzuela ‘El caballero particular’ y el segundo acto de ‘Marina’; cantará la romanza de bajo de ‘La sonámbula’ el Sr. Lorenzana, y ejecutará la orquesta de bandurrias que dirige el Sr. Más la malagueña titulada ‘La feria de Sevilla’, terminando el espectáculo con la jota de ‘El postillón de la Rioja’, en la que tomará parte el panderetólogo de la Estudiantina, Sr. Pinedo"[12] .

En febrero de 1879 se publicó, referida a la visita a León de la ‘Tuna Médico-Legista’, que “ejecutaron bellísimas piezas”, entre ellas un wals del Sr. Manjarrés y una habanera de Alberto Reoyo[13] .

En marzo de 1879 la estudiantina 'Tuna Madrileña' (muy posiblemente en alusión a la Tuna de la Universidad Central de Madrid), en el concierto benéfico dado en el Teatro de San Fernando, mereció “especial mención la sinfonía ‘Guillermo Tell’, ejecutada por tres estudiantes para piano, violín y flauta…., el ‘wals de panderetas’…., la jota ‘las nueve de la noche’ …., el ‘Ave María’ de Gounod … y el entusiasmo rayó en delirio en la ejecución de un precioso Potpurrí de aires nacionales de diferentes zarzuelas y canciones populares, composición de José Rodríguez, director de la estudiantina y autor del pasodoble titulado A Sevilla. En esta gira andaluza que comprendió las ciudades de Sevilla, Cádiz, San Fernando y Córdoba también interpretó a su paso por "la tacita de plata" el  pasadoble A las gaditanas [14] . Durante su visita a Córdoba, la estudiantina cordobesa «La Raspa» dio una  serenata a la ‘Tuna Madrileña’ en la que, “además de la ya célebre jota [El Ole] del Sr. Lucena, ejecutaron una danza compuesta para este caso por el mismo autor”[15]. La misma fuente señala que en el Teatro Principal de Córdoba, en una función fuera de abono a beneficio de las viudas y huérfanos de las víctimas del hundimiento ocurrido en una casa de la calle de la Espartería, la ‘Estudiantina Cordobesa’ interpretó la jota ¡Olé! Eduardo Lucena y la Habanera, dedicada a la Tuna Madrileña por él mismo. Sobre dicha función se publicó "… un precioso pasodoble dio a conocer que la Estudiantina entraba en el coliseo "[16].

En referencia a la visita a Italia en marzo de 1879 de la Estudiantina Escolar de la Universidad de Madrid (otra denominación para la Tuna Madrileñao Tuna de la Universidad Central de Madrid) se publicó que “seis fueron las piezas de música que ejecutaron los españoles, empezando y acabando con nuestra Marcha Real; cantaron también una canción, que fue extraordinariamente aplaudida”[17] .

El 11 de abril de 1879 se anunció un concierto de la estudiantina ‘Tuna Madrileña’ en el Teatro de la Comedia, donde tocaría la jota del Olé y El primer lamento, de Lucena;  Adiós a la Alhambra, de Monasterio; Fantasía sobre motivos de La Favorita, de Lucena; el wals de panderas, de Lucena; la jota de Las nueve de la noche, fantasía sobre motivos de Guillermo Tell; La pasquinade, de Godschaldt; el potpurri de aires nacionales, de Lucena: la melodía para guitarra y el pasodoble ¡A Sevilla!"[18] ; lamentablemente en noticias posteriores[19],[20] notificaban la cancelación de dicho concierto.

Nuevamente la Estudiantina Escolar de la Universidad de Madrid (Tuna Madrieña o Tuna de la Universidad Central de Madrid), en su periplo en Italia, nos ofrece contenidos relativos a nuestra investigación: “En su concierto fueron aplaudidísimos …. y se les hizo repetir la Jota, las Habaneras y casi cuanto cantaron y tocaron"[21] . En agosto de 1879 se publicó, referente a la visita a Londres de la Estudiantina Española (todo hace pensar que en referencia a la Fígaro), que “la estudiantina en cuestión la forman 20 individuos que ganan mucho dinero tocando en los teatros jotas, habaneras y sinfonías que tocan a la perfección" [23].

El 24 de mayo de 1881, en los actos conmemorativos del II Centenario de Calderón de la Barca en Asturias, la Estudiantina de Oviedo cantó la siguiente jota [121]:

“Calderón el gran poeta

en sus dramas ensalzó

la virtud en las mujeres

en los hombres el honor.

____

Yo no ambiciono riquezas,

sólo busco un corazón

que siempre me proporcione

el mayor encanto, el amor.

____

Tienes el alma candorosa,

tienes el rostro de querub;

al verte siento aumentarse

la devoción de la Cruz.

____

Las glorias más grandes

del genio español

la patria algún tiempo

ingrata olvidó.

Más hoy que conoce

su falta y error,

despierta y levanta

su armónica voz.

____

En tierras lejanas

la fama aclamó

por el rey del Teatro 

al gran Calderón.

A honrar al poeta

obliga el honor:

su patria fue España,

su genio español”.

El 9 de noviembre de 1881 la Estudiantina Española Fígaro interpretó la sinfonía 'Guillermo Tell' (seguramente un segmento de ella) en el Teatro Principal de Córdoba [84]. El día 25 del mismo mes, posiblemente en una segunda visita a esta ciudad, la Fígaro presentó en el mismo lugar el siguiente programa que la prensa llamó "inaugural" [86]:

Primera parte

Rumanía (marcha), de Granados.

Neva (walses), de Granados.

L’Ingenue (gavota), de Ardeti.

Segunda Parte

Marcha turca, de Mozart.

Martha (obertura), de Flotow.

Hamburgo (mazurca), de Granados.

Tercera parte

Giralda (obertura), de Adam.

Fantasía de aires nacionales, de G. (posiblemente por Granados).

Málaga (polka), de N. (posiblemente por Neva).

Al día siguiente y en el mismo escenario se anunció el siguiente programa de la  Estudiantina Española Fígaro [85]:

Primera parte

Málaga (polka), de Granados.

Turia (walses), de Granados.

Serenata morisca de la fantasía «La corte de Granada», de Chapí.

Segunda Parte

L’Ingenue (gavota), de Arditi.

Guillermo Tell (sinfonía), de Rossini.

Granadina(mazurca), C de Aro.

Tercera parte

¡Viva mi tierra! (pasa-calle), de Juarranz.

Martha (obertura), de Flotow.

Borinquen (danza puertorriqueña), de Toledo.

Al siguiente día, el 27 de noviembre, la Fígaro presentó este programa [87] en su concierto del cordobés Teatro Real:

Primera parte

Giralda (pasodoble), de Juarranz.

Madrid (sinfonía), de Granados.

Serenata morisca de la fantasía de «La corte de Granada», de Chapí.

Segunda parte

Marcha turca, de Mozart.

Martha (sinfonía), de Flotow.

Un beso (polka).

Tercera parte

Cruz Roja (schotis).

Fantasía de aires nacionales.

Granadina (mazurka).

Al año siguiente, el 17 de enero de 1882, actuó en el Teatro Principal de Alicante bajo la dirección de Gabriel Lapuente "tras triunfar clamorosamente por toda España, Europa y algunos países de América". El programa anunciado [79,82] fue:

Primera parte:

Rumanía (marcha), Granados.

Neva (valses), Granados.

L’Ingénne (gavota), Arditi.

Segunda parte:

Marcha turca, Mozart.

Martha (obertura), Flotow.

Hamburgo (mazurca), Granados.

Tercera parte:

Giralda (obertura), Adam.

Fantasía de aires nacionales, Granados.

Málaga (polka), N.

La prensa dijo que el éxito obtenido obligó a extender sus conciertos por toda una semana (del 17 al 24 de enero de 1882). Las crónicas periodísticas alicantinas destacaron la riqueza del repertorio, procedente de Beethoven, Mozart y Schubert, sinfonías de óperas y zarzuelas, danzas románticas compuestas por el propio Dionisio Granados y algunos temas populares españoles. Según las fuentes periodísticas la pieza más aclamada fue la ‘Obertura’ de la ópera ‘Martha’ de Friederich von Flotow, cuya ejecución tuvieron que repetir los músicos en alguna de sus actuaciones [24]. También las comparsas infantiles aportaron datos que recogemos, como los derivados de los primeros días del Carnaval de 1882 cuando se esperaba en Murcia a una comparsa infantil organizada en Arévalo (Avila). La prensa llamó a esta comparsa «La estudiantina infantil de Arévalo» e integrada por 27 niños, “todos menores de seis años, y vestidos de comuneros”, decía la prensa que “ejecutan con admirable precisión varias piezas musicales con guitarras, bandurrias y panderetas” [66].

Sobre la Estudiantina Fígaro en su concierto en Murcia que “sus mayores triunfos los han logrado los estudiantes de mentirijillas en obras de caracter popular como la Jota y las danzas habaneras, o en composiciones de ritmo alegre como la gavota de Arditi”[25] . Curiosamente parte de este texto se publicó casi literalmente en la crónica del concierto que diera en el Teatro Circo de Barcelona[26]. La ejecución musical de la estudiantina Española Fígaro tuvo mucho impacto, potenciando su fama tanto por la larga lista de conciertos dados a uno y otro lado del Atlántico. De ella ha trascendido que tocó jotaspasodobles (como el Rumanía, de Dionisio Granados), habaneras y sinfonías [80,81], así como marchas, valses, gavotas, aires nacionales y música clásica

Andreu Ricart [74] recordaba una cita de 1883 del diario El Imparcial de Madrid que decía haber escuchado un pequeño concierto de la Estudiantina Pignatelli compuesto por un pasodoble de Orós, una mazurca, un vals, una polca, una danza americana y un pasodoble de Granados, señalando que dentro de su repertorio incluía tanto la castiza música española como selectos trozos de música clásica, hábilmente arreglados por los maestros Granados y Orós.

En enero de 1883, en el Teatro Romea de Murcia, la Nueva Estudiantina Española “tuvo la galantería de ejecutar una jota no anunciada en el programa [27]. También en este mes, pero en México, la Estudiantina Española Fígaro tocó en el Teatro Arbeu “la marcha Rumana, la tanda de valses Neva, la obertura de Marta y la Serenata de Schubert”[28]

Ya en febrero de 1883 se publicaba que la Estudiantina Cartagenera “de un modo admirable y de una manera perfecta ejecutan los más difíciles trozos de ópera, y piezas de concierto”[29] . Unos meses después, en el acto celebrado en el Teatro Principal de Cartagena, interpretó la tanda de valses ‘El Turia’, compuesta por Dionisio Granados y ‘Norma’, de Bellini[30].

