Artículos

Imprimir

La Estudiantina Pignatelli, otra agrupación que viajó a América en el siglo XIX

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

 

Félix O. Martín Sárraga y Mª Guadalupe Munguía Tiscareño. Investigación personal. 2014 - 2017.


Actualizado el 29/09/17 congrábado (71) datos de sus integrantes (58)

y sobre paso por Puerto Rico y Chicago (59-70) 

 

Junto a la celebérrima Estudiantina Española Fígaro, la Estudiantina Pignatelli es la otra estudiantina no académica sobre la que hemos hallado evidencia documental que cruzó el océano Atlántico para visitar tierras americanas, concretamente Puerto Rico (58-70), Haiti (57), Cuba (La Habana) y los EE.UU. (Chicago)[22]

Preámbulo

Andreu Ricart [16] y el diario La Época [18] atribuyen conjuntamente a Dionisio Granados y a José Orós la organización de la Estudiantina Pignatelli [16], mientras que otros autores atribuyen su creación, siempre en Zaragoza y en el entorno de 1891, a José Orós. A favor de éste hallamos el primer artículo referente a un concierto dado en España por la Pignatelli [55]:

«Salón Romero

 

Ayer tarde dio su anunciado concierto en honor de la prensa de Madrid la Estudiantina Pignatelli, que se propone hacer una excursión artística por las más importantes poblaciones de España y del extranjero.

 

El concierto resultó muy brillante. En él se dieron excelentes muestras de los jóvenes de la estudiantina Pignatelli, de que son consumados artistas y que conocen los secretos de la ejecución, como no hemos visto en orquestas de bandurrias y guitarras.

 

Su director, el Sr. José Orós, demostró en el concierto de ayer que sabe dar poderoso realce con su batuta a las más brillantes producciones de música clásica.

 

La estudiantina efectuó admirablemente, sin olvidar detalle alguno y con gran precisión artística, la ‘Serenata húngara’, de Foncieres; la sinfonía de ‘María’, la ‘Danza de Bacantes’, de Gounod, y la sinfonía de Guillermo Tell.

 

Por la delicadeza con que los tocaron llamaron mucho la atención sel numeroso público que los escuchaba los preciosos valses de Waldteufeld, ‘Siempre o nunca’. También fue muy celebrado el ‘Pot-pourri de aires nacionales’, del Sr. Orós.

 

Entre los numerosos concurrentes al concierto de ayer tarde vimos al maestro señor [Tomás] Bretón, quién aplaudió con mucho entusiasmo a los inteligentes artistas de la estudiantina “Pignatelli”. El maestro expuso su opinión obre la estudiantina. ¿Podría conocerse esa opinión?

 

Esta orquesta tendrá seguramente una brillante carrera de triunfos en su excursión artística.

 

Bien la merece». 

Otro medio también confirmó que en dicho concierto era Orós quien la dirigía [56] y un tercero, calificando al concierto cmo "brillante", añadó que la Pignatelli estaba integrada por "12 aragoneses vestidos a la usanza antigua, con manteo, jubón, calzas de terciopelo, media negra de seda, zapatos de charol con hebilla de plata, y a la cabeza el clásico sombrero de tres picos y la cuchara de palo. En el brazo izquierdo lucen un airoso lazo de seda cn los colores nacionales" (57). El programa ofrecido entonces fue (57):

«Primera parte

Serenata húngara. Joncieres.

Ingenua, gavota, Arditi.

Danza de las Bacantes, Gounod.

Sinfonía de la ópera Marta, Flotow.

Mia cara, valses, Coote.

Segunda parte

Paso doble 'El chaleco blanco', Chueca.

Marcha turca, Mozart.

Serenata de la 'Fantasía morisca', Chapí.

Sinfonía de la ópera 'Jone', Petrella.

Pot-pourrit de aires nacionales, Orós»

A Granados lo conocíamos ya por haber fundado la Estudiantina Española Fígaro, mientras que Orós, conocido director y que solía dirigir la rondalla del Teatro Principal cuando se requerían instrumentos propios de este tipo de agrupaciones, viajó con la Estudiantina Pignatelli por España y extranjero, incluyendo Chicago [15] [22], "explicó a Bretón las particularidades de las variaciones de la jota mientras componía la ópera” La Dolores [24]. Lo curioso de esta unión es que ambos se alternaron la dirección de la Pignatelli que, además, se nutrió de elementos que habían formado parte de la Estudiantina Española Fígaro [27,28], dato que demuestra la desaparición de la Estudiantina Española Fïgaro tras su gira de 1892.

Sobre sus instrumentos Andreu Ricart [16] señala que disponía de "violines, guitarras, bandurrias, laúdes y un oboe", mientras que en lo relacionado a su repertorio el antes mencionado autor ya señalaba en 1995 que "incluía tanto la castiza música española como selectos trozos de música clásica, hábilmente arreglados por los maestros Granados y Orós" y de los que cita específicamente al 'Potpourri de aires españoles' compuesto por Granados, aunque más adelante en esta revisión entraremos en los contenidos de su repertorio.

1893 - Pignatelli 

Posible grabado referente a la Estudiantina Pignatelli (71)

The Graphic, periódico británico semanal ilustrado que se emitía todos los sábados, publicó en la portada del día 18 de marzo de 1893 (71) el anterior dibujo de “una banda de "Spanish Students” entre los bosquejos referentes al Carnaval español. Dado que se adivina un oboe en primer plano del dibujo, pensamos que el mismo representara a la "Estudiantina Pignatelli", única estudiantina en la que hemos hallado constancia documental que acredite el uso del oboe. 

1891

La Estudiantina Pignatelli ofreció conciertos en diferentes teatros, generalmente amenizando los intermedios entre los actos de las piezas teatrales que allí se ofrecían, recabando fondos para realizar giras tanto por España, conociéndose que los dio en Madrid, Valladolid, Santander, Bilbao, Huesca, Zaragoza, Oviedo, Barcelona, Gijón [33], como por Europa y América. De esta manera hay constancia de su viaje a Madrid antes de "hacer una larga excursión por España y el extranjero", programando hábilmente un concierto "exclusivamente dedicado a la prensa" anunciado para el 9 de julio de 1891 en el Salón Romero [1].

