Artículos

Imprimir

La Estudiantina de la Universidad Santo Tomás de Manila, pionera en Filipinas

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

 

Félix O. Martín Sárraga. Investigación personal. 2013.


El 22 de julio de 1911 se constituyó el Comité de Cooperación Escolar para los actos de celebración del tercer centenario de la fundación de la Universidad de Santo Tomás de Manila y señalan las notas de dicho centro académico: "Constituido el comité de estudiantes, el superior de cooperación escolar acordó la formación de una Estudiantina, organización de una velada literaria musical y de una manifestación pública escolar en forma de parada [desfile]. Comunicóse este acuerdo al comité escolar y éste con laudable actividad comenzó sus trabajos, consiguiendo después de pocos días formar la Estudiantina compuesta de alumnos de Facultad hasta el número de 92; brillante agrupación que el comité de Cooperación confió á la indiscutible pericia del Sr. D. Ramón López, nombrándole director.”

Tricentenario de la Universidad Santo Tomas de Manila - Comite de Cooperacion Escolar del III Centenario

Comité de Cooperación Escolar del III Centenario  de la Universidad Santo Tomas de Manila

La Universidad publicó que los miembros de dicha Estudiantina fueron, según su responsabilidad en ella:

Abanderado: D. Basilio Valdés.

Ayudante: D. José González.

Violines: José Massesgeld, Jesús García, Mariano Ocampo, Feliciano Gardiner, Hilario García, Ramón Miranda, Gerardo Rosales, José Sisón, Pancracio Flores, José Salinas, Rafael Ventenilla, Carlos Monserrat, Alejandro Vinieres, José Avellana, Lorenzo Reyes, Alejo Valdés, G. Fernández, Ananías González, Severiano Navor, Salvador Borromeo, Emilio Verzoza, Mariano Villanueva. Vicente Jiménez y Nicolás Porcuna.

Mandolinas: Fidel Lacson, Luis Litonjua, Rosendo Reyes, Cesar Castor, Daniel Evangelista, L. Javier, Francisco Navarro, Andrés Betita, Isidro Jumanan, José Garrido v Emilio Yulo.

Bandurrias: José Jovellanos, José Marfori, Vivencio Villegas, Julio Mayuga. Román Resurección, José Amón, Fabián Afable y Gregorio Perfecto.

Guitarras: Silvestre Bilbao, Florentino Natividad, Arturo Nieto, José Yulo, Fidel Bautista, Jesús Ocampo, Rafael Pérez, Jesús Gavieres, Mariano Goco, Jesús Litonjúa, Joaquín Garrido.

Laúdes: Eleuterio Matute, Francisco Untalan y L. Zamora.

Bajos de uña : Restituto Castro, Cesar Mercader, Narciso Padilla.

Bajos: Alfredo Icasiano, Calixto Coquia.

Contrabajo: Jaime Seflorán.

Flautas: Rafael Moreta, José Trullench, Antonio Tambungui, Teodoro Álava.

Panderetas: Pablo Nacianceno, Gregorio Tiburcio, Vicente Abadejo, Rufino Abad, Serviliano Ayuyao, J. D. Mencarini y Juan Costa.

Triángulos: Cornelio Savigumba, Augusto Angüita, Alfredo Romero, Joaquín López.

Castañuelas: M. González, José Imperial, Ramón Borromeo y José Cavana.

Redoblantes [tambor de poca altura con bordones en su membrana inferior que le dan su timbre metálico característico]: José Jiménez y Angel Macapinlak.

Colectores [¿postulantes]: J. D. Mencarini y Basilio Valdés.

Depositario [¿tesorero?: ]D. Juan Costa.

Ordenanzas: Adolfo López y Augusto Anguita.

Tricentenario de la Universidad Santo Tomas de Manila - Dr Ramon Lopez prof de Medicina. Organizador y director de la Estudiantina

Dr. Ramón López, prof. de Medicina. Organizador y director de la Estudiantina

Tricentenario de la Universidad Santo Tomas de Manila - la Estudiantina

La Estudiantina

La crónica universitaria relata que “formada la Estudiantina, el comité escolar procedió á la organización de la velada, cuya dirección, en su parte escénica, se encomendó á la reconocida habilidad de D. Julio González, con la intervención siempre del comité de cooperación por medio del Presidente del mismo, realizando su objetivo con éxito inusitado." Llamaron "Fiesta de los pobres" a la referida velada literario - musical, teniendo su primera representación el 3 de diciembre de 1911 en el Teatro 'Grand Opera House', destinando su recaudación a favor de los pobres de Manila. En ella se representó "la graciosísima comedia de Vital Aza y Ramos Carrión El hijo de la Nieve" e  intervino la Estudiantina publicándose que hubo "una copiosa colección de números musicales á cargo de la estudiantina de la Universidad”.