El 10 de abril la Estudiantina Cartagenera, bajo la dirección del Sr. Ávila, interpretó la tanda de valses 'El Turia', de Dionisio Granados, y 'Norma', de Bellini, en el acto celebrado en el Teatro Principal de Cartagena a beneficio de las procesiones de Miércoles Santo [126]. Luego se publicó [127] que la Estudiantina Española Fígaro (la fracción que no viajó a América) iniciaba el día 24 del mismo mes en el Teatro Romea de Barcelona una tanda de conciertos diarios que durarían toda esa semana. La fórmula sería la muy habitual de finales del siglo XIX: Actuaciones en los intermedios de representaciones de teatro. Se anunció que de tocaría el siguiente programa en los dos intermedios: 1.° «Rumania», marcha, de Granados; 2." «Turia», valses, de ídem; 3.° «Un beso», mazurka, de Fernandez; 4.° «Potpurri de aires nacionales», de Granados; 5." Sinfonía «Martha», de Flotow, y 6.° «Hamburgo», mazurka, de Granados." Dos días después apareció la prensa catalana publicó [128] una crítica respecto a la actuación de la Estudiantina Española Fígaro el día anterior en la función benéfica celebrada en el TEatro Catalán a favor de la Sociedad Julián Romea. El artículo dijo así:

"Según teníamos anunciado, ayer tuyo lugar en el teatro Catalán, á beneficio de la sociedad «Julián Romea», la función que, como de costumbre, celebra todos los miércoles, tocando en sus intermedios escogidas piezas la estudiantina española «Fígaro». 

 

Con respecto á la misma poco tendremos que decir, puesto que ya es conocida de este público. El sinnúmero de ovaciones que ha obtenido en los diferentes teatros que ha recorrido, son el más fiel testimonio de su indisputable mérito. Sin embargo, tenemos que confesar que la dispersión que en la misma se ha verificado, la ha perjudicado notablemente, puesto que la precisión que admirábamos cuando tuvimos el placer de oiría la otra vez que visitó nuestra capital, no se nota hoy á tanta altura, por haberse reducido el número de profesores á siete.

 

A pesar de esto, el público aplaudió las diferentes piezas que tocaron, en especial la preciosísima mazurka «Granadina», la «Serenata de Schubert» y la sinfonía de la ópera «Martha», ejecutadas admirablemente con la precisión y colorido que á la misma le distingue." 

El programa que la fracción de la Estudiantina Española Fígaro que no viajó a América presentó en el Teatro Romea de Barcelona el 25 de abril de 1883 [129] constó de: 1. «Bocaccio», paso doble, de Suppé; 2. «Granadina», mazurka, de Caro; 3. «Serenata de Schubert»; 4. «El paraíso», valses, de Quevedo; 5. «Martha», sinfonía, de Flotow, y 6. «Mascota», mazurka, de Audran". Al día siguiente, 26 de abril, el programa que ofreció en el Teatro Romea de Barcelona constó de: 1. «Cabañal», polka, de Granados; 2. «Serenata Morisca», de Chapí; 3. «Granadina», mazurka, de Caro; 4. «Marcha turca», de Mozart; 5. «Newa», valses, de Granados, y 6 «Cuniberti», polka, de Mora [130]. Para el día 27 se anunció que la misma Estudiantina interpretaría el siguiente programa en el mismo lugar [131]: 1. «Mascota», polka, de Audran; 2. «El Paraíso», valses, de Quevedo; 3. «Lola», habanera, de Pió; 4. «¡Ole!», jota, de Lucena; 5. «Serenata morisca», de Chapi, y 6. «Una perla», polka, de Mora. El día 28 su programa constó de: 1. «Giralda», paso doble, de Juarranz; 2. «Amalia», habanera, de García 3. «Hamburgo», mazurka, de Granados, y 4. «Potpurri de aires nacionales», del mismo [132], anunciando que el del día 29 sería su último concierto. Sabemos que éste constaría de seis piezas [133] en una crítica que decía «no se [ilegible] que nota obtendrán los estudiantes que la componen pero como músicos merecen la de sobresaliente», una muestra más de la confusión generada al adoptar la moda adoptada por buena parte de las Estudiantinas académicas tras el impacto mediático de la Estudiantiona Española en su viaje al carnaval de París de 1878.  

 Los días 15 y 16 de mayo de este año la Estudiantina Española Fígaro se hallaba dando sus últimos conciertos de Mallorca, el primer día en el Teatro - Circo Balear [90] y el segundo en el Teatro Principal [91], ofreciendo en éste el siguiente programa [92]:

Primera Parte:

Giralda, de Juarranz.

El paraíso (vals), de Quevedo.

La Granadina (mazurca), de Caro.

Segunda parte:

Martha (obertura),de  Flotow.

Serenata, de Schubert.

La Palmesana (polka), de Fernández (dedicada a la ciudad de Palma de Mallorca)

Tercera parte:

El beso (mazurca), de Mora.

Popurri de aires nacionales, de Granados.

Polka humorística, de Granados

En diciembre de 1883 la Estudiantina de la Facultad de Derecho (posiblemente de Madrid) tocó aires nacionales ante sus Majestades y AA y el Príncipe imperial[31] .

Para el Carnaval de 1884 la Estudiantina 'La Palma' de La Bisbal del Ampurdán (Gerona) daría a conocer entre otras composiciones la titulada 'Cansó dels tapers' letra de D. Francisco de Marull y música de D. José Casanovas[32] . De esta Estudiantina también se publicó que cantó “una 'jota' y las composiciones catalanas 'Los Tapers' y 'La doncella de la costa'"[33]. También en este año una Estudiantina Infantil, compuesta de 20 niños desde la edad de 5 hasta 14, dirigida por Manuel López, de 13 años, ejecutaba dos composiciones musicales durante el intermedio del programa ofrecido en el Teatro de la Comedia, siendo una de ellas los preciosos walses de 'El Canario'[34].

De 1884 también es la referencia al concierto dado en el Gran Teatro por la Estudiantina de el Centro Filarmónico de Córdoba que entonces dirigía el maestro Eduardo Lucena. Se publicó que mereció “los honores de la repetición el capricho 'Moraima', de Espinosa, en la primera parte y en la segunda la preciosa jota del señor Lucena 'El Carnaval del 84' y el wals escrito expresamente para los panderetas por el mismo citado maestro (el ‘wals de panderetas’), que fue hábil y diestramente interpretado por los cuatro jóvenes que en él tomaron parte, y los demás instrumentistas, recibiendo a su final una completa ovación"[35] . En un fragmento de una 'Carta al Centro Filarmónico de Córdoba'[36]. valorando su concierto se exponen las piezas que integraron su programa:

Primera parte del programa:

Paragraph (sinfonía), de Suppé.

Ángelus [de Massenet].

Las alegres comadres de Windsor.

Obertura para septimino, de Nicolai.

Moraima (capricho), de Espinosa de los Monteros

Segunda parte:

Pasacalle nuevo número 5.

1884 (jota).

Wals de los panderetas.

Jota ¡Olé!.

Andreu Ricart [83,88] halló que en la presentación de la Estudiantina Española Fígaro realizada el 25 de octubre de 1884 en el teatro de Iquique interpretaron la marcha Rumanía, el vals A tí, la sinfonía Raymond, marchas de Granados, un vals de Waldteufer, una sinfonía de A. Thomas, la Marcha turca de Mozart, la sinfonía Guillermo Tell de Rossini y la Serenata de Schubert. Refiere el citado investigador chileno: "Cuando apareció la Fígaro con sus 13 músicos vestidos a la usanza de los antiguos estudiantes españoles se produjo un profundo silencio. Las bandurrias, las guitarras, el violín y el violoncelo irrumpieron sus acordes provocando un efecto que los asistentes difícilmente pudieron describir. Las guitarras hacían el acompañamiento a las bandurrias que llevaban la melodía, el violoncelo hacía de bajo armónico mientras el violín servía de unión a todos los concertantes. Finalizada Rumanía la sala prorrumpió en un aplauso cargado de entusiasmo" y señala que la prensa describió su ejecución de la siguyiente manera: "dado el tema melódico ya por el violín, otras veces por el violoncelo o generalmente por una de las bandurrias la sinfonía se desarrolló corriendo fugitiva por las 7 bandurrias que, hora tocaban al unísono o ya se alternaban la frase melódica con las apoggiaturas de una de las guitarras, los arreglos del violoncelo o la cadencia sostenida del violín magistralmente tocado". Realmente el espectáculo musical ofrecido fue muy impactante.

El mismo investigador chileno publicó [88] que el 30 de octubre de 1884, en el tercer concierto de la Fígaro en Iquique interpretaron: la marcha Viva mi tierra, el vals Siempre o nunca, la sinfonía Poeta aldeano, el Ave María de Gounod, la sinfonía Gazza ladra de Rossini y la mazurca Hamburgo, del maestro Granados. Más tarde, el 15 de noviembre, ejecuta el vals Mi sueño, Martha, posiblemente la mazurca Un beso y Trovador en su primer concierto de Copiapó. En el concierto del día siguiente, siguiendo las investigaciones del mismo autor, interpretaron fuera de programa una jota aragonesa y una cueca. Ya en Santiago de Chile, refiere Andreu Ricart [88] que la Fígaro, en su único concierto dado en la Quinta Normal de Agricultura, que destacaron el vals de Waldteufel, las sinfonías Martha y Guillermo Tell, así como el Miserere de Verdi, que "fue aplaudido con entusiasmo casi desconocido en la capital". Como bises interpretaron entonces, "magistralmente", una "jota aragonesa y una zamacueca". Hemos hallado que, a su paso por Valparaíso en febrero de 1885, la ejecución de su zamacueca "produjo una verdadera gritería de entusiasmo entre la concurrencia" [96,99].

En octubre de 1884 se publicaba el siguiente programa del Concierto que la ‘Estudiantina Fígaro Portuense’ daría en el Teatro del Puerto de Santa María junto al célebre cantaor malagueño Juan Brebas (nombre artístico de Antonio Ortega Escalona, pero escrito Breva, considerado como el más importante de los cantaores flamencos de Málaga) [43 ,93]:

Primera parte:

1º. La Giralda, de Juarranz.

2º. Preludio, de Marqués.

3º. Rumanía, de Granados.

4º. Sinfonía Juana de Arco, de Verdi.

Segunda parte:

Malagueñas por el célebre Juan Brebas.

Tercera parte:

1º. Fígaro, de Caro.

2º. Marcha turca, de Mozart.

3º. El Turia, de Granados.

4º. Jota, de Oudrid.

Cuarta parte:

Conclusión por el mencionado Juan Brebas.”