La decisión de interpretar sus piezas ante la prensa no tuvo la repercusión mediática que, al parecer, tal estrategia perseguía pues Andreu Ricart cita al diario El Imparcial de Madrid que, sin aportar fecha, informaba de haberla recibido y presenciado un "pequeño concierto compuesto por un pasodoble de Orós, una mazurca, un vals, una polca, una danza americana y un pasodoble de Granados"[16] y nosotros hemos hallado que diez días más tarde del referido concierto la prensa publicaba este breve al respecto: "La Estudiantina Pignatelli.

«Varios jóvenes aficionados a la música popular han formado, bajo la dirección del Sr. Oroz [por Orós], una estudiantina que lleva igual nombre que el egregio aragonés Príncipe de Pignatelli. El público de Madrid ha tenido ocasión de admirar, en el salón Romero, a estos artistas. La estudiantina Pignatelli ha logrado, en su breve paso por Madrid, despertar la atención de todos. Ya ha marchado a provincias a añadir nuevos triunfos a la lista de los alcanzados en la corte» [2].

1892

Igualmente oportuna, porque la prensa recogió el hecho que tuvo lugar serenata en el gran salón comedor central del Hotel de Europa, la Estudiantina Pignatelli obsequió con una a doña María Tubau el 23 de mayo de 1892, fecha en que su compañía de teatro se despidió del público madrileño [3].

Continuó gira hacia Barcelona, a donde llegó el 6 de junio "de paso para París" [4,6], ofreciendo esa noche "en el Teatro Principal el primero de los dos conciertos". Refería la prensa, sin dar más datos, que "el programa se divide en tres partes, de tres piezas cada una de las primeras y de cuatro la última, resultando muy escogido" [5].

El segundo de los conciertos tuvo lugar el 10 de junio de 1892, también en el Teatro Principal, anunciándose que "de Barcelona marchará a París, pasará después a Londres, desde donde se regresará a España, cuyas principales capitales recorrerá. Después, durante la época de la Exposición Universal de Chicago, irá a esa capital. Esta noche dará también un concierto en la Sociedad Balaguer, en obsequio de la prensa"[7,8]. Esta estrategia de ofrecer conciertos a la prensa tuvo en la barcelonesa mejor resultado, publicándose el 12 de junio del mismo año el siguiente artículo:

«Invitados por el representante de la "Estudiantina Pignatelli", hemos asistido a un concierto que dedicado a la prensa se ha dado en la vasta terraza y espacioso salón de la "Sociedad Balaguer".

Si hemos de ser francas del todo, consta que no asistimos al concierto por el gusto de oír guitarras y bandurrias en manos de unos pseudo estudiantes sino por cumplir con la deferencia que tuvieron estos señores al dedicarnos un concierto; esto nos obligó y caminábamos hacia la calle del Hospital con la esperanza de que por los sucesos del día o por ir nosotros muy puntuales, o no se daría el concierto o no estarían todavía los músicos; con lo cual cumplíamos como personas agradecidas y nos libraríamos de oír rascar la vihuela durante un par de horas.

Lamentable engaño era el que sufriríamos, fundado, no sin razón, en otras estudiantinas que corriendo la tuna nos han molestado a menudo en esta ciudad. Conste que no nos referimos a ninguna determinada y menos a la importante y bien organizada que con el nombre de «Fígaro» estuvo años atrás en Barcelona.

Ante todo nos sorprendió agradablemente el vasto y bien decorado local sonde se verificaba el concierto, y mayor sorpresa nos causó la estudiantina, objeto de nuestra visita.

La tal Estudiantina Pignatelli está formada por una orquesta de 10 profesores y un director, que con 5 bandurrias, 4 guitarras y un violoncello causan efectos orquestales incomprensibles, pues la combinación de guitarras y el violoncello producen en casos dados, efectos metálicos los más suaves y, como se comprende, exentos de toda estridencia. Una de las cosas más admirable es la habilidad con que el inteligente director D. José Orós, primer premio del Conservatorio de Madrid y concertino del Teatro Principal de Zaragoza, hace las reducciones para la original orquesta de las piezas más conocidas del repertorio moderno y el buen criterio que muestra en escoger las que son propósito para ser reunidas y puedan causar mayores efectos. Éstos son obtenidos gracias al dominio que tienen los profesores sobre sus instrumentos y a los múltiples ensayos que pueden efectuar bajo una atinada dirección, con todo lo cual se obtienen multitud de finezas de ejecución y colorido, que constituyen el principal deleite del oyente. Entre los profesores son notables el primer bandurria y el violoncello, por el tono agradable que saca a su instrumento y por no abusar de la expresión.

Las piezas del vasto repertorio, que se traen sabidas de memoria, son variadísimas  y para todos los gustos, abrazando desde las más difíciles sinfonías de los autores extranjeros hasta el bullanguero pasa-calle de la más popular zarzuela en un acto.

Entre las piezas que oímos con gusto citaremos una gavota de Neusted y un pot-pourri de aires nacionales del director Sr. Oróz». [9] [debió decir Orós].

Al parecer esta crítica favorable le abrió las puertas a nuevos conciertos en la ciudad, anunciándose el 17 de junio un concierto de la Estudiantina Pignatelli en el Teatro Novedades. En este caso sí se especificó el programa que iba a interpretar entre los actos de la obra teatral: "Tocará terminado el primer acto: Mazzantini y Barbero de Sevilla; terminado el 2º acto: Lira y Birrete; y terminada la comedia: Tojours óu jamais y Pot-pourrit" [10,11]. Un segundo concierto fue anunciado el día 19 de junio, también en el Teatro Novedades de Barcelona, señalándose que tocaría terminado el primer acto de 'El señor cura', comedia en 3 actos: "1ª Año pasado por agua, 2ª Pot-pourri, terminado el 2º acto: Cucharillo y Las musas, y terminado el último acto, Ingenua y De Madrid a París" [12]. Al día siguiente se anunció su despedida de Barcelona [13].