Se publicó que dicho teatro "no obstante ser el más amplio coliseo de la localidad, resultó pequeño para contener el inmenso gentío que allí había acudido. Hubo necesidad inclusive de cerrar la taquilla, pues había personas que, sólo por poder entrar aunque dentro tuviesen que estar como sardinas en banasta, se habían ofrecido á pagar por cualquier sitio que hubiese disponible lo que se les pidiese. Palcos proscenios, entrada general, pasillos, todo, en fin, lo que era parte interna del coliseo, estaba llenísimo”

El Mercantil publicó que “Se presentó una Estudiantina Escolar, clásica, nutridísima, de instrucción y sonoridad adecuadas al carácter, con repertorio brillante y dirigida habilísimamente por un músico de corazón, el Dr. López Flores, á quién hay que adjudicar corona de artista”.

Renacimiento Filipino comentó: "El programa de la función, selecto y amenísimo, fué interpretado magistralmente. La estudiantina de la Universidad, formada por cerca de ochenta jóvenes, universitarios todos, llamó mucho la atención de los espectadores. Aquel concierto de violines, guitarras y mandolinas, llenaba el espacio de aires triunfales."

La Democracia señaló que la velada comenzó con "La Graciosa" de Offembach interpretada por la Estudiantina de la Universidad de Santo. Tomás dirigida por el Dr. Ramón López. La prensa publicó que "Une fete au Triannon, de Popy, fué majistralmente interpretada por la estudiantina “ y que “interpretó con una delicadeza exquisita el "Intermezzo de la Cavallería Rusticana" de Mascagni"

Excelsior, revista ilustrada publicó que  la función que los estudiantes dieron el “fue de un esplendor sencillamente indescriptible”. Destacó que “la fiesta fué un triunfo por haber llevado al teatro más grande de Manila un gentío capaz de llenarlo hasta los topes”. Destacó dicha revista que “en esa velada culmina, además, un hecho del que hay que levantar acta: En ella nació una estudiantina que resucita y perpetúa las viejas tradiciones escolares que el genio latino ha llenado de encantos. Una estudiantina de veras, formada por 80 alumnos que hermanan la ciencia con el divino arte de la música, convertidos en ochenta profesores por obra de magia de la batuta de un médico, el Dr. Don Ramón López Flores, docto catedrático, que es tan eminente tocólogo como inspirado artista y maestro consumado. Esa estudiantina, sentida por los que la forman y querida y vitoreada por todos, es prueba evidente de la existencia de un espíritu escolar, de compenetración entre profesores y alumnos, prenda de vida para el organismo de la verdadera enseñanza en Filipinas y camino seguro de independencia social. La estudiantina no debe morir y debe dejarse ver en la calle como reacción del espíritu romántico contra el pedestre sentido práctico que no ve en el hombre más que una bomba aspirante de dollars."

El Mercantil aportó al día siguiente un dato muy importante, que la Estudiantina fue “creada exprofeso para los festejos del tercer centenario, por iniciativa y bajo la dirección del Dr. López”, así mismo que la integraban “alumnos de todas las facultades que se cursan en aquel centro docente, según lo evidenciaban los colores de los lazos que lucían sobre el clásico manteo de la tuna que elegantemente vestían" . Resaltó que la velada organizada por los alumnos del alma mater de Filipinas, la Universidad de Santo Tomás, para allegar fondos que se destinarían a la Fiesta dé los pobres, “resultó hermosa, tanto por el deslumbrador conjunto que la sala de la «Opera House» ofrecía, como por lo escogido del programa y la admirable interpretación que alcanzó en todos sus momentos. En la sala, engalanada con los escudos Pontificio y de la Universidad de Santo Tomás, colocados en ambos lados de la embocadura del escenario, con los estandartes de las facultades de Medicina, Farmacia, Derecho, Cánones, Teología, Filosofía é Ingeniería y con las banderas norte-americana, española y pontificia”. Comentó que “El programa musical, lírico y literario se distribuyó tan acertadamente que a pesar de su mucha extensión por los números de que constaba, por la variedad de sus componentes se hizo corto, breve, sin producir el cansancio que á la larga en el auditorio suele desarrollarse en veladas de esa naturaleza”.