En marzo de 1885, pero ahora en Buenos Aires, la Fígaro destinó el día 11 una función a favor de las víctimas de los terremotos de Andalucía. Tras la función organizada por la Comisión de Auxilios y que recaudó 2.000 duros, la Comisión obsequió a la Estudiantina con un lunch en el Club Español, tras el cual se escucharon aires de Andalucía. La prensa escribió que "uno de los artistas que forman parte de la estudiantina cantó con mucho estilo malagueñas y peteneras", reflejando el articulista que también se oyó ese "canto sentido del país que se conoce" con el nombre de milonga [97].

En 1885, con motivo de la función dada en el Teatro Romea de Murcia a beneficio de las víctimas de la Riada de la Ascensión, la Estudiantina de Salamanca (una comparsa de niños de la Banda del Asilo de la Casa de la Misericordia de Murcia que así se denominó) abrió el espectáculo y tocó una miscelánea de los trozos que más caracterizan á las más populares zarzuelas. Terminó la función la Estudiantina 'La Juventud' con una jota que compuso el Sr. Calvo[37] .

Durante esta década era frecuente hallar en los artículos de la prensa que las estudiantinas cantaban coplas pero, cabiendo la duda de que se enmarcara con este término no una generalización de posibles géneros musicales. El siguiente artículo referente a la Estudiantina de la Real Escuela de Canto y Declamación de Murcia aporta la letra de una ‘copla’ escrita por sus integrantes[38] :

«Si al que toca un organillo,

ó lleva un mono, le dás:

si nosotros, tus hermanos,

debes darnos mucho más.»

De esta Estudiantina se publicó el mismo año la siguiente información relativa a un banquete ofrecido en su honor[39] : “Sentado frente al piano el profesor Sr. Villegas, el alumno del Conservatorio de Murcia D. Juan José Reguera cantó el aria de bajo de Lucrecia ‘vieni la mia vendetta’; D. José Agustini el aria de bajo de Hernani ‘Infelice’; D. Enrique Oña y D. Andrés Díaz Saldaña el dúo de bajo y barítono de ‘Marino Falliero’; D. José María Ruíz Cánovas el aria de tenor de La Favorita ‘Spiritu gentily’; el Sr. Díaz Saldaña el aria de bajo de 'Hernani', siendo todos aplaudidos con entusiasmo”, todos ellos eran integrantes de la estudiantina. Su concierto dado en el Teatro Calderón de Almería a beneficio de las víctimas de la Riada de la Ascensión tuvo el siguiente programa:

Marcha de las antorchas número 2 para piano a cuatro manos.

Aria de bajo de ‘Lucrecia’.

Rondó para piano, de Weber.

Aria de barítono de ‘Lucrecia’.

Aria de tiple de ‘la Africana’.

Dúo de armónium y piano de ‘Fausto’.

Lacrime de un padre (melodía).

Ricordaty para piano, de Gostchalk.

Romanza de tenor de ‘Favorita’.

Addie para piano, por Dusek.

Dúo de barítono y bajo de 'Marinero Falliero'.

Aria de bajo de 'Hernani', Infelice, terminando con el coro de la estudiantina de la Real Escuela de Canto y Declamación de Murcia[40] .

En referencia a una audición a esta Estudiantina por la infanta doña Isabel se publicó que “D. José María Ruiz Cánovas y D. Antonio Noguera cantaron magistralmente en primero el aria del cuarto acto de ‘Favorita’ «Spirito gentil» y el segundo al aria de ‘Lucrezzia’ «Vieni, la mia vendetta» obteniendo el honor de los aplausos de las reales personas y de los personajes de la corte”, así como que S. M. la reina doña Isabel manifestó deseos de oír algunas otras composiciones e inmediatamente y con gran complacencia cantó el tenor Sr. Ruiz Cánovas el aria de ‘Faust’ «Salve dimora» y el Sr. Noguera un aria de ‘D. Carlos’, mereciendo los aplausos y el elogio del egregio auditorio”[41] ,[42].

En enero de 1885 el Casino Jerezano y la Sociedad Fígaro Jerezano aunaron esfuerzos para "reunir un donativo considerable para los desgraciados de las provincias de Málaga y Granada" afectados por los recientes terremotos, anunciándose el siguiente programa [94] que habría de ejecutar la Estudiantina Fígaro Jerezano que, en la carta del reverso, se anunció como Orquesta de bandurrias y guitarras":

Primera parte:

La Giralda (pasacalles), de Juarranz.

Marcha turca, de Mozart.

Hamburgo (mazurka), de Granados.

Segunda parte:

Viva mi tierra, de Juarranz.

El anillo de hierro (preludio), de Marqués.

Capricho (polka), de Mesdeu.

Tercera parte:

Serenata morisca, de Chapí.

Moraima (capricho árabe), de Espinosa de los Monteros.

El molinero de Subiza (jota), de Oudrid.

Estudiantina Figaro Jerezano - programa de concierto de 1885 Hector Valle Marcelino

Programa y carta de su anverso (colección privada de Héctor Valle Marcelino) (122)

Estudiantina Figaro Jerezano - programa de concierto de 1885 reverso Hector Valle Marcelino

Carta del anverso del programa (colección privada de Héctor Valle Marcelino) (122)

Al mes siguiente, durante la primera semana de febrero de 1885, la Estudiantina Fígaro Jerezano ofreció un concierto en el Casino Nacional a beneficio de las víctimas de los terremotos de Andalucía [95] interpretando, entre otras piezas, la sinfonía Marta, el preludio del Anillo de hierro y Moraima, que tuvo los honores de la repetición. 

Ya en el otoño de 1885 y en el Teatro Príncipe Alfonso de Madrid se anunció [98] una función en la que, entre otros artistas, habrían de participar "los concertistas de la Estudiantina del Fígaro", que interpretarían La primera lágrima (melodía), de Marqués y la 'Serenata de la Fantasía morisca, de Chapí. Un artículo posterior [100] identificó a estos artistas señalando que fueron los Sres. Quevedo y Plá aportando que con guitarra y bandurria interpretaron las piezas anteriormente señaladas así como un pot-pourri de aires nacionales.

Un estudio realizado por Andreu Ricart para el periodo 1884-1886 recoge la siguiente relación de temas y géneros musicales interpretados en Chile por la Estudiantina Española Fígaro [83]:

Ramon Andreu Ricart - Repertorio de la Figaro en Chile 1884-1886

Relata Andreu Ricart [88] que de sus primeros conciertos dados en el Teatro Municipal de Santiago de Chile (días 1, 3 y 4 de abril de 1886) gustó "lo acabado y magnífico de la ejecución de los artistas fue retribuido con calurosos aplausos, especialmente la marcha-pasodoble La Giralda, del maestro López Juarranz, ejecutada en el tercer concierto, que fue calificada como "música del mayor mérito, original i bellísima, sin embargo al alcance del oído menos educado", y que "también estruendosos aplausos recibieron la mazurca Un beso, del maestro Ruperto Chapí, y el vals A ti, de Walteufel"; también ejecutaron la obertura de Guillermo Tell. Siguiendo la misma publicación del autor chileno conocemos que la Fígaro ofreció dos nuevos conciertos en Santiago los días 6 y 8 de abril, en los que "además de temas como la sinfonía Guillermo Tell, de Rossini, el Miserere del trovador, etc.. incluyeron otros como el vals Sirenas, de Waldteufel, la sinfonía Juana de Arco, de Verdi, y La Chilena, "danza dedicada a Santiago expresamente compuesta por un miembro de la Fígaro".

Este autor chileno aporta un dato tan interesante como poco frecuente al referir que en su concierto del 24 de abril del mismo año en el Teatro Municipal de Santiago de Chile, "estrenaron una barcarola compuesta especialmente para la ocasión por la Srta. Rosa García" [88]. Sobre sus conciertos benéficos sólo hemos hallado:

a) Función para el Cuerpo de Bomberos de Santiago: Hemos hallado una cita al diario El Ferrocarril [89] relativa al programa de dicha función, que habría de ser de la siguiente manera:

"Al levantare el telón se tocará el Himno Nacional.

Primera parte:

Fanny Estero (polka), de Liebes.

Turia (vals), de Granados.

Miserere del trovador, de Verdi.

Segunda parte:

L'Ingenves (gavota), de Arditi.

Poetas y aldeanos (sinfonía), de Suppé.

Granadinas (mazurka), de Cases.

Tercera parte:

Le pardon (gran vals de salón sobre motivo de 'Dinorah Meyerbeer').

Marcha (obertura), de Flottow.

La Giralda (marcha), de Juarranz".

En correo posterior a la primera publicación de este artículo Andreu Ricart [134], el más relevante investigador chileno sobre la Fígaro y Estudiantinas en su país, nos aportó evidencia documental procedente de la prensa chilena de la época de la que destaca:

  • El concierto finalmente tuvo lugar el 27 de abril de 1886, según evidencia un breve de El Ferrocarril facilitado por Andreu Ricart, vendiendose las entradas en el Cuartel General de Bomberos de Santiago de Chile.
  • El Comandante del Cuerpo de Bomberos publicó una orden invitando a la compañía a asistir al concierto vistiendo de uniforme.

Estudiantina Espanola Figaro orden del Comandante - Andreu Ricart en El Ferrocarril

  • Fué el último concierto de la Fígaro en la capital chilena.
  • Programa definitivo anunciado por El Ferrocarril:

"Al levantare el telón se tocará el Himno Nacional. 

Primera parte:

Fanny Estero (polka), de Lubes.

Turia, valses, Granados.

Miserere del trovador, de Verdi.

Segunda parte:

L'Ingenue (gavota), de Arditi.

Poetas y aldeanos (sinfonía), de Suppé.

Granadina, mazurka, Caro.

Tercera parte:

Le pardon de Ploërmel, gran vals de salón sobre motivo de 'Dinorah Meyerbeer'.

Marta, obertura, Flotow

Giralda, (marcha), de Juarranz.

Así lo certifica el siguiente recorte de prensa:

Estudiantina Espanola Figaro programa del concierto para los bomberos de Santiago el 27-04-1886 - Andreu Ricart en El Ferrocarril

Andreu confirma que señala que con esta función se despidió la Fígaro de la capital chilena y comenta que "tanto el Himno Nacional como las demás piezas fueron de ejecución irreprochables y con gran maestría, recibiendo la aprobación del público y los agradecimientos del Cuerpo de Bomberos, quienes obsequiaron a la Fígaro con hermosas medallas de oro en las que se podía leer: A la estudiantina española Fígaro escrito circularmente en torno a una lira, y en la otra cara Cuerpo de Bomberos, 27 de abril de 1886"[88].

b) Función a beneficio de la Sociedad Española de Beneficencia en el Teatro Municipal de Santiago, de la que Andreu Ricart [88] señala:

 "…. al levantarse el telón la estudiantina interpretó por primera vez la Canción Nacional Chilena. Sus notas iniciales pusieron en pié a la numerosa concurrencia, que escuchó atentamente, expresando al finalizar su satisfacción con numerosos aplausos. Luego continuaron con, entre otros, el vals A ti, que tanta aceptación había tenido desde que fuera interpretado en la Quinta Normal; su caballito de batalla, la obertura de Guillermo Tell, el Miserere del trovador, una de las piezas que ejecutan con más maestría, y la muy aplaudida mazurca Un beso. Al final de cada acto, como ya se había hecho regla, interpretaron animadas zamacuecas y danzas españolas. El sábado 17 realizaron otra función con igual propósito."