1893

Ya en 1893 se tiene conocimiento de que el 21 de febrero la Estudiantina Pignatelli dio una serenata en Madrid "al Sr. Salmerón" [17] en un escuetísimo breve informativo que quizás se refiriera a Nicolás Salmerón, filósofo y político republicano del gobierno de Sagasta. Posiblemente en esa fecha no estuviera totalmente conformada porque un artículo del 19 de marzo de 1893 anunció la llegada de "los principales elementos de la célebre Estudiantina Pignatelli" acompañados por el Maestro Orós [49,50], pero lo más importante de esta reseña es que se afirma que en Madrid «se unirán a algunos artistas de gran valía que formaron parte de la notable orquesta de instrumentos de cuerda que, con el nombre de 'Fígaro', recorrió las principales ciudades de Europa dirigida por el Sr. Granados. Todos juntos, organizados en estudiantina que conservará el nombre de 'Pignatelli' y dirigidos alternativamente por los Sres. Granados y Orós, marcharán a Chicago para tomar parte en los festivales a que la Exposición próxima a celebrarse de lugar».

El 11 de abril se anunciaba en prensa un "concierto de la célebre Estudiantina Pignatelli" en el Teatro de la Zarzuela para el día siguiente señalando, como defiende Andreu Ricart, que la estudiantina estaba "dirigida por los señores Granados y Orós [José Orós], que se encuentran en esta corte [Madrid] de paso para Chicago" [18]. Pocos días después, el 21 de abril, fue el madrileño Teatro Parish el que acogió "sus armoniosos acordes" [19]. Pudo ser la antepenúltima actuación de la Estudiantina Pignatelli en Madrid aunque se anunció en prensa como "la despedida de la Estudiantina Pignatelli" [51], seguramente en referencia a su marcha de la capital ante su próximo viaje a norteamérica. En la misma fecha, con los Sres. Orós y Granados a la cabeza, visitaron la redacción de 'La Correspondencia de España' para garantizarse cobertura mediática ante su próximo viaje a la Exposición Internacional de Chicago. Allí ejecutaron el siguiente programa [51]:

«Valencia (pasodoble), de Granados.

Acclamattion (walses), de Waldteufel.

Serenata española, de Granados.

Carmen (guaracha), de Granados.

Retreta austriaca, de K. Bela».

El mismo medio publicó la composición de la Pignatelli, que entonces estuvo integrada por:

«Guitarristas y bandurristas: Sres. Foronda, García (D. Francisco), Larraz, Garijo, Resa, Vindes, Moliner, Larraz (D. Miguel), García (don Amadeo), Arredondo, Quevedo, López (D. Luís) y López (D. Antonio)» (*). 

(*) Curiosamente el 28 de septiembre de 1896 se anunció un concierto "del primer bandurrista de la Estudiantina Pignatelli, Sr. Muñoz" [42], en el Teatro Viana de La Laguna (Tenerife), y que para el 14 de noviembre de 1896 se anunciaba su participación otro concierto, ahora en Santa Cruz de Tenerife [43,44,45], que finalmente parece que se difirió al día 24 del mismo mes, volviéndose a decir que el tal Sr. Muñoz fue primer bandurrista de la Estudiantina Pignatelli [45,46,47]. Hasta el momento de la última revisión de este artículo no hemos hallado otro dato que nos identifique al Sr. Muñoz como verdadero integrante de esta Estudiantina con anterioridad a 1896, por lo que -de ser cierto que perteneció lala Pignatelli, se incorporaría posteriormente.

«Panderas: Sres. Espinosa y Ruíz.

Violines: Sres. Bernal y Sabater.

Violoncello, Sr. Ortega.

Representante, Sr. Sáiz.

Director, Dionisio Granados. 

Estamos seguros que la Estudiantina Pignatelli, a la que deseamos en su viaje toda clase de prosperidades, habrá de obtener en América brillantes éxitos».

Resulta interesante la información aportada por este artículo porque evidencia que, al menos en ese momento, la Pignatelli tenía damas entre sus filas, dato que posteriormente se publicara ante su inminente llegada a Puerto Rico camino de Chicago, como veremo smás adelante. Lo último que hemos hallado de su estancia en Madrid es un breve del 22 de abril que la ubica dando conciertos en el Teatro Parish (52).

Asencio González, en referencia a su paso por Córdoba en mayo de 1893 dice [53]:

«… la famosa estudiantina-orquesta profesional dirigida por José Orós* dio cuatro conciertos en el Teatro Circo del Gran Capitán (el conocido como Teatro de Verano) entre los días 11 y 14 de mayo* . La estudiantina (que llegó formada por cinco bandurrias, un violoncello, un violín y tres guitarras) obtuvo un rotundo éxito que se plasma en las muy favorables críticas musicales que destacan sus interpretaciones por exactas de precisión y arte musical. En este sentido no diferían de la publicada por el músico don Tomás Bretón en El Liberal del 10 de julio de 1891, que fue copiada dos años más tarde en el Diario de Córdoba del 9 de mayo haciendo de reclamo para el debut de la Piganatelli en nuestra ciudad, en la cual el maestro expresaba quedó “encantado de la limpieza, delicadeza y buen gusto de que hicieron gala, así en la ejecución como en la elección de las piezas”, destacando el arreglo de las mismas “hecho por el director señor Orós” por ser notable y adornado de matices y finezas que acreditan un gusto exquisito; no obstante lo anterior Bretón aconsejaba a la estudiantina que traspasara las fronteras españolas “pues creo que el porvenir económico de dicha estudiantina no es entre nosotros, sino en el extranjero, donde se concede justa importancia á estas comparsas y se recompensa más a los artistas modestos”. Debieron hacerle caso pues este mismo año 1893 actuaron en la exposición internacional de Chicago y luego estuvieron en Cuba».

 

(*) «Violinista que sobresalió dentro de los primeros violines de la Orquesta del Teatro Real de Madrid, razón por la cual llegó a ser violinista de cámara de la infanta Isabel. Conocía a la perfección los instrumentos que integraban las rondallas, para las cuales creó el guitarrón o guitarro de cuatro cuerdas».

