Artículos

Imprimir

José Molina León

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

 

Rafael Asencio González. Investigación personal. 2014.


Molina Leon foto de estudio

Nacido en Córdoba el 23 de febrero de 1869 (Moreno Calderón J. M., Música y músicos en la Córdoba contemporánea, Publicaciones Obra Social y Cultural Cajasur, Córdoba 1999, p. 72), fue "su desinteresado primer maestro en esta capital, el distinguido profesor don Eduardo Lucena" (Diario de Córdoba 05-07-1891). Con posterioridad principió sus estudios musicales reglados en el curso 1886-1887 en la Escuela de Bellas Artes (cuya sección de música había arrancado el anterior curso), obteniendo la calificación de notable en el primer y segundo año de violín. En el curso 1887-1888 obtuvo un medalla de primera clase y otra de segunda clase, que recibió en la distribución de premios que tuvo lugar en el Gran Teatro la noche del 28 de septiembre de 1889. En el curso 1888-1889 obtuvo "Primera Medalla" en el 5º año de violín. El Diario de Córdoba del día 5 de julio de 1891 informaba de que en los exámenes sufridos por Molina León en la Escuela Nacional de Música y Declamación había obtenido las siguientes calificaciones: "sobresaliente en el tercer año de solfeo y tercero de violín, e igual nota en el primer año de armonía y cuarto y quinto de violín".

Molina Leon en Madrid 1904 2En 1893 se tiene constancia de su presencia como primer violín en la "Estudiantina Cordobesa" que participa en la póstula de la Comisión Provincial de la Cruz Roja los días 25 y 26 (sábado y domingo) de noviembre al objeto de adquirir botiquines, camas de campaña y otros útiles necesarios en la plaza y campo de Melilla, y así en el Diario de Córdoba del 29 de noviembre de 1893 podemos leer lo siguiente: “La Estudiantina y la comisión [de La Cruz Roja] recorrieron las calles cantando aquella y tocando algunos números musicales, entre ellos una jota, obra del aplaudido primer violín don José Molina”. En 1896 Molina León aparece en la prensa como director de la Estudiantina, así en la serenata ofrecida el día 19 de marzo al general Francisco de Borja Canella, de regreso de la campaña de Cuba, en su domicilio de la calle Manriques (Diario de Córdoba 21-03-1896: “... hábilmente dirigida por el joven compositor don José Molina”), dirección que, cabe la duda preguntarse si ocupo realmente o tan sólo puntualmente en sustitución por ausencia de su titular o titulares [tesis por la cual me inclino y ya manifesté en ¡Salud y Filarmonía! Historia del Centro Filarmónico (1879-1887), Ed. Real Centro Filarmónico de Córdoba Eduardo Lucena, Córdoba 2013, p. 189] que serían en 1896 Ángel Villoslada y Ángel Galindo, en 1897 Ángel Galindo, y a partir de 1898 un joven Francisco Romero Gálvez que, con tan sólo 18 años, se hacía cargo de ella hasta 1902, momento en el que la Estudiantina Cordobesa se disolvía, reorganizándose, como veremos, en octubre de ese mismo año.

Un año antes, en 1895, aparece mencionado como director de la comparsa que, organizada por la “Asociación de Obreros”, recorrió las calles de Córdoba en el carnaval pasado t que, el domingo 17 de marzo participa, cantando en los entreactos obras de su director Molina León, en la función celebrada en el Gran Teatro a beneficio de la propia asociación que, en el mes de junio nombra Junta directiva y comisiones, siendo que nuestro protagonista aparece con cargo en la de Festejos, de la que es presidente don Pelayo Correa Duimovich, secretario Ramón Rabadán y Julio Pellicer, Juan de la Torre, Rafael García Varo, Ricardo de Monis y José Molina León, vocales.

Molina Leon - La Union ILustrada 26-5-1912

Molina Leon en Cordoba tras regresar del carnaval de Madrid 1904También en esos años hay constancia de su colaboración o participación en diversas instituciones musicales de la ciudad como la Banda Municipal (que toca en el paseo del Gran Capitán el 7 de agosto de 1894 su mazurca “El primer ensayo”), la Orquesta de Córdoba (consta su membresía desde que el Diario de Córdoba del 28-01-1897 cuenta que, dos días antes y en la función a beneficio de la artista Miss Geraldine, Molina León le dedicó un pasacalle escrito para piano, por cierto que, en noviembre de ese mismo año, escribió la música pata la nueva figura, titulada “Arco iris”, de la “Danza Serpentina” de Miss Geraldine) y el Sexteto (que creara Eduardo Lucena) con piano que, reorganizado en octubre de 1897, ofrece conciertos en el Café del Gran Capitán bajo la dirección de Ángel García Revuelto, integrado por Ángel Villoslada (violín 1º), José Molina León (violín 2º), Eduardo Flores (viola), Ángel Galindo (violonchelo), Rafael Rodríguez (contrabajo) y Jacobo Lestón (piano).