Sobre los géneros musicales ejecutados en la gira conjunta de la Estudiantina Española Fígaro junto a la compañía de zarzuelas de Francesch y Serrano por el sur de Chile, Andreu Ricart [88] nos ofrece los programa de sus dos primeros conciertos dados en el teatro de Concepción, a saber:

29 de abril de 1886:

1º Frasquita, zarzuela en un acto…

2º Concierto por la estudiantina:

Rumania (marcha)

Neva (vals)

Un beso (mazurca)

3º Picio, Adán y Compañía, zarzuela...

4º La estudiantina:

L'Ingenue (gavota)

Guillermo Tell (sinfonía)

Fanny Elssler (polca)

1 de mayo de 1886:

1º La trompa de Eustaquio, zarzuela en un acto. …;

2ª La estudiantina:

Stefanía (polca), de Farbach

A ti (vals), de Waldteufel

Hamburgo (mazurca), de Granados

3º Los estanqueros aéreos, zarzuela en un acto.

4º La estudiantina:

Marcha turca, de Mozart,

Martha (obertura), de Flotow,

Puerto Real (marcha), de Juarranz".

En 1886 se organizó la primera estudiantina en San Juan Bautista (Tabasco, México), siendo las letras de su repertorio compuestas por el poeta tabasqueño Justo Cecilio Santa Ana y la música compuesta por Guillermo Eskildsen afirmándose que "a partir de entonces, era común ver estudiantinas en los carnavales de San Juan Bautista y Villahermosa" [67]. En julio del mismo año Salvador Berriola, violoncelista napolitano que residía en Lima desde 1877, preparó en la capital peruana una Estudiantina Femenina “con instrumentos traídos expresamente de España e Italia”. Se presentaron en agosto en un concierto en el que sólo hallamos el dato de la interpretación del pasodoble "El Amazonas" y la polka "La caza", ambas de Berriola. En siguientes presentaciones dio a conocer ‘Una noche en el Barranco’, una Mazurka y algunas Fantasías de óperas [44].

En abril de 1886 la Estudiantina Española Fígaro debutó en el Teatro Municipal de Santiago con el siguiente programa [83], tras la ejecución del Himno Nacional de Chile:

Primera parte:

Romanía (pasodoble), de Granados.

Nevene (vals).

Martino (sinfonía)

Segunda parte:

La ingenua (gavota), de Arditi.

Guillermo Tell (sinfonía), de Rossini.

Una marcha, de Granados.

Tercera parte:

Marcha turca, de Mozart.

Dolorosa (vals), de Waltelfeuld.

Fantasía de aires españoles, de Granados."

En agosto del mismo año, ofreció la que se anunció como "última función" en el Teatro Nacional de Chile con el siguiente programa [83]:

Primera parte:

Málaga (polka), de Granados.

No me olvides (vals), de Waldteufel.

Juana de Arco (sinfonía), de Verdi.

Segunda parte:

Marcha turca, de Mozart.

Guillermo Tell (sinfonía), de Rossini.

Hamburgo (mazurka), de Granados.

Tercera parte:

Serenata, de Schubert.

Fantasía de aires nacionales, de Granados.

Puerto Real (pasodoble), de Juarranz.

Mientras tanto en México, la Estudiantina Sociedad Filarmónica Española Talia y su cuadro de zarzuela dió varias audiciones en el Teatro Arbeu a partir del 15 de Octubre de 1886 tocando el pasodoble ‘De pan y toros’, el vals A ti (de Waldteufel), el Miserere del ‘Trovador’, la mazurca de Waldteufel, 'La Bella' y un potpourrí de aires españoles. En las siguientes audiciones pudo lucir su buen repertorio de 50 piezas, distinguiéndose en Puerto Real (pasodoble de Juarranz); Siempre ó nunca (vals de Waldteufel); la Obertura de ‘Marta’, 'Un beso' (mazurka de Salas); Serenata morisca (de Chapí); 'Mirtos de oro' (vals de Farbach); Obertura de ‘Juana de Arco’L'ingenue (gavota de Arditti); Marcha fúnebre de una Marioneta (de Gounod), y en los siempre pedidos y siempre aclamados aires españoles [45].

De la Estudiantina Española Fígaro publicó Eleazar Torres [125] citando a "El Diario de Avisos" que en los 9 conciertos ofrecidos en el Teatro Caracas de la capital venezolana en 1887 las piezas ejecutadas, fueron:

"Las oberturas de Guillermo Tell, Poeta y Aldeano, Giralda, Juana de Arco, Martha, Raimon, Zampa y Gaza Ladra; una gran fantasía de aires españoles; el miserere de la ópera El Trovador; el Preludio introducción del Ernani; el capricho instrumental de Espinosa, titulado Moraima; una fantasía sobre los principales motivos de El Trovador; los valses Siempre o Nunca; Il Pardon de Ploermel, Las Sirenas, Esperanza, Dolores, No me Olvides, Las Serenades, Neva, Atoi y Mirton de Oro; La Serenata de Schubert y la Morista; La Marcha de El Profeta y Rumania; los pasos dobles Puerto Real, Viva mi tierra y Giralda; las polkas Gorro Frigio, Fanni, Esler, Malaga, Cabaro y Stefanía; las mazurcas Hamburgo, la Dama Elegante y Granadina; la Chilena, Habanera, la Babota (sic) de Arditi l´ingenne; la Jota de El postillón de la Rioja; el Merengue portorriqueño; nuestro Himno Nacional (Gloria al Bravo Pueblo) y una polka burlesca que anoche se estrenó con muchos aplausos."

Dicho investigador venezolano señala las siguientes estas piezas interpretadas en su país por la Fígaro según datos aportados por la prensa:  

"A Toi, vals, Wandteufel.

Aroldo, sinfonía, G. Verdi.

Ave María, Ch. Gounod.

Dolores, vals, Wandteufel.

Fanny Ester, polka, Llubes.

Giralda, obertura, Adam.

Giralda, pasodoble, Juarranz.

Gran Fantasía de El Trovador, G. Verdi.

Gran fantasía sobre motivos de aires españoles.

Gran Sinfonía de la Ópera Guillermo Tell, G. Rossini.

Hamburgo, mazurca, D. Granados.

L´Ingenue, gabota, Arditi.

Le Perdon de Proennell, Gran vals de salón sobre motivos de Dinorah, Meyerber.

Málaga, polka, D. Granados.

Marcha Turca, W. A. Mozart.

Martha, Gran sinfonía, F. Flotow.

Miserere de la Ópera “Il Trovatore”, G. Verdi.

Moraima, capricho, Espinoza.

Neva, vals, D. Granados.

No me olvides, vals, Waldteufel.

Preludio e introducción de la Ópera Hernani, G. Verdi.

Puerto Real, marcha, Juarranz.

Rumania, marcha, D. Granados.

Serenata, F. Schubert.

Sinfonía Poeta y Labrador, F. Von Suppe.

Stefanía, polka de concierto, Farhbach.

Turia, Walses, D. Granados.

Un beso, Mazurca, Chapi.

Zampa, sinfonía, Herold.

En 1887 hace su primera presentación la 'Estudiantina Fígaro de Venezuela’, conformada por emigrantes canarios. El programa del concierto dado en el Centro Ibero-Americano de Caracas presentaron fragmentos de la Gran Sinfonía 'Guillermo Tell' y de la sinfonía 'Juana de Arco',  'Mazantini' (pasodoble), 'Sobre las olas' (vals), 'Genio y figura' (mazurca), 'Reír y llorar' (vals),  'Hamburgo' (mazurca) y 'La madre del cordero' (jota)[46] . Al año siguiente, también en Venezuela, se creó la ‘Estudiantina Zuliana’ bajo la dirección de José Trinidad Ortega. De ella sólo sabemos que “su repertorio musical era similar al de la Estudiantina Española Fígaro”[47]. 

En febrero de 1888 la Estudiantina Fígaro Jerezano ofreció un concierto en el Casino Jerezano con el siguiente programa [101]:
 
Primera parte
Los trasnochadores (pasa-calle), de Nieto.
El anillo de hierro (preludio), de Marqués.
 Memorias de un estudiante (jota), de Lucena.
 
Segunda parte
Rafaelillo (pasa-calle), de Martínez.
Moraima (capricho característico), de Espinosa de los Monteros.
Melodía en re menor, de Schubert.

También sabemos que en 1888 la 'Estudiantina Fígaro de Venezuela’ actuó por Carnaval en el Teatro Municipal de Valencia (Venezuela) con este programa:

 1ª parte:

Saludo a Valencia (jota).

Serenata española (metra).

Hojas marchitas (vals), de Marrero.

2ª parte:

Música prohibita, de Gastandón.

Genio y figura, mazurca de Zorzano.

3ª parte:

Sobre las olas (vals), de Rosas.

La borinqueña (danza).

El 16 de mayo de 1888, el 16 de mayo la Estudiantina Fígaro ofreció un concierto en el Salón Rueda de León [77] del que trascendieron las piezas que tuvieron bises:

Serenata, de Schubert.

Giralda, de Juarranz.

Un beso, de Mora.

El mismo artículo anunció el programa que ofrecería su tercer concierto en dicha localidad el día 17 de mayo, consistente en:

Primera parte:

Málaga (polka), de Mora.

Segunda parte:

Wal del Pardón, de Plooermell.

Tercera parte:

Preludio de 'El anillo de hierro', de Marqués.

Un beso (mazurca de salón), de Mora.

Potpourri de aires nacionales.

El 14 de septiembre de 1888, ahora en México, la ‘Estudiantina Poblana’ ofreció en el Teatro Nacional de México el espectáculo 'Recuerdo de La Fígaro', del que hemos conocido que tocaron “una hermosa serenata llamada Al salir la luna"[48] . Al año siguiente, en el mes de mayo la Estudiantina Escolar Matritense interpretó El anillo de hierro y Moraima en una velada organizada en el Centro Instructivo del Obrero. De estas dos piezas la prensa señaló que "fueron aplaudidísimas", a la vez que destacó la participación de la señorita Asensio, el maestro Bonás y violinista señor Palacios de quienes dijo que "estuvieron muy acertados" [103].