 

(**) «Entresacadas de los programas, las piezas que interpretó en Córdoba la Estudiantina Pignatelli fueron: Cádiz, pasodoble, Chueca / Acclamattion, walses, Waldteufel / Fantasía morisca, Chapí / Una flor, mazurca, Orós / Muy linda, walses, Waldteufel / Martha, sinfonía, Flotow / Conversación, mazurca, Granado / Gran pou-purri de aires nacionales, Orós / Chaleco blanco, pasodoble, Chueca / Leaonor, gavota, Orós / Toujours ou jamais, walses, Waldteufel / Candelitas, tango, Granado / Retreta austriaca, K. Bela / Danza slava, canto húngaro, Soriano / Ingénua, gavota, Arditti / Guillermo Tell, sinfonía, Rossini / A toi, walses, Waldteufel / Campanas de Carrión, sinfonía, Orós» 

Como podemos apreciar en 1893, tras dos años de su fundación, la Pignatelli ya no disponía de laúdes ni oboe, cambiando éstos por violoncello y panderas (sus únicas dos mujeres). De estos 20 integrantes fueron 11 los integrantes [29,48] de la Estudiantina Pignatelli (director y 10 mú sicos) que emprendieron viaje a Chicago saliendo desde el puerto de Cádiz en el vapor correo Hespérides y llegando a Santa Cruz de Tenerife el día 6 de junio de 1893 [29,30]. Anunciaron que a su llegada a Tenerife, bajo la dirección de D. José Orós, darían su primer concierto en la isla al día siguiente [48]. Aprovecharon la carta que el maestro Tomás Bretón escribiera el 10 de julio de 1891 para, con su publicación en los periódicos locales, crear más expectativa en la ciudadanía y, con ello, buscar llenar el aforo del Teatro Principal de dicha ciudad [29,30,31]. La cita a la referida carta decía:

«A continuación publicamos la carta que el maestro Bretón publicó en ‘El Liberal’ y ‘El Resúmen’ de Madrid el día diez de julio de 1891: «Al señor redactor de El Liberal que pide mi opinión sobre la Estudiantina Pignatelli:

"Muy señor mía y de mi consideración: No esperaba que se comentasen las breves palabras que dije después de oír la citada estudiantina en la tarde del 7 en el Salón Romero [de Madrid], y menos que se me pidiese su publicación., a la cual defiero por corresponder a la indicación de El Liberal y porque no entiendan los simpáticos individuos de la estudiantina que me recato de decir en público lo que siento y he expresado en privado.

Por acaso llegué al Almacén Romero la tarde de dicho día ignorando que tuviera lugar concierto alguno; me paré a escuchar un momento, con propósito de marcharme muy luego, pero me sorprendió tanto la interpretación de la obertura de’ Marta’, que a la sazón ejecutaban, que ya escuché el resto del programa quedando encantado de la limpieza, delicadeza y buen gusto de que hicieron gala, así en la ejecución como en la elección de las  piezas.

El arreglo de éstas, hecho por el director Sr. Orós, es notable; los matices y finezas con que las adorna acreditan exquisito gusto, revelando todo en él que es habilísimo director, y porque no se crea absoluto mi modesto aplauso, me permitiré advertir que en el «entreacto de Filemón» sobran unos mordentes que espontáneamente tal vez hacen los bandurristas. 

Cinco de éstos, cuatro guitarristas y un violoncellista componen la banda; total, once con el director. No es grande por el número, pero lo es ciertamente por el resultado artístico.

Los españoles miramos con harta  indiferencia esta clase de conjuntos, al propio tiempo que no escatimamos nuestros aplausos entusiastas a los buenos como éste, y nos emocionamos al escuchar, por ejemplo, las inspiraciones y maravillosas coplas de la ‘jota’, el más hermoso ‘aire español’. Tal sucede con la primera en el pot-pourri del Sr. Orós.

El concierto de esta noche ha ratificado mi opinión, y las entusiastas manifestaciones del público me enseñan que pienso bien; pero creo que el porvenir económico de dicha estudiantina no es entre nosotros donde lo pueden encontrar sino en el extranjero, donde se concede justa importancia a estas comparsas y se recompensa más a los artistas modestos. 

Que logren éstos su deseo, y el amable periodista no me vuelva a aludir, el él de quién se repite suyo afectísimo seguro servidor.

Tomás Bretón. 10 Julio 1891"» [29,30].  

El programa de su primer concierto dado en Santa Cruz de Tenerife el 7 de junio de 1893 [31] bajo la dirección de José Orós fue:

«Primera parte:

1. Cádiz, paso-doble, Chueca; 

2. Serenata española, Granado;

3. Acclamattion, valses, Waldteufel. 

Descanso de diez minutos.

Segunda parte:

1. Marcha turca, Mozart.

2. Danza Slava, canto húngaro, Soriano.

3. Marta, sinfonía, Flotow.

Descanso de diez minutos.

Tercera parte:

1. Pavana, capricho, E. Lucena;

2. Campanas de Carrión, sinfonía, Planquet;

3. Gran poupourri de aires nacionales, Orós» [31].

Grandes elogios recibieron las ejecuciones de la 'Danza Slava', 'Marta' y 'Campanas de Carrión', con especial mención a sus pianísimos, en los que "no se perdía una nota" [32]. Es interesante destacar que, lejos de la apariencia evidenciada por las escasas fotos que se han hallado de ella, en este primer concierto (e imaginamos que en los restantes que diera en esta gira) El Liberal de Tenerife describió de esta manera su vestimenta, aunque aún no hemos hallado fotos de la Estudiantina vestida de esa manera:

«....visten el clásico traje estudiantil, manteo, jugón [por jubón] y calzas de terciopelo, medias de seda, zapato con evilla [por hebilla] de plata, sombrero de dos picos con la cuchara de la sopa y en el brazo izquierdo un lazo de seda con los colores nacionales» [33].

Tal fue el éxito alcanzado que anunciaron un segundo concierto para el día 8 de junio con el siguiente programa [33]:

«Primera parte.

1. Chaleco Blanco paso-doble, Chueca.

2.Ingenua gavota, Arditti. 

3. Siempre ó nunca valses, Waldteufel. 

Descanso de diez minutos.

Segunda parte.

1. Una flor mazurka, 0rós.

2. Fantasía morisca, Chapí. 

3. Barbero de Sevilla, sinfonía, Rossini.

Descanso de diez minutos

Tercera parte

1. Aire paso-doble, Granado. 

2. Retreta austríaca, K. Be!a.

3. Poupurri de aires españoles, Orós».

De este segundo concierto la prensa elogió la ejecución de 'El barbero de Sevilla' y el 'Poupurri de aires españoles', de los que dijo que se repitieron, y la 'Retreta austriaca' [34].