En el Diario de Córdoba del 11 de abril de 1900 puede hallarse su adhesión a la causa de la “Unión Patriótica”, fusión de la Liga Nacional de Productores y las Cámaras de Comercio, presidida por el señor Basilio Paraíso que perseguió la regeneración política y  la alternativa económica y social al régimen de la Restauración, representando los heterogéneos intereses de la pequeña y mediana burguesía, propietarios agrícolas y urbanos, industriales y comerciantes siendo que, la precipitación con que llevó a cabo ciertos movimientos de oposición al gobierno de Silvela,  como el intento de no pagar impuestos tras la reforma tributaria de Villaverde, sin la preparación organizativa y propaganda suficientes, unida a la disparidad de intereses existentes en su seno (el carácter de partido político o de liga que se dio al movimiento, o el sentido laico o no que debiera tener la enseñanza en el país) que dio lugar a enfrentamientos internos, precipitó su pronta disolución.

Molina Leon 1914En junio de 1903 opositaba en la Escuela Superior de Maestros de Sevilla ante el tribunal presidido por don Simón Fons, a una plaza de profesor especial de música en la Escuela Normal de Maestros de Córdoba, no consiguiendo su objetivo, quedando la plaza para Carlos López Palacios (que curiosamente estaría luego bajo su dirección en el Centro Filarmónico).

Tras la fundación el día 14 de noviembre de 1902 de la sociedad “Eduardo Lucena -  Filarmónico Cordobés” por parte de la “Estudiantina Cordobesa” (reorganizada el 22 de octubre de 1902 y disuelta el mismo día que acordó la organización del Centro), José Molina León era nombrado director artístico y en este cargo permanecería de corrido hasta mediados de 1913 (salvo un corto período pues dimitió en junio de 1903 siendo sustituido por Francisco Romero Gálvez, volviendo a su puesto a finales de octubre de ese mismo año), momento en el que renunció al mismo pasando la dirección a Luis Serrano Lucena, si bien, comoquiera en 1914 el director artístico Antonio Giménez no pudo comprometerse a llevar la dirección en el viaje a Londres, se le ofreció a Molina León que, consecuentemente la recuperó puntualmente para ese compromiso; antes de eso hay constancia de que Molina León dirigió al Centro Filarmónico de Pueblo Nuevo del Terrible, con seguridad en la visita de esta agrupación a los carnavales de Madrid del año 1914, que principió la madrugada del día 22 de febrero. La agrupación musical,  dirigida por el prestigioso compositor, maestro José Molina León, estaba compuesta entonces por ochenta mineros (16 guitarras, 6 bandurrias, 8 violines, 3 flauta; uno, el clarinete; uno, el contrabajo; ocho, la panderetas y 36 coristas) y contaba con un amplio repertorio (Vid entre otros La Correspondencia de España 22-02-1914).El lunes 23, a las diez de la noche, actuaba en el Circulo de la Unión Mercantil obteniendo un notable éxito. Finalizado el Carnaval, correspondió al Centro Filarmónico de Pueblo Nuevo del Terrible 145 pesetas de las 1.000 donadas por S. M. el rey Alfonso XIII a repartir entre todas las comparsas y estudiantinas participantes (17 en total).

Molina Leon  - Nuevo Mundo 22-02-1906

En los años precedentes cabe destacar otras novedades en relación al protagonista de estas letras, así, en El Defensor de Córdoba del 2 de febrero de 1904 se anuncia que el sexteto a piano, dirigido por Molina León, ofrecerá una serie de conciertos en el Círculo de la Amistad (La dirección pertenece en todo momento a don Ángel García Revuelto, que hace lo propio en la Orquesta de Córdoba mas, puntualmente, en ausencia del titular, lo sustituye Molina, así por ejemplo en los conciertos del sexteto y piano celebrados en el Skating o Scating club en la tercera semana de junio de 1910), además El Defensor del 18 de mayo de 1908 informa de que el jurado de las oposiciones a la plaza de director de la Banda municipal de música, presidido por el Sr. Pineda de las Infantas, alcalde de la ciudad, ha acordado por unanimidad proponer a José Molina León para ocupar el cargo, aprobando con brillantes calificaciones los ejercicios de los candidatos Dionisio Millán y José Viudez; El Ayuntamiento en sesión ordinaria celebrada el día 18 aprueba el acta relativa a la propuesta de don José Molina León para el cargo de director de la Banda municipal. El Diario de Córdoba del 22 de junio de 1910 da cuenta de que Molina ha renunciado al cargo de director de la Banda debido a sus "muchas ocupaciones y el delicado estado de mi salud", razón por la cual el Ayuntamiento ha acordado la noche del 20 que se haga cargo de la misma el profesor Francisco Romero que se ha ofrecido a desempeñar el cargo interina y  gratuitamente.