Algo después, el 9 de agosto de 1889, una estudiantina española (al parecer la Estudiantina Madrileña que estuvo integrada por 64 estudiantes de las Facultades de Derecho y Medicina), en su visita a Braga (Portugal) se dirigió desde la estación de trenes al palacio del Gobernador Civil tocando la marcha de la zarzuela Cádiz [102].

En 1890 surgen en Venezuela la Estudiantina de los Calcaño (también conocida como La Clásica "porque su repertorio  consistía de obras pertenecientes al género académico"; disponía de cornetín, guitarra, flauta, contrabajo, bandola, fagot y guitarra), la Estudiantina Cobija y Colcha (dirigida por el caraqueño Eduardo Franklin, disponía de violoncello, guitarras, mandolinas, cuatro, violín y piano), la Estudiantina Cañón de la Glorieta (contaba con guitarra, cuatro, contrabajo y violín) y la Estudiantina del profesor Miguel Ángel Granados (tenía flauta, violín, piano y clarinete) [68]. 

En España, el 8 de febrero del mismo año la Estudiantina de «El Liceo Lorquino» recorrió la principales calles de Murcia ejecutando un precioso pasacalles[49] . En el Carnaval de este año sonaron en Madrid la jota, la muñeira, cánticos de la montaña, seguidillas de las llanuras a cargo de las Tunas Escolares[50], y en  abril la Estudiantina de la Escuela Médico-Quirúrgica de Lisboa que, dirigida por Illydio Amado [69], visitó Madrid, dando un concierto en el que la mayoría del repertorio consistió de obras portuguesas y mereció el honor de su repetición la Marcha Turca de Mozart. A efectos musicales, los escolares portugueses se dividieron en 3 sectores: 'A Tuna', 'A Bohemia' y 'O Grupo', que tocaban separadas unas veces y unidas en otras, con guitarras, bandurrias, mandolinas, violines y flautas[51]. Mientras tanto en Córdoba, durante la semana anterior al Carnaval y con motivo de su próxima excursión hacia Andujar y Montoro, se anunció que la Estudiantina Tuna Cordobesa, de la que formaban parte "conocidos aficionados de esta capital [Córdoba], cantantes e instrumentistas" se hallaba ensayando obras de Eduardo Lucena entre las cuales había una jota, una habanera, un pasacalles y un vals [104]. Ya en el último trimestre de 1890 aparecen datos que señalan que la Estudiantina Española Fïgaro tocaba la Marcha real, el Himno de Riego y el Ave María de Gounod [78], aunque al año siguiente recibió silbidos estruendosos al iniciar los acordes de la Marcha real, por lo que tubo que dejar de tocarla y comenzar enseguida a ejecutar el Himno de Riego, que recibió aplausos [105,107,108,109], señal de la situación política que vivía el país.

Estudiantina portuguesa en concierto. 1890

La Estudiantina de la Escuela Médico-Quirúrgica de Lisboa [106]

En 1891 se publicó la siguiente letra de una jota interpretada por la Estudiantina de La Merced (de Murcia)[52] :

"Toda persona formal

debe transijir en poco

con este revuelto y loco

período de Carnaval

que para toda la gente,

que se divierte y no insulte,

últimamente resulta

la cosa más inocente.

 

Ese charlar y reir,

ese brincar y saltar,

ese inocente gozar

en el ir y en e, venir,

no es cosa pecaminosa

ni lleva á ningun esceso,

antes al contrario, eso...

eso vale cualquier cosa.

Esos que divisa usted

en banda de estudiantina,

esos son la gente fina

del barrio de la Merced.

 

Vienen tocando y cantando

a un mismo tiempo y pidiendo...

ellos se van divirtiendo

y á la vez van afanando

para aquella extraordinaria

fiesta popular que hacen

en el barrio donde nacen

las hermosas mercedarias.

 

No caen en bolsillo roto

el dinero que les dan,

no se le pierde á Abellan,

ni una peseta, ni un voto.

 

A la jota, jota

de la estudiantina

no han visto mis ojos

cara más divina.

 

A la jota, jota

de los Mercedarios

que es de los de Murcia

un hermoso barrio...."

El 17 de agosto de 1891 [135] comenzaría una intensa agenda de conciertos la Estudiantina Torre del Oro (cuyo sello rezaba Torre del Oro, Estudiantina de Conciertos de Sevilla) en el Teatro Eslava, cuyo programa incluía las siguientes piezas:

Giralda, pasacalle.

Hamburgo, mazurka.

Arca de Noé, schiti.

Walses bailados por el panderetólogo D. Ricardo del Estad y Díaz.

La aldeana, habanera.

Pasacalle final.

Es muy importante conocer, porque el nombre de esta Estudiantina sevillana no lo sugiere, que la Estudiantina Torre del Oro estuvo "compuesta de estudiantes de Medicina y Derecho", dato publicado el 20 de septiembre de 1892 por el diario El Porvenir [136] que se amplió diez días después al publicar otro medio que constaba de "flauta, violines, guitarras, bandurrias, panderetas, triángulo y castañuelas", así como que la identidad y estudios cursados por sus integrantes [137] era:

Juan Antonio Puerto, Derecho.

Alfonso Salado, Medicina.

Fernando Arias, Medicina.

V. G. Zarzuela, Derecho.

Joaquín Orlando, Medicina.

Manuel Delgado, Filosofía.

Benito Álvarez Iznaga, FIlosofía.

Manuel Díaz, Comercio.

Francisco Oñate Jiménez, Medicina.

Antonio Salado Iznaga, Filosofía.

Eusebio García, Derecho.

Rafael Carreño, Filosofía.

Timoteo Vázquez, Medicina.

César Gálvez y Piñal, Filosofía.

Francisco Mata y Salado, Filosofía.

Manuel Puerto, Filosofía.

Luís Sopeña, Filosofía.

Emilio Giesto López, Medicina. (Emilio Gierts según otra fuente [138].

Modesto Millás, Derecho (Modesto Millán según otra fuente [138].

El listado ofrecido en octubre del mismo año añadía los siguientes nombres [138]:

Manuel Carmona.

Juan G. de la Sota.

Francisco de la Torre.

Enrique Sopeña.

Joaquín Obando.

Luís Oñate.

Antonio Carmona.

Por esta misma fuente se sabe que, por cesión del director Sr. Sopeña se encargaba en la dirección el Sr. Juan Antonio Puerto, así como que estaba «costeando un magnífico estandarte de terciopelo negro bordado en plata con la inscripción de "¡Viva el Rey y la Reina Regente!"».

En el mismo teatro repitió concierto el día 20 del mismo mes. En el programa de mano [135] se aporta la identidad de su director, Emilio Sopeña, y el siguiente programa:

Estudiantina, pasacalle.

Arca de Noé, schotis.

Recuerdo, mazurka.

Walses bailados por el panderetólogo D. Ricardo del Estad.

El año pasado por agua, pasacalle.

Aldeana, habanera.

Al día siguiente, 21 de agosto, en la Fonda del Águila de Alcalá de Guadaira y bajo la misma dirección [135], La Estudiantina Torre del Oro ofrecería el siguiente concierto:

Primera parte

Giralda, pasacalle.

Hamburgo, mazurka.

Aldeana, habanera.

El año pasado por agua, pasacalle.

Segunda parte

¡Viva Alcalá!, pasacalle.

Doña Juanita, Wals.

El Arca de Noé, Schottis.

Final de la opereta de los Pescadores de Nápoles.

Tercera parte

Sangre torera, pasacalle.

Walses bailados por el panderetólogo D. Ricardo del Estad.

Recuerdo, mazurka.

El infierno, Galop.

Continuó la actividad estival de la Estudiantina Torre del Oro regresando al Teatro Eslava el 24 de agosto de 1891 con el siguiente programa [135]:

El año pasado por agua, pasacalle.

La aplaudida mazurka de las tablas, original del Sr. Puerto [luego desvelaremos su identidad].

Adela, walses bailados por el panderetólogo D. Ricardo del Estad.

Arca de Noé, schotis.

Hamburgo, mazurka.

Final de la opereta de «Los pescadores de Nápoles».

Repitió teatro el día 25 del mismo mes para un nuevo concierto, ahora con el siguiente programa:

Negros bemoles, pasacalle.

Adela, walses bailados pro el panderetólogo D. Ricardo del Estad.

La aplaudida mazurca de las tablas, original del Sr. Puerto.

Doña Juanita, wals.

Arca de Noé, schotis.

Giralda pasodoble.

Al día siguiente, 26 de agosto, y en el mismo escenario ofrecería el siguiente programa [135]:

Negros bemoles, pasacalle.

La aldeana, habanera.

A petición de varios señores concurrentes, la aplaudida mazurka de las tablas, original de D. J. A. Puerto [corresponde a Juan Antonio Puerto, el recopilador de la documentación citada].

El rey que rabió, Arrieta.

Hamburgo, wals.

Estudiantina, pasacalle.

El 27 de agosto, también en el Teatro Eslava, ofrecería gratis el siguiente concierto [135]:

Giralda, pasodoble.

Walses de la opereta «Doña Juanita».

Por sexta vez la aplaudida mazurka de las tablas, original de D. J. A. Puerto.

El rey que rabió.

Souvenir, schotis.

Final de la opereta «Il babbeo e l'intrigante».

Tras un breve descanso, el 18 de noviembre de 1891 en el Salón del Centro, actuó en los intermedios del programa de una "compañía cómico-lírica coreográfica" [135] interpretando Giralda (pasodoble), El arca de Noé (schotis), la aplaudida mazurca de las tablas, original del Sr. Puerto, y el aplaudido baile nominado en el primer intermedio; y Negros bemoles (pasacalle), Adela (walses bailados por el aplaudido panderetólogo D. Ricardo del Estad) y El año pasado por agua (pasacalle) en el segundo.

El 27 de mayo de 1892 anunció su participación en un programa a beneficio del director de escena a celebrar en el Teatro del Duque y en el que tocaría "escogidas piezas de su repertorio" [135].

Junto a nuestra colaboradora Mª Guadalupe Munguía Tiscareño publicamos un artículo referente a la Estudiantina Pignatelli , formada por 10 profesores y un director que tañían 5 bandurrias, 4 guitarras y un violoncello [72] cuyo número de integrantes llegó a ser 20. Sobre su repertorio la prensa señaló en junio de 1892:

"Las piezas del vasto repertorio, que se traen sabidas de memoria, son variadísimas y para todos los gustos, abrazando desde las más difíciles sinfonías de los autores extranjeros hasta el bullanguero pasa-calle de la más popular zarzuela en un acto" [62], interpretando en el Teatro Novedades de Madrid: 'Mazzantini', 'Barbero de Sevilla', 'Lira', 'Birrete', 'Tojours óu jamais' y 'Pot-pourrit'"[63][73].