Finalmente anunció un tercer concierto para el viernes 9 de junio con el siguiente programa [34]:

«Primera parte

1. Mazzantini, paso-doble, Jimenez.

2. Serenata húnga, Fonciéres.

3. A toí,  valses, Waldteufel.

Descanso de diez minutos.

Segunda parte

1. Conversación, mazurka, Granado.

2. Danza Slava, canto húngaro,. Soriano.

3. Gran sinfonía de Guillermo Tell, Rosini.

Descanso de diez minutos.

Tercera parte

1. Frascuelo, paso-doble, Juarranz.

2. Anillo de Hierro, preludio, Marques.

3. Poupurri de aires españoles, Orós». 

Al día siguiente marchó hacia la isla de Gran Canaria en el vapor 'Viera y Clavijo' [35], pero no hemos hallado datos de posibles conciertos allí.   

Es el 27 de junio de 1893 cuando, camino de la Exposición Universal de Chicago, zarpa en el vapor 'Puerto Rico' [36] hacia La Habana desde el puerto de Santa Cruz de Tenerife, pero antes hicieron escala en Puerto Rico dado que, preparando al público ante su próxima llegada, un periódico de Puerto Rico (58) reproducía el siguiente contenido de un diario español:

«De 'La Correspondencia de España' fechada el 21 de abril recordamos el siguiente suelto:

“Anoche tuvimos el gusto de ser invitados por la notable estudiantina Pignatelli, que ha obtenido aplausos en toda España y que se dispone a continuar su excursión artística con un viaje a la Exposición Universal de Chicago, Con la maestría que todos le reconocen, interpretó las composiciones siguientes: 

Valencia (pasodoble), de Granados.

Acclamattión (walses), Waldtenfel.

Serenata española, de Granados.

Carmen (guaracha), de Granados.

Retreta austriaca, de K. Bela.

Dirigía el inteligente maestro señor Granados. Componen la estudiantina los señores siguientes:

Guitarristas: Señores Foronda, García (don Francisco), Larraz, Garijo, Resa, Vindes, Moliner, Larraz (don Miguel), García (don Amadeo), Arredondo, Quevedo, López (don Luis) y López (don Antonio).

Panderas: Señoras Espinosa y Ruiz.

Violines: Señores Bernal y Sabater.

Violoncello, señor Ortega.

Representante, señor Sáiz.

Antes de marchar a Chicago, lo que efectuarán a mediados del mes próximo, se proponen dar algunos conciertos, entre otros, uno en Palacio, que se verificará dentro de cuatro o cinco días. Estamos seguros de que la estudiantina Pignatelli, a la que deseamos en su viaje toda clase de prosperidades, habrá de obtener en América brillantes éxitos. Embarcará en Cádiz el día 30 de mayo, con destino a Puerto Rico, Habana, Nueva-York y Chicago, en todos cuyos puntos dará conciertos» 

Este contenido indica no sólo la presencia de dos mujeres en las filas de la Estudiantina sino que, desaparecida la Estudiantina Española Fígaro el año anterior, Dionisio Granados se unió a ella y alternó su dirección con José Orós.

La prensa puertorriqueña anunció el primer concierto de la Pignatelli en el teatro de San Juan el día 13 de julio de 1893 (60), sobre el que, al día siguiente, se publicara (61): 

«Anoche con escaso pero escogido público hizo su debut en el teatro de esta Capital [San Juan] la renombrada estudiantina “Pignatelli” y en verdad resultaría pálido cuanto dijésemos en su favor. Es, incuestionablemente, de lo mejor que en su clase hemos visto en Puerto Rico. La componen diez verdaderos profesores de bandurria, guitarras, un violoncello y un violín, bajo la competentísima dirección del señor Orós, y es tal la maestría con que saben hacer brotar armonía de sus instrumentos que no hay nada más que pedir. No hablamos de una sola persona en el coliseo que no estuviese entusiasmada y que no pensase como nosotros: que es muy buena y digna del favor del público la estudiantina “Pignatelli” a quién el auditorio premió con aplausos repetidísimos y expontáneos haciéndola presentar en escena cada vez que se bajaba la cortina. Para esta noche anuncia su segunda función».

Sobre el segundo concierto ofrecido en el mismo lugar  el día 14 de julio se publicó (62):

«Anoche se presentó por segunda vez en nuestro teatro la justamente aplaudida estudiantina Pignatelli [en cursiva] dejándonos oir extasiados los números del programa que fueron ejecutados magistralmente, mereciendo los honores de la repetición los titulados “De Madrid a París, terceto de Los Chigarreros por Chueca” y “Campanas de Carrión, sinfonía de Planquet”. La concurrencia del coliseo fue bastante escasa».

«Programa de la Estudiantina Pignatelli en función esta noche: 

Primera parte.

Mazzantini, pasodoble, Juarranz.

Marcha Turca, Mozart.

Muy linda, valses, Waldteuffeld.

Diez minutos de intervalo.

Segunda parte.

Lira y birrete, mazurka, Pardo. 

Pavana, capricho, Lucena.

Guillermo Tell, sinfonía, Rossini.

Diez minutos de intervalo.

Tercera parte.

Serenata de la Fantasía Morisca, Chapí.

Aria y Miserere del Trovador, Verdi.

Gran jota de la zarzuela La Bruja, Chapí».

EL programa anunciado para el concierto de la noche del día 16 de julio en la capital boricua fue (63):

«Piezas que tocará esta noche en nuestro teatro la estudiantina Pignatelli.

Primera parte:

Frascuelo (paso-doble), Juarranz.

Anillo de hierro (preludio), Marquéz.

A Toy (ilegible), Waldteufeld.

Diez minutos de intervalo.

Segunda parte:

De Madrid a París.

(ilegible)… de las cigarreras, Chueca.

Danza (ilegible) (canto húngaro), Soriano.

Guillermo Tell (sinfonía), Rossini.

Diez minutos de intervalo.

Tercera parte:

Eugenia (gavota), Arditti. 

Campanas de Carrión, Planquet.

Gran pot-pourrit de aires españoles, Orós».

Sobre el quinto y último concierto dado en el teatro de San Juan el día 16 de julio sabemos (64):

«He aquí las piezas que como despedida tocará en el teatro la estudiantina Pignatelli en la noche de mañana:

Primera parte. 