El Diario de Córdoba del día 15 de junio de 1913 anunciaba que la Comisión Provincial, bajo la presidencia de Manuel González López, y de conformidad con una instancia de don José Molina León, concedía una pensión de estudios a su hijo Rafael. Ésta, si exceptuamos las noticias relativas a la excursión a Londres del Real Centro Filarmónico de Córdoba Eduardo Lucena, es la última que hace referencia en vida al músico cordobés que, por entonces, marchaba a la capital de España, donde residiría los últimos años de su vida,  "Con objeto de que sus hijos estudiasen en Madrid" y en pos del éxito en su carrera profesional, que no llegaría en los pocos años de vida que pudo disfrutar de la capital, aunque allí "formó parte de las orquestas de importantes teatros de la Corte" y, al tiempo "tuvo que abandonar el arte objeto de todos sus amores a causa de haber caído, para no levantarse jamás, herido por la dolencia" que le llevó al sepulcro a principios del último mes del año 1923. Se cumplen en estos días, por tanto, 90 años de su muerte.

Varios parientes y amigos le dedicaban en sufragio de su alma una solemne misa de requiem el día 6 de diciembre, a las nueve de la mañana, en la Iglesia parroquial de San Francisco, a la que asistieron numerosos amigos del finado, entre los que figuraban varios profesores de la antigua orquesta y socios del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena. Ocuparon la presidencia el primer presidente que tuvo la anterior sociedad, don José Gargía Martínez, los iniciadores de este piadoso homenaje, don Luis Mesa Montoro y don Rafael Portillo López, los socios de Centro Filarmónico don Julio Almazán Lecolán y don Ricardo Míguez, y don Francisco León Terga en representación de la familia del maestro Molina.

Molina Leon y Estudiantina del CFEL-

Homenajes

Molina Leon 1924A los pocos días del fallecimiento de Molina León (Vid. La Voz 13-12-1923) la prensa informaba de que varias entidades musicales de Córdoba estaban organizando un festival a beneficio de la familia del del malogrado artista cordobés que tendría lugar en el Gran Teatro, cuya empresa lo cedía a la comisión organizadora para fecha próxima, y en el que tomarían parte el sexteto dirigido por el señor Cantero, el Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena, el cuarteto organizado recientemente y compuesto por los señores Vidaurreta, Pablos, Villalonga y Gómez; más un grupo de compañeros y discípulos del fallecido que interpretaría variosa números, con sujeción a un programa que se publicaría previamente.

El Diario de Córdoba del 26 de enero de 1924 daba cuenta de que el concierto organizado para honrar la memoria de Molina tendría lugar definitivamente en el Gran Teatro el día 29 y en el tomarían parte la orquesta del citado coliseo dirigida por don Aurelio Pérez Cantero, la Agrupación musical denominada Los Trovadores, que luego recorrerían las calles por carnaval (era la comparsa "Los húngaros", que salió el carnaval del año inmediatamente anterior); el notable violoncelista don José Pablos Barbudo, acompañado por el excelente pianista don Luis Serrano, y la Estudiantina del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena. El producto líquido obtenido en el festival, ingresado en la Caja Postal de Ahorros a nombre de la viudad de Molina León, ascendió a 730,25 pesetas, incluyendo en esta cantidad los donativos hechos por don Joaquín Guerrero, la Filarmónica Cordobesa, don Pedro A. Guitiérrez, señores Carbonell y Compañía, el Banco Español d Crédito, don Manuel Enríquez Barrios, don Pedro G. Herrero, don José Carrillo Pérez y otras personas.

Fuera del acto de homenaje del Centro, depositando un ramo de flores ante la tumba de Molina en Madrid, adonde había acudido para dar varios conciertos entre los día 1 y 4 de marzo de 1924; y de la petición inserta en La Voz del 20 de marzo de 1925 relativa a que se hiciera un parque en la parte alta de la Victoria y se emplazaran allí algunos monumentos a los artistas cordobeses, especialmente al maestro Molina León, "contando con que se haya erigido ya el dedicado a Lucena"; sólo cabe destacar que el día 30 de agosto de 1924 se verificaba el primer acto de la Sociedad Lírica Cordobesa (con domicilio en la calle Gutiérrez de los Ríos 19), de la que era presidente el sobrino de Molina León, Rafael Molina Serrano, que nacía con el ideal de cultivar la música genuínamente cordobesa y la de eminentes autores de fama universal, organizando para ello conciertos e impartiendo clases de música para socios y sus hijos. La inauguración oficial del local de su sede sucedía a comienzos de noviembre del mismo año y