Un segundo concierto de la Pignatelli fue anunciado el día 19 de junio de 1892, también en el Teatro Novedades de Barcelona, señalándose que tocaría terminado el primer acto de 'El señor cura' (comedia en 3 actos): "1ª Año pasado por agua, 2ª Pot-pourri, terminado el 2º acto: Cucharillo y Las musas, y terminado el último Ingenua y De Madrid a París" [115].

Rondalla Tremps Estudiantina Pignatelli

La Pignatelli en tiempos en que el maestro Tremps la dirigía [75]

El programa del concierto de la sevillana Estudiantina Torre del Oro en el Teatro de Luna el 29 de junio de 1892 [135] nos aporta más nombres de sus integrantes al decir, además de la identidad del Sr. Sopeña como director, que "figuran los hermanos Antonio y Manuel Carmona, José Bernal y el pequeño bandurrista Luís Sopeña". El niño bandurrista posiblemente fuera hijo del director de la Estudiantina y es una prueba más -de las pocas en que se revela la identidad- de la presencia de niños en Estudiantinas conformadas por adultos. Las piezas anunciadas fueron:

'Viva Sevilla!, gran pasacalle para violines, bandurrias, guitarras y panderetas.

Pot-pourrit de aires andaluces.

Adela, valses bailados por el panderetólogo Federico Espinosa.

Ya finalizando el año, el 23 de diciembre de 1892, la Estudiantina Torre del Oro ofreció en Capellanes el siguiente programa en honor de la prensa sevillana [135]:

Sevilla, pasacalle de Juarranz.

¡Olé!, jota de Lucena.

Hamburgo, mazurka.

1892, pasacalle.

El día de los enamorados de 1893 la Estudiantina Torre del Oro se publicaron datos del concierto dado el 9 de febrero en el Casino Militar con el siguiente programa [139]:

La espada de honor.

Marcha turca.

Adela, vals.

Codo de Doctores.

Poutpurri de aires nacionales.

Estela confidente.

Olé, jota.

Sevilla, pasacalle.

El 14 de marzo repitió casi el mismo programa en la redacción de El Correo de Sevilla, con la única novedad de incluir "El rey que rabió", de Chapí [140].

El 18 de febrero de 1893 aparecen datos de una nueva participación de la Estudiantina Torre del Oro [135], nuevamente en el Teatro del Duque, conociéndose sólo que dio protagonismo a otro panderetólogo al publicarse que "bailará un pasacalle el sin rival panderetólogo D. Manuel Casalet".

El 1 de abril de 1893 la Estudiantina Torre del Oro ofreció un concierto conformado por las siguientes piezas [135]:

La espada de honor, pasacalle de Cereceda.

Pout-puorri de aires nacionales, de Puerto [posiblemente en referencia a Juan Antonio Puerto].

Adela, wals bailado por el muy aplaudido panderetólogo D. Manuel Casalet.

Marcha turca, de Mozart.

¡Olé!, jota de Lucena.

1892, pasacalle de Puerto [posiblemente Juan Antonio Puerto].

El 20 de abril de 1893 visitó la Estudiantina Pignatelli la redacción de La Correspondencia de España [110] ejecutando las siguientes piezas bajo la dirección de Dionisio Granados:

Valencia (pasodoble), de Granados.

Acclamattion (walses), de Waldteufel.

Serenata española, de Granados.

Carmen (guaracha), de Granados.

Retreta austriaca, de K. Bela.

La misma fuente revela los nombres de los integrantes de la Pignatelli sino aporta el dato de que algunos de ellos fueron miembros de la Fígaro [110]. A saber:

Guitarristas y bandurristas: Sres. Foronda, García (D. Francisco), Larraz, Garijo, Resa, Vindes, Moliner, Larraz (D. Miguel), García (don Amadeo), Arredondo, Quevedo, López (D. Luís) y López (D. Antonio).

Panderas: Sres. Espinosa y Ruíz.

Violines: Sres. Bernal y Sabater.

Violoncello, Sr. Ortega.

Representante, Sr. Sáiz.

Director: Dionisio Granados [único integrante de la Estudiantina Española de entre toda esta lista que hemos podido verificar].

La inclusión de que en Madrid se incorporaran a los integrantes zaragozanos de la Pignatelli "algunos artistas de gran valía que formaron parte de la notable orquesta de instrumentos de cuerda que, con el nombre de Fígaro, recorrió las principales ciudades de Europa dirigida por el Sr. Granados" [110,111,112] podría ser sugestiva de una riña interna que condicionara la escisión parcial de la Fígaro, pero aún no hemos hallado más datos que confirmen esta posibilidad.

Es interesante ver que tras dos años de su fundación la Pignatelli dejó de tener laúdes y oboe para pasar a tener panderas y violoncello. Con ello, al abandonar instrumentos de viento e incorporar la percusión, su repertorio debió adaptarse significativamente. Igualmente resulta curioso que, al menos en 1893, la dirección recayera alternativamente en Orós y Granados [111,112].

Tal fue la importancia de las piezas musicales de las Estudiantinas que en marzo de este año el "Programa del Certamen Científico, Literario y Artístico" de las fiestas escolares de Huelva en conmemoración del centenario de Colón, cuyos temas fueron designados por el claustro de profesores del Instituto de dicha ciudad, comprendió en su "tema artístico" (punto octavo del programa) un pot-pourri de aires nacionales para estudiantina (Premio de la Sociedad Económica Onubense de Amigos del País), señalando las bases del Certamen que "podrán tomar parte en él los estudiantes de todos los establecimientos de enseñanza de España, ya sean oficiales ó particulares" (primera) y que "la estudiantina ejecutará la composición musical premiada" (sexta) [71].

El primer concierto dado por la Estudiantina Pignatelli en el Teatro Principal de Santa Cruz de Tenerife el 7 de junio de 1893, en su periplo hacia Chicago bajo la dirección de José Orós fue [116]:

"Primera parte:

1. Cádiz, paso-doble, Chueca; 

2. Serenata española, Granado;

3. Acclamattion, valses, Waldteufel. 

Descanso de diez minutos.

Segunda parte:

1. Marcha turca, Mozart.

2. Danza Slava, canto húngaro, Soriano.

3. Marta, sinfonía, Flotow.

Descanso de diez minutos.

Tercera parte:

1. Pavana, capricho, E. Lucena;

2. Campanas de Carrión, sinfonía, Planquet;

3. Gran poupourri de aires nacionales, Orós" [116].

Tal fue el éxito alcanzado que anunciaron un segundo concierto en la misma ciudad y teatro para el día 8 de junio con el siguiente programa [117]:

Primera parte.

1. «Chaleco Blanco» paso-doble, Chueca.

2.«Ingenua» gavota, Arditti. 

3. «Siempre ó nunca» valses, Waldteufel.

Descanso de diez minutos.

Segunda parte.

1. «Una flor» mazurka, Orós.

2. «Fantasía morisca», Chapí.

3. «Barbero de Sevilla», sinfonía, Rossini.

Descanso de diez minutos

Tercera parte

1. «Aire» paso-doble, Granados.

2. «Retreta austríaca», K. Be!a.

3. «Poupurri de aires españoles», Orós".

De este segundo concierto la prensa elogió la ejecución de 'El barbero de Sevilla' y el 'Poupurri de aires españoles', de los que dijo que se repitieron, y la 'Retreta austriaca' [118].

Finalmente anunció un tercer concierto de la Pignatelli para el viernes 9 de junio con el siguiente programa [118]:

Primera parte

1. «Mazzantini», paso-doble, Jimenez.

2. «Serenata húngara», Fonciéres.

3. «A toí»,  valses , Waldteufel.

Descanso de diez minutos.

Segunda parte

1. «Conversación», mazurka, Granados.

2. «Danza Slava», canto húngaro, Soriano.

3. «Gran sinfonía de Guillermo Tell», Rosini.

Descanso de diez minutos.

Tercera parte

1. «Frascuelo», paso-doble, Juarranz.

2. «Anillo de Hierro», preludio, Marques.

3. «Poupurri de aires españoles», Orós". 

El 18 de junio de 1893 la Estudiantina Torre del Oro participó en la función benéfica extraordinaria celebrada en el Teatro del Duque a beneficio del "galán joven D. José Baena" [135] auniciándose que ejecutaría una sinfonía.

El programa de la Segunda Velada organizada por la Sociedad Teatral Sevillana el 22 de junio de 1893, en la que participaría la Estudiantina Torre del Oro, develó el nombre de su director, Emilio Sopeña y que interpretaría una "sinfonía" [135]. Tres días después, el 25 de junio, se anunció un nuevo concierto de esta Estudiantina, ahora en el Teatro Zorrilla, con el siguiente contenido:

Primera parte

Sevilla, pasacalle.

¡Viva España!, pot-pourrit de aires nacionales compuestos por el señor Puerto [posiblemente Juan Antonio Puerto].

La caza del oso, schotis.

Los lamentos de un cesante, wals del maestro Sopeña [posiblemente su director, Emilio Sopeña] - Roquett.

Segunda parte

¡Olé!, gran jota aragonesa.

Hamburgo, mazurka.

Marcha turca, gran marcha en la menor, del inmortal Mozart.

La espada del honor, nuevo pasacalle.

Tercera parte

Malagueñas.

La rosa, polka.

Doña Juanita, serenata.

¡Viva Mairena!, pasodoble bailado con la pandereta por el pequeño panderetólogo José Távora [segundo niño detectado en esta Estudiantina junto a Luís Sopeña, posiblemente hijo del director].

Al mes siguiente, la Estudiantina Torre del Oro presentó el siguiente programa en el concierto ofrecido en el Teatro Conde Duque intercalado entre dos prestidigitadores [135]:

Primera intervención

Sevilla, pasacalle.

Hamburgo, mazurka.

¡Olé!, jota.

El sentimiento, wals.

Segunda intervención

La caza del oso, schotia.

Marcha turca, Mozart.

La rosa, polka.

El año pasado por agua, pasacalle bailado por el pequeño y aplaudido panderetólogo José Tavora.

A finales del mes, el 25 de julio, la Estudiantina Torre del Oro actuó en el Teatro Zorrilla presentando [135]:

Blanco y negro, pasacalle.

La madre del cordero, jota.

'Viva España!, "extraordinaramente aplaudido portpurrí de aires nacionales compuesto por D. Juan A. Puerto".