Cádiz (marcha), Chueca.

Die Soldante leven (retreta), Kele-bela.

Mi ensueño (walses), Waldteufel.

Diez minutos de intervalo.

Segunda parte.

La Sevillana (polka), Granados. 

Barbero de Sevilla (sinfonía), Rossini.

La Borinqueña (danza), F. Astol.

Diez minutos de intervalo.

Tercera parte.

Serenata Húngara, Joncieres. 

Il Trovatore (miserere), Verdi. 

Pot-pourrit de aires españoles, Orós.

Los precios  de las localidades han sido rebajados en esta forma: Palcos bajos, 4 pesos; Id. Altos, 3 pesos; Lunetas con entrada, 1 peso; Entrada general, 50 centavos; Id. de Paraiso, 25 centavos; Asiento de tertulia con entrada, 40 centavos; Grillé de tercer piso, 2 pesos».

De San Juan  viajó al sur de la isla (65), ofreciendo en Ponce al menos un concierto pues, según se desprende de la información publicada y, aunque anunciara más, no las realizó todas e, incluso, hubo incidentes que no gustaron a la prensa (66):

«La estudiantina Pignatelli se marchó con las bandurrias a otra parte. Anunció una función para ayer noche; le pedimos que tocara el himno nacional francés y, lo mismo que en la Capital, lió sus bártulos, no dio la función y tomó pasaje para Haití. No la acompaña el doctor Rodríguez Castro.

Y, como no pudo complacernos, quiso dar una nota francesa y se despidió a la ídem. Buen viaje a los jóvenes concertistas. Puerto Rico no correspondió a sus halagüeñas y justas esperanzas. Tal vez Haití corresponda. Porque el violón y la bandurria y el violoncello y la guitarra, tocando una sinfonía o un potpourrit o tocando una jota son admirables. La Borinqueña no les resulta. Y quizá tampoco les resulte la gran marcha patriótica de Rouget de l’Isle.

Pídese la Marsellesa

No la conocen acaso,

Y para salir del paso

Despídense…. A la francesa»

Abandonó Puerto Rico en o antes del día 27 de julio con rumbo a Haití (67):

«Con rumbo a Haity y Colón se ha embarcado en Ponce la Estudiantina Pignatelli. La apreciada troupe se despidió en la ciudad del Sur como aquí, a la francesa. Embarcóse cuando tenía anunciada una función».

No hemos hallado nada en las hemerotecas españolas referencias a sus posibles actuaciones en Chicago, sólo que las hubo "en la ciudad de Chicago" (68). Investigada toda la base de archivos de la hemeroteca digital más importante de los EE.UU. (la del Congreso) sólo hemo hallado la siguiente referencia los días 27 de julio y 30 de septiembre de 1893, que corresponde a una anécdota de su estancia en la Ciudad del Viento:

«El Spanish Student (hablándole a la señorita Dearborn de Chicago, a quién ha conocido en la Exposición): Ah, señorita mía! Permítame sólo tocar la guitarra bajo su balcón”

La señorita Dearborn: No señor; eso sería inutil. Nuestros apartamentos están en el undécimo piso y sería imposible escucharle.» 

Sobre lo acontecido durante su regreso hemos hallado dos referencias a su paso por Cuba. Una sin fecha en Matanzas donde el "Quinteto Pignatelli" ofreció un concierto que tuvo éxito [14], y otra en La Habana el el 10 de septiembre, aludiendo "funciones muy concurridas" en los salones del Casino Español y de la 'Sociedad Aires d'a Miña Terra' en las que también figuró la cantante italiana Araceli D'Aponte. Esta noticia señalaba que la Estudiantina estaba dirigida por José Orós y Mañas [20], en referencia a Vicente Mañas Orihuel. Carrasco Vázquez dicea que el 25 de septiembre en La Habana y "participa en el concierto inaugural del Salón López, propiedad de Anselmo López, y "alterna con Estudiantina Pignatelly.." (apareciendo su nombre escrito con "y") añadiendo que la Estudiantina Pignatelli actuó en el Salón López, "localizado en los altos del almacén de música del celebérrimo violinista y editor de música español don Anselmo López (1841-1920)". Comenta dicho autor que La Ilustración de Cuba publicó el 1 de octubre una breve nota del concierto dado en el Casino Español y la Sociedad Aires d'a Miña Terra en el que participó la Estudiantina Pignatelli. Cabe la posibilidad de que, al hablar sólo de un quinteto, el resto de integrantes de la Pignatelli permanecieran en tierra americana.

Se aunició su escala en Santa Cruz de Tenerife para el 17 de mayo de 1894 [37], comentándose que era probable que diera conciertos hasta el día 25 del mismo mes, fecha en que regresaría a la península. El dato de que sólo se anunciara para la noche del sábado 19 de mayo un concierto por "un cuarteto de la Estudiantina Pignatelli" [38,39] nos hace pensar en las siguientes posibilidades respecto a los restantes integrantes:

a) que permanecieran en continente americano,

b) que viajaran en otro barco,

c) que no desearan participar en el concierto anunciado. Sólo sabemos que este cuarteto estuvo integrado por dos guitarristas y dos bandurristas a los que acompañó la señorita Encarnación Box [38,39,40].

Este concierto tuvo lugar en el Teatro Principal de Santa Cruz de Tenerife con el siguiente programa:

"Primera parte

1º Estudiantina (marcha) Zorzono.

2º Anillo de Hierro (preludios), Marqués.

3º Celestial (mazurka de salón), Toledano.

Segunda parte

4º Leonor (gavota) Orós.

5º Sobre las olas (vals) Rosas.

6º Dúo de la Mascota, Audran.

Tercera parte.

7º Serenata andaluza, Metranaez.

8º El Trovador (aria y miserere), Verdi.

9º Gran Pout-pourrí español, Morales.

Cuarta parte.

El precioso baile andaluz "El Vito", ejecutado en carácter por la Srita Encarnación Box" [39]. 

Por la prensa sabemos que hubo un segundo concierto la noche siguiente (domingo), pero no hemos hallado su programa, sólo que acudió "numerosa concurrencia" ambas noches [40]. Finalmente hubo un tercer concierto de dicho cuarteto [41] del que tampoco hemos hallado su programa.