Cablenews American calificó de “excelente” el concierto dado por la “gran troupe de violines, mandolinas y guitarras de Santo Tomás”, cuyas piezas interpretaron entre los actos de la obra literaria, cosechando “continuos aplausos”. Entre las valoraciones hechas a las piezas ejecutadas El Mercantil destacó la overtura de Offembach con que inauguró la y el “precioso pasa-calle que á la overtura sucedió entre estruendosos aplausos, tan lindos resultaron, tan primorosa y delicadamente los ejecutaron aquellos entusiastas jóvenes bajo la hábil dirección del Dr. Ramón López, que á todos nos supo á poco, y si no se insistió en pedir más fué porque más nos prometía el programa”. Resaltó que “uno de los números que produjeron más entusiasmo y llegaron más á lo hondo” fue el "Intermezzo" de Caballería Rusticana”. El Mercantil  comentó  que entre “los números que produjeron más entusiasmo y llegaron más á lo hondo” fue “un putpurri delicioso de aires españoles y filipinos en artística armonía, que hubo de repetirse hasta tres veces”, y que “a las bravas notas de la jota sucedían los dulces ritmos del balitao filipino, resultando una encantadora combinación que no puede ser de más actualidad ni significación”.

La visita a la casa del Vice-Gobernador, Honorable Newton W. Gilbert, que la Estudiantina realizó el 8 de diciembre de 1911 fue profusamente comentada por Cablenews American, llamando la atención que también en Filipinas, sucedía lo que en España: la variedad de denominaciones que las Estudiantinas recibían pues este medio de prensa habló de ella refiriéndose a la “Orquesta de la Universidad Santo Tomás” (recuerde el lector que a finales del siglo XIX y principios del XX las Estudiantinas eran verdaderas orquestas de plectro). Sus 80 integrantes entraron al recinto formando una fila que precedía un estandarte. Cada integrante vestía loba negra con un ancho cuello alechugado, capa, sombrero ladeado “con la cuchara de madera de Santo Tomás” y, colgando del hombro, “lazos azules o amarillos, blancos, verdes o grises como testimonio pintoresco de la elección de trabajo del estudiante”. “Con la orquesta había dos niños y dos niñas pequeños que tocaban las castañuelas y posteriormente las niñas bailaron la jota española, ganando los corazones de todos los presentes…La música fue animosa y deliciosa, y mientras una pieza seguía a otra en rápida sucesión, la mayoría de los invitados mostraron su aprecio en un cálido aplauso.” Ofrecieron una serenata en la que ejecutaron ocho piezas que respondieron al siguiente programa:

I.   La graciosa, overtura de Offenbach.

II.  Centenario, pasacalles de Reyes.

III. Intermezzo, de 'La Cavalleria rusticana', de Mascagni.

IV. Alma andaluza, pasacalles de Gómez [compositor filipino].

V.  Minuetto de Marte.

VI. Vals, de Gollden.

V.   Pilarica, jota con baile de las niñas Titina Otero e Isabelita López.

VII. Himno nacional americano.

Su último número fue “una divertida canción española para beber, corta, chispeante, interpretada con un desenfreno fascinante y una refinada serenata española.

El 16 de diciembre de 1911 participó la Estudiantina en el desfile conmemorativo del Tricentenario de la Universidad Santo Tomás de Manila, marchando en la octava y última sección tras el mariscal y sus ayudantes de campo, y seguida por la carroza de la Universidad de Santo Tomás. El claustro universitario, en coches, cerraba la numerosísima representación y el grupo de profesores, el Rector y la banda de Arévalo, que “cerraba la grandiosa, imponente y por todos conceptos hermosísima procesión." 

 

__________

Fuente:

Tricentenario de la Universidad de Sto. Tomás de Manila (1611-1911). Relación de las fiestas, actos y certámenes celebrados en esta ciudad de Manila durante los días 16, 17, 18, 19 y 20 de diciembre de 1911. Manila. Tipografía del Colegio de Santo Tomás. 1912.


Publicación: 16/11/13