¡Sobre las olas!, wals.

¡Viva la Torre del Oro!, original del director de la Estudiantina, D. Emilio Sopeña Roquet.

En de alto interés que los Sres. Sopeña (director) y Puerto actuaron en el tercer intermedio de la comedia "El tío gallineta" ejecutando un dúo de violín y piano, instrumento éste extremadamente raro en las Estudiantinas.

El 5 de agosto de 1893 y en el Teatro del Duque, resaltando que entre los integrantes de la Estudiantina Torre del Oro "figura el niño Juan Fuentes" [tercer menor de edad identificado en esta agrupación junto a Luís Sopeña y José Távora], se anunció el siguiente programa intercalada con otras dos actuaciones de magia [135]:

Primera intervención

Las mandolinas, pasacalle.

El arca de Noé, pavana.

La estudiantina, jota.

Gran tanda de walses, bailados oir el pequeño panderetólogo Juan Fuentes.

Segunda intervención

La pasionaria, redova [música semejante a la polka que se baila en el norte de México].

El sentimiento, wals.

Hamburgo, mazurka.

La espada de honor, pasodoble.

En la Gran Función Extraordinaria ofrecida en el Teatro Cervantes el 23 de septiembre de 1893 se anunció a la "notable y palaudida estudiantina sevillana Torre del Oro que dirige el maestro Sopeña Roquett y en la que figuran los Sres. Carmona, Torres, Martínez, Puerto, López, Hidalgo, Arroyo (A. y J.) y los simpáticos panderetólogos Juan Fuentes y José Távora" con el siguiente programa [135]:

Primera intervención

Sevilla, pasacalle.

Pot-pourrit de aires nacionales, escrito expresamente para esta estudiantina por J. A. Puerto.

El lamento, vals original del maestro Sopeña.

El infierno, galop bailada por los panderetólogos [primera referencia que hemos hallado hasta el presente en la que se especifican identidades de más de un panderetólogo bailando en la misma pieza].

Segunda intervención

¡Olé!, jota.

Hamburgo, mazurka.

La espada de honor, pasodoble.

La noche del 23 de diciembre de 1893 tuvo lugar el Gran Concierto celebrado en el Teatro Iturbide de México con la participación de una ‘Estudiantina Femenina’ “ejecutando con maestría las piezas siguientes: Zacatecas, pasodoble, Rumanía, galopa, y el vals Toujours[53] .

En el regreso de la Estudiantina Pignatelli de su viaje a Chicago se anunció, en su escala en Santa Cruz de Tenerife, un concierto el sábado 19 de mayo de 1894 por "un cuarteto de la Estudiantina Pignatelli" [119,120] integrado por dos guitarristas y dos bandurristas en el Teatro Principal de dicha ciudad con el siguiente programa:

"Primera parte

1º Estudiantina (marcha) Zorzono.

2º Anillo de Hierro (preludios), Marqués.

3º Celestial (mazurka de salón), Toledano.

Segunda parte

4º Leonor (gavota) Orós.

5º Sobre las olas (vals) Rosas.

6º Dúo de la Mascota, Audran.

Tercera parte.

7º Serenata andaluza, Metranaez.

8º El Trovador (aria y miserere), Verdi.

9º Gran Pout-pourrí español, Morales.

Cuarta parte.

El precioso baile andaluz EL VITO, ejecutado en carácter por la Srta. Encarnación Box" [120].

En julio de 1894 se publicó ‘Al África’, marcha-himno compuesta para la ‘Estudiantina Orfeón Peral’ que salió en Madrid por Carnaval y “lo popularizó de tal suerte que todo el mundo lo canta”[54] . Su letra decía así:

“Entre nubes y truenos y balas

y al sonar de la aguda corneta

apliquemos la ardiente espoleta

y que horrible retumbe el cañón.

Y esos fieros y astutos salvages

que jamás frente á frente pelean

en sus cuevas heridos se vean

por las garras del bravo león.

Al África españoles

y en la fatal matanza

no deje un moro vivo

nuestra justa venganza.

No esperéis de esas hordas infieles

ni nobleza, ni paz, ni conciencia,

que nos piden perdón y clemencia

cuando ven que no pueden luchar”.

Del mismo año es el siguiente programa del concierto dado por la Estudiantina Catalana de Perpignan [61], bajo la dirección de Marius Faraill, junto a otros cantantes aficionados:

Estudiantina Catalana de Perpignan - programa del concierto 1894 copia

Referente a las interpretadas por la Estudiantina dice:

 

Primera parte:

La Giralda (pasacalle, de Juarranz)

La brise de Carance (habanera, de J. Pépratx)

El molinero de Subiza (de Barbiéri)

Chanson de l'Estudiantina (coro)

Los hijos de Madrid (de Juarranz)

 

Segunda parte:

Le Lez (skottisch, de J. Pépratx)

Flors rossellonesas (de Coll y Pépratx)

Aubade du «Cid» (de Massenet)

Marche des voluntaires (de Aymes)

En enero de 1895 se publicó que en Totana (Murcia) una estudiantina compuesta en su mayor parte por los individuos de la orquesta de bandurrias y guitarras y estuvo la siguiente copla entre las que cantaron:

“Bello sol de la mañana,

ramo de canela fina,

asómate a la ventana

que pasa la estudiantina.

La vida del estudiante

es la mejor de la tierra:

vente con nosotros, niña,

y sabrás lo que es la canela.

Eres rosa primorosa,

eres lucero brillante,

y sólo te falta, hermosa,

el querer de un estudiante”[55] .

Gimano Arlanzón [76] señala que en 1895 el grupo dirigido por José Orós (seguramente en alusión a la Estudiantina Pignatelli) intervino en el estreno en Zaragoza de La Dolores, de Bretón, para el Pasacalle y la Jota". En marzo del mismo año la Estudiantina de la Facultad de Medicina de Granada, integrada por "55 jóvenes", fue de excursión postulante a Málaga, donde cantaron "jotas de Jackson Veyan y Manuel del Palacio, con música de Chapí" [113]. Finalmente de 1895 tenemos el programa de mano de la actuación de la Estudiantina Catalana en el Cafe Salettes de la Comununa de Pia (Francia) cuyo concierto, dado el 1 de junio, rezó así:

Programa - Estudiantina Catalana 01-06-1895

Programa de mano de 01/06/1895. Colección privada del autor.

Resulta curioso, aunque no único por haberse visto en el caso de la Tuna Escolar Alegría y Tuna España durante el primer cuarto del siglo XX, que agrupaciones con denominaciones diferentes tuvieran un mismo presidente o, en el caso de esta partitura, un mismo Director Musical en la persona de Marius Faraill.

El 25 de julio de 1895, conmemorando la festividad de Santiago, la Estudiantina Torre del Oro presentó en el Teatro Zorrilla las siguientes piezas musicales [135]:

Blanco y negro, pasacalle.

La madre del cordero, jota.

¡Viva España!, "extraordinariamente aplaudido potpurrí de aires nacionales compouesto por D. Juan A. Puerto".

En 1896, la 'Estudiantina Fígaro de Venezuela’ tenía un amplio repertorio con jotas, mazurcas, pasodobles y valses que interpretaban con guitarras, hueseras, sonajillas, castañuelas y panderetas. Entre sus miembros destacó como participante y compositor Manuel M. Marrero, autor de obras como Orotava, Nivaria, Güímar, o Auras del Teide y que compuso para los carnavales de 1900 ‘Amor de Patria[56] .

En 1896 la 'Estudiantina de la Facultad de Medicina de Valencia' tenía en su repertorio  “una bonita polaca” y el pasodoble «Escolar médico», original del Sr. Rocamora", director de la misma[57] . También hay una referencia del mismo año que señala que el 6 de agosto, durante un acto de bienvenida a la oficialidad del cañonero-torpedero Vicente Yáñez Pinzón a Costa Rica y dado en el Centro Español, la Estudiantina Hispano-costarricense interpretó la 'Marcha de Cádiz', un potpurri de aires nacionales y "otras escogidas piezas bien ejecutadas por la estudiantina"..... no faltando malagueñas ni peteneras picantes [123], y la Estudiantina del Orfeón Canario de Venezuela interpretó "la polka - paso doble - «De frente!.... mar!», el vals «Canarías» y la jota «Viva mi Patria" [124].

Finalmente, en febrero de 1898 la ‘Estudiantina Hispano-Mejicana’ actuó en el Teatro Principal de la capital azteca durante los dos intermedios de las obras puestas en escena y tocaron el pasodoble México, el vals Esperanza y cantó con acompañamiento de guitarras la jota Caridad [59]; en abril del mismo año se anunció [114] una función benéfica en el Gran Teatro de Córdoba en que se anunció "Intermedio por el Centro Filarmónico Estudiantina Cordobesa [por Estudiantina del Centro Filarmónico Eduardo Lucena], que ejecutará los números siguientes:

Pasacalle, A. Galindo.

Habanera para coro, por J. Molina.

Mi Patria, tanda de walses.

Jota, de F. Romero".

Ya en febrero de 1899 recorrió las calles de Murcia “una bonita y nutrida tuna formada por jóvenes de Espinardo y de Murcia que iban tocando y cantando una bonita jota y repartiendo versos” [60].

 

Resumen

 

La información hallada hasta el momento nos permite afirmar que en el siglo XIX las Estudiantinas incorporaron a su repertorio "aires nacionales" (pasodobles, boleros, zorcicos, malagueñas, jotas, seguidillas, peteneras, coplas), "aires hispanoamericanos" (danza puertorriqueña, merengue puertorriqueño, habanera, guaracha, polo, tango, zamacueca, milonga y redova), "aires europeos"  (vals, gavota, rigodón, skottisch, mazurca, polka), marchas, himnos (tanto nacionales como de las propias Estudiantina), fragmentos de "música culta" (sinfonías, óperas o zarzuelas) y canciones populares, tanto de ámbito estatal como regional, así como composiciones propias.

_____________________
 
Fuentes:

[1] El Boletín del Ejército, nº 157. 03-06-1844.

[2] Diario de Palma, nº 50. 19-02-1853.

[3] La Correspondencia de España, nº 4515. 03-04-1870.

[4] La Ilustración Española y Americana, nº 8. 24-02-1873.

[5] El Ateneo Lorquino, nº 35. 23-02-1874.

[8] Oscar G. Rivera Lozano. De capas y panderetas, nº 1. 2006

[9] La Paz de Murcia, nº 6191. 20-02-1878.

[10] La Paz de Murcia, nº 6191. 20-02-1878.

[11] Revista Europea, nº 216. 14-04-1878.

[12] El Imparcial, nº 4171. 10-01-1879

[13] El Porvenir de León, nº 1597. 26-02-1879.