Refiere Mateo Montalbán que en 1895, año en que Tomás Bretón estrenaba en Zaragoza la ópera ‘La Dolores’, la "rondalla de José Orós" intervino para interpretar el pasacalle y la jota de la misma [22,4]. En este año José Tremps y Castellón, quien fuera otro de sus directores, "quedó 2º en el Certamen Oficial de Jota de Zaragoza y en 1896 volvió a quedar 2º en este mismo concurso con la Rondalla Tremps". Su reconocimiento en el Certamen Oficial de Jota le valió para ponerse al frente de la Rondalla Pignatelli fundada por el maestro Orós [21]>.

No hemos hallado más referencias a actuaciones de la Pignatelli en su integridad ni tampoco como agrupación de varios integrantes de ella, sólo varias citas del último trimestre de 1896 referidas a un tal Sr. Muñoz que la prensa anunciaba como "primer bandurrista de la Estudiantina Pignatelli" que ofreció conciertos en las Islas Canarias [42,43,44,45,46] y de los cuales únicamente hemos hallado el programa del ofrecido el 17 de noviembre de dicho año en el Teatro de Santa Cruz de Tenerife en que el citado bandurrista interpretó (acompañado al piano por el Sr. Cortada) un fragmento de la zarzuela 'Las campanas de Carrión'. el preludio de la zarzuela 'El anillo de hierro', aria y miserere de la ópera 'Il trovatore' y la serenata de 'Metra' [46].

Rondalla Tremps Estudiantina Pignatelli

Agrupación en tiempos en que el maestro Tremps la dirigía [21]

La actividad de José Orós era, al parecer, intensa, publicándose que en 1900 "ofrecía conciertos con su Quinteto en el Café París" (de Zaragoza) con "programa de Borrell, Arrieta, Rossini, Joaquín Valverde y Ramón Estellés, Balart, José Serrano, Wagner - Fantasía de Tannhäuser -, Berger y Chapí - Fantasía La Bruja-, a lo largo de varios conciertos [22]. Gimeno Arlanzón dice de Orós que "fue uno de los mejores directores de rondallas, comenzando en 1891 con la Estudiantina Pignatelli, con la que viajó de gira a Cuba y a Chicago...." dirigiéndola más tarde José Tremps. También fue director del Orfeón Zaragozano "después de Martín Mallén Olleta" y "dirigía en el Teatro Principal cuando se requería este tipo de agrupación, constituida instrumentalmente por bandurrias, laúdes, guitarras y guitarrones". 

Rondalla Tremps Estudiantina Pignatelli 2 copia

Agrupación en tiempos en que el maestro Tremps la dirigía [21]

El 28 de septiembre de 1902 la Pignatelli, dirigida por el maestro Tremps, dio una serenata frente las Casas Consistoriales [quizás de Barcelona] "ejecutando 'La alegría de la huerta' (pasodoble), melodía sobre motivos de 'Las Campanas de Carrión' y 'jotas aragonesas'. Los números ejecutados fueron calurosamente aplaudidos por un numeroso público que se improvisó en la plaza de San Jaime. La rondalla Pignatelli se compone de 16 ejecutantes entre guitarras, bandurrias y su correspondiente «guitarrico», formando un conjunto sumamente armonioso"[23].

Rondalla Pignatelli disco 1917Calvo, Férriz, Aguarón y Rodes [21] señalan que José Tremps llegó a trabajar con el Maestro Orós y Mariano Malandía y estuvo al frente de la Rondalla Pignatelli desde 1902. Las mismas autoras comentan que en 1903 la Rondalla Pignatelli se presentó al certamen de rondallas de las fiestas de Valencia con nueve ejecutantes "y el maestro diez", llevaron como acompañantes al gran jotero Juanito Pardo, a Benito Álvarez y a la pareja de Alcañiz Teresa Salvo y Francisco Espada, logrando el Primer premio", ganando también "en Barcelona", aunque no aportan más datos.

Muy parcas son las noticias referentes a los últimos años de la Estudiantina Pignatelli:

En 1910 tuvo lugar una anécdota simpática cuando, a mitad de una actuación de la Pignatelli en Zaragoza, "se produjo un gran revuelo porque la moda de la época imponía unos grandes sombreros a las señoras, que no dejaban ver a los ocupantes de la butada de atrás. Esa tarde se interrumpió el acto hasta que todas las señoras se quitaron los sombreros y luego continuó con normalidad" [24]. En este año la Pignatelli, dirigida por el maestro Tremps, fue a París donde ofreció un concierto de obras españolas y permaneció un mes en la exposición de Bruselas, donde sus actuaciones fueron vistas por los reyes de Bélgica [21].

El 17 de marzo de 1917 se anunciaba que Discos Odeon "ha realizado el milagro de reunir a los dos colosos [Miguel Asso y Cecilio Navarro] y ha completado el conjunto haciéndolos acompañar por la famosa 'Rondalla Pignatelli', que dirige el popular maestro Tremps, conservando en su composición el típico guitarrico, que nunca había sido impresionado" [25]. La suerte quiso que dos años después de publicar la primera versión de este artículo diéramos en una subasta con el disco de pizarra en que intervenía Cecilio Navarro, tenido por el más popular cantante de jotas aragonesas del siglo XX.

Estudiantina Pignatelli 1917 Maestro Tremps acompana a Cecilio Navarro -  anverso y reverso

Disco de pizarra de 78 rpm grabado en 1917 por la Pignatelli con Cecilio Navarro [54]: Jotas de Ronda y Jotas de Baile.  Escucha como sonaban pulsando los enlaces

Aunque coinciden en que la desaparición de la Pignatelli se debió a la muerte de José Tremps, su último director, difieren en el año de su muerte, acaeciendo ella en 1919 para Mateo Montalbán [24] y en 1923 para Calvo, Férriz, Aguarón y Rodes [21], no hallando ninguna biografía que aclare esta fecha.

Conclusiones

  1. La gira americana de la Estudiantina Pignatelli, muy posiblemente inspirada en el éxito obtenido por las dos giras previas hechas por la Estudiantina Española Fïgaro al continente americano, tuvo más repercusión mediática en la España penínsular e insular (Puerto Rico) que en el objetivo de su viaje (Chicago).
  2. Cabe la posibilidad de que, como ocurriera antes con la Fígaro, algún integrante de la Pignatelli decidiera quedarse en tierras americanas.

_________

Fuentes:

[1] El Heraldo de Madrid. 08-07-1891.

[2] Blanco y Negro. 19-07-1891.

[3] La Vanguardia. 24-05-1892

[4] La Vanguardia. 06-06-1892

[5] La Publicidad. 06-06-1892.

[6] La Vanguardia. 07-06-1892

[7] La Vanguardia. 09-06-1892

[8] La Vanguardia. 10-06-1892.

[9] La Publicidad. 12-06-1892.

[10] La Vanguardia. 17-06-1892.

[11] La Publicidad. 17-06-1892.

[12] La Vanguardia. 19-06-1892.

[13] La Vanguardia. 20-06-1892. 

[14] Adolfo Dollero - Cultura Cubana (la provincia de Matanzas y su evolución). La Habana, 1919.

[15] Gimeno Arlanzón, B. Sociedad, cultura y actualidad artística de la España de fines del siglo XIX a través de las publicaciones periódicas musicales: Zaragoza y la revista El Correo Musical, 1888 (II)". En: Anuario Musical, nº 61. Enero-diciembre de 2006.

[16] Andreu Ricart, R. Estudiantinas Chilenas. Origen, desarrollo y vigencia (1884-1995). 1995.

[17] El Heraldo de Madrid. 21-02-1893.

[18] La Época. 11-04-1893.

[19] El Álbum Iberoamericano. 22-04-1893.

[20] Carrasco Vázque F. Vicente Mañas Orihuel, aproximaciones a su vida y obra. Tesis. Universidad Nacional Autónoma de México. Coyoacán, 2010.

[21] Sara Calvo, Lucía Férriz, Alicia Aguarón, Irene Rodes. José Tremps y Castellón, biografía. Glogster EDU En:  http://dclajota.edu.glogster.com/calle-maestro-tremps/ Visto el 02-03-14.

[22] Gimeno Arlanzón, B. Las publicaciones periódicas musicales zaragozanas en la España de la Restauración (1883-1924): un estudio de la sociedad, cultura y actualidad artística locales. Tesis doctoral. Universidad de Zaragoza. Febrero, 2010.

[23] La Vanguardia. 29-09-1902.

[24] Serafín Mateo Montalbán. La rondalla y la jota. En: Revista de Capas y Panderetas y del Arte en general. Nº 1. Enero, 2006.

[25] La Vanguardia. 17-03-1917.

[26] Martín Sárraga, FO. Dionisio Granados, fundador y primer director de 'La Fígaro', vendió en Viena los derechos del vals 'El Turia'. TVNAE MVNDI. 18-09-12.

[27] La Correspondencia de España. 21-04-1893.

[28] La Correspondencia de España. 19-03-1893.

[29] Diario de Tenerife. 06-06-1893.

[30] El Liberal de Tenerife. 06-06-1893.

[31] El Libera de Tenerife. 07-06-1893.

[32] Diario de Tenerife. 08-06-1893.

[33] El Liberal de Tenerife. 08-06-1893.

[34] El Liberal de Tenerife. 09-06-1893.

[35] Diario de Tenerife. 10-06-1893.

[36]  El Liberal de Tenerife. 30-6-1893.

[37] Diario de Tenerife. 16-05-1894.

[38] El Liberal de Tenerife. 18-05-1894.

[39] Diario de Tenerife. 19-05-1894.

[40] El Liberal de Tenerife. 21-05-1894.

[41] Diario de Tenerife. 25-05-1894.

[42] La Opinión (Santa Cruz de Tenerife). 28-09-1896.

[43] La Opinión (Santa Cruz de Tenerife). 12-11-1896.

[44] El Liberal de Tenerife. 13-11-1896.

[45] La Opinión (Santa Cruz de Tenerife) 14-11-1896.

[46] La Opinión (Santa Cruz de Tenerife). 16-11-1896.

[47] La Opinión (Santa Cruz de Tenerife). 18-11-1896.

[48] El Progreso (Santa Cruz de Tenerife). 07-06-1906.

[49] La Correspondencia de España. 19-03-1893.

[50] La Correspondencia de España. 20-03-1893.

[51] La Correspondencia de España. 21-04-1893.

[52] Mª Guadalupe Munguía Tiscareño. Investigación personal. En: El Álbum Iberoamericano. 22-04-1893.

[53] Asencio González, R. Estudianterías cordobesas : compilación de la lírica escolar y de la historia de nuestras tunas y estudiantinas desde su origen al año 1986. Servicio de publicaciones, Universidad de Córdoba. 2007.

[54] Martín Sárraga, FO. Disco de 78 rpm de la Estidiantina Pignatelli acompañando a Cecilio Navarro (1917) comprado en subasta. Colección personal.

[55] El Liberal. 09-07-1891. Pag 3.

[56] El País. 08-06-1891. Pag 3.

[57] La Época. 09-07-1891. pag 3.

[58] La Correspondencia de Puerto Rico. San Juan. 13-05-1893.

[59] La Correspondencia de Puerto Rico. San Juan. 11-07-1893.

[60] La Correspondencia de Puerto Rico. San Juan. 11-07-1893.

[61] La Correspondencia de Puerto Rico. San Juan. 14-07-1893.

[62] La Correspondencia de Puerto Rico. San Juan. 15-07-1893.

[63] La Correspondencia de Puerto Rico. San Juan. 16-07-1893.

[64] La Correspondencia de Puerto Rico. San Juan. 17-07-1893.

[65] La Democracia. Ponce. 22-07-1893.

[66] La Democracia. Ponce. 26-07-1893. Pag. 2.

[67] La Correspondencia de Puerto Rico. San Juan. 27-07-1893.

[68] Andreu Ricart, R. Estudiantinas Chilenas. Origen, desarrollo y vigencia (1884-1995). 1995. Pags. 92-93.

[69] The Waco evening news.(Waco, Texas). 27-07-1893. Pag 2.

[70] The Kimball graphic.(Kimball, Dakota del Sur). 30-09-1893.

[71] The Graphic. (Londres, Inglaterra). 18-03-1893. Pag 1.


Publicación: 02/03/14  Última actualización: 29/09/17