[14] La Correspondencia de España, nº 7749. 12-03-1879.

[15] Diario de Córdoba, nº 8544. 11-03-1879.

[16] Diario de Córdoba, nº 8546. 13-03-1879.

[17] La Mañana, nº 965. 30-03-1879.

[18] La Correspondencia de España, nº 7779. 11-04-1879.

[19] La Correspondencia de España, nº 7779. 11-04-1879.

[20] La Correspondencia de España, nº 7780. 12-04-1879.

[21] La Correspondencia de España, nº 7793. 25-04-1879.

[22] Diario de Córdoba, nº 8665. 08-08-1879.

[23] La Paz de Murcia. 08-08-1879.

[24] Herberto Sinagawa Montoya. Música de vientoPrimera edición. Creativos 7 editorial. Sinaloa, México. 2004

[25] Crónica de la Música, nº 180. 01-03-1882.

[26] La Campana de Gracia. 09-04-1882.

[27] El Diario de Murcia, nº 1183. 21-01-1883.

[28] El Diario de Murcia. 03-01-1884.

[29] El Eco de Cartagena, nº 6521. 07-02-1883.

[30] La Ilustracion Musical, nº 2. 14-04-1883.

[31] El Eco de Cartagena. 10-12-1883.

[32] Semanario de Palamós, nº 20. 14-02-1884.

[33] Semanario de Palamós, nº 22. 28-02-1884

[34] La Correspondencia de España, nº 9480. 06-03-1884.

[35] Diario de Córdoba, nº 10228. 18-03-1884.

[36] Diario de Córdoba, nº 10248. 08-04-1884.

[37] El Diario de Murcia, nº 1763. 01-01-1885.

[38] El Diario de Murcia, nº 1631. 19-07-1884.

[39] Crónica Meridional, nº 7318. 07-08-1884.

[40] Crónica Meridional, nº 7324. 14-08-1884

[41] La Correspondencia de España, nº 9720. 01-11-1884.

[42] La Correspondencia de España, nº 9721. 02-11-1884.

[43] La Palma, nº 10457. 28-10-1884.

[44] Rodolfo Barbacci. Apuntes para un Diccionario Biográfico Musical Peruano. Fénix. Revista de la Biblioteca Nacional del Perú. nº 6. Lima, 1949.

[45] Enrique de Olavarría y Ferrari. Reseña historica del teatro en Mexico, Tomo 3. Imprenta 'La Europea', México. 1895.

[46] Eleazar Torres. Las estudiantinas venezolanas. Origen, concepto, características. Actas del III Congreso Latinoamericano de la Asociación Internacional para el Estudio de la Música Popular. 2011.

[47] Eleazar Torres. Las estudiantinas venezolanas. Origen, concepto, características. Actas del III Congreso Latinoamericano de la Asociación Internacional para el Estudio de la Música Popular. 2011. 

[48] Enrique Olavarría y Ferrari. Reseña histórica del Teatro en México, segunda edición, tomo 4º. 1895.

[49] El Diario de Murcia, nº 3951. 09-02-1890.

[50] La Ilustración, nº 486. 23-02-1890

[51] La Ilustración Española y Americana, nº 14. 15-04-1890.

[52] El Diario de Murcia, nº 4252. 08-02-1891.

[53] Periódico Oficial del Estado de Querétaro, nº 550.  31-12-1893.

[54] La Juventud literaria, nº 220. 01-07-1894.

[55] El Diario de Murcia, nº 6515. 18-01-1895.

[56] Juan Andrés Blanco Rodríguez. El asociacionismo en la emigración española a América. UNED - Zamora, Junta de Castilla y León. Juan Andrés Blanco Rodríguez (Ed.). Gráficas Varona, S. A.; Salamanca. 2008.

[57] Las Provincias de Levante, nº 2938. 06-02-1896.

[58] Eleazar Torres. Las estudiantinas venezolanas. Origen, concepto, características. Actas del III Congreso Latinoamericano de la Asociación Internacional para el Estudio de la Música Popular. 2011.

[59] El Imparcial, nº 522. 22-02-1898.

[60] El Diario de Murcia, nº 7931. 14-02-1899.

[61] Félix O. Martín Sárraga. Colección particular. Comprada en subasta en 2014.

[62] La Publicidad. 12-06-1892. 

[63] La Publicidad. 17-06-1892.

[64] La Correspondencia de España. 02-03-1870.

[65] P. Santos Hernández. Juegos de los niños en las escuelas y colegios. Colección Carmen Bravo Villasante. Editorial Saturnino Calleja, Madrid, 1876. 

[66] La Paz de Murcia. 14/02/1882.

[67] Luis Ramírez Herrera. "Los tunos ayer, hoy y siempre", Ayuntamiento de Cuautitlán. México 1999.

[68] Eleazar Torres. Las estudiantinas venezolanas. Origen, concepto, características. Actas del III Congreso Latinoamericano de la Asociación Internacional para el Estudio de la Música Popular. 2011. 

[69] Jean-Pierre Silva, aportación a TVNAE MVNDI el 08/09/12.

[70] La Ilustracion Española y Americana. 15-04-1890.

[71] La Paz de Murcia. 31-03-1892.

[72] La Publicidad. 12-06-1892. 

[73] La Vanguardia. 17-06-1892

[74] Ramón Andreu Ricart. Estudiantinas Chilenas. Origen, desarrollo y vigencia (1884-1995). 1995. 

[75] Sara Calvo, Lucía Férriz, Alicia Aguarón, Irene Rodes. José Tremps y Castellón, biografía. Glogster EDU En:  http://dclajota.edu.glogster.com/calle-maestro-tremps/ Visto el 02-03-14.

[76]  Begoña Gimeno Arlanzón. Las publicaciones periódicas musicales zaragozanas en la España de la Restauración (1883-1924): un estudio de la sociedad, cultura y actualidad artística locales. Tesis doctoral. Universidad de Zaragoza. Febrero, 2010.

[77] El Diario de León. 17-05-1888.

[78] La Provincia, revista salmantina. 01-10-1890.

[79] El Eco de la Provincia, diario conservador-liberal. Alicante. 17-01-1879. 

[80]  La Correspondencia de España. 05-08-1879. 

[81] La Paz de Murcia. 08-08-1879.

[82] El Eco de la Provincia, diario conservador-liberal. 17-01-1882. 

[83]  Ramón Andreu Ricart y Jorge Springinsfald Vergara. Método de Bandurria. Origen, vigencia y modalidad de uso en Chile. FONDART. Fondo de Desarrollo de la Cultura y de las Artes. Santiago, 1997. 

[84]  Diario de Córdoba. 28-11-1881. 

[85] Diario de Córdoba. 26-11-1881.

[86] Diario de Córdoba. 25-11-1881.

[87] Diario de Córdoba. 27-11-1881.

[88]  Ramon Andreu Ricart. Estudiantinas chilenas. Origen, desarrollo y vigencia (1884-1955). FONDART.  Fondo de Desarrollo de la Cultura y de las Artes. Santiago, 1995.

[89]  El Ferrocarril. 09/04/1886. En: Manuel Luna Muñoz. La Estudiantina en Chile. De juglares, trovadores, tunos y estudiantinas. Editorial Cercom. Santiago de Chile. 1993. 

[90] El Áncora, diario católico popular de las Baleares. 15-05-1883.

[91] El Áncora, diario católico popular de las Baleares. 16-05-1883.

[92] La Opinión, periódico político. 16-05-1883.

[93] La Palma, diario de avisos, mercantil, industrial, agrícola y literario. 28-10-1884.

[94] El Guadalete, periódico político y literario. 16-01-1885.

[95] El Guadalete, periódico político y literario. 05-02-1885.

[96] La Correspondencia de España. 03-02-1885.

[97] La Correspondencia de España. 09-04-1885.

[98] La Correspondencia de España. 21-09-1885.

[99] La Correspondencia de España. 02-02-1885.

[100] La Correspondencia de España. 25-09-1885.

[101] El Guadalete, periódico político y literario. 19-02-1888.

[102] La Correspondencia de España. 09-08-1889.

[103] La Correspondencia de España. 24-05-1889.

[104] Diario de Córdoba. 13-02-1890.

[105] La Crónica, diario de noticias y anuncios. 10-07-1890.

[106] La Ilustración Española y Americana. 15-04-1890.

[107] La Campana de Gracia. 12-07-1890.

[108] El Diario de Orihuela. 12-07-1890.

[109] El Guadalete, periódico político y literario. 11-07-1890.

[110] La Correspondencia de España. 21-04-1893.

[111] La Correspondencia de España. 19-03-1893.

[112] La Correspondencia de España. 20-03-1893.

[113] La Correspondencia de España. 03-03-1895.

[114] Diario de Córdoba. 16-04-1898.

[115] La Vanguardia. 19-06-1892.

[116] El Liberal de Tenerife. 07-06-1893.

[117] El Liberal de Tenerife. 08-06-1893.

[118] El Liberal de Tenerife. 09-06-1893.

[119] El Liberal de Tenerife. 18-05-1894.

[120] Diario de Tenerife. 19-05-1894.

[121] Revista de Asturias. 25-05-1881.

[122] Héctor Valle Marcelino. Colección privada. Facilitado a TVNAE MVNDI el 12-05-15.

[123] El Liberal de Tenerife. 21-09-1896.

[124] El Liberal de Tenerife. 24-11-1896.

[125] Eleazar Torres. Las estudiantinas venezolanas. Origen, concepto, características. Actas del III Congreso Latinoamericano de la Asociación Internacional para el Estudio de la Música Popular. Pp 10. 2011.  En: http://www.iaspmal.net/ 2011.

[126] El Eco de Cartagena. 14-02-1883.

[127] La Vanguardia. 25-04-1883.

[128] La Vanguardia. 26-04-1883.

[129] La Vanguardia. 25-04-1883.

[130] La Vanguardia. 26-04-1883.

[131] La Vanguardia. 27-04-1883.

[132] La Vanguardia. 28-04-1883.

[133] La Esquela de Torraxa. 28-04-1883.

[134] Andreu Ricart, R. Investigación personal sobre artículos publicados en El Ferrocarril durante abril de 1886.

[135] Puerto, JA. Estudiantina Torre del Oro. Recopilación de documentos (1891-1895). Colección de Rafael Asencio González.

[136] El Porvenir (sevilla). 20-09-1892.

[137] El Ave-María (Sevilla). 30-09-1892.

[138] El Cronista (Sevilla). 08-10-1892.

[139] La Andalucía (Sevilla). 14-02-1893.

[140] El Correo de Sevilla. 14-02-1893.


Publicación: 28/10/13   Última actualización: 27/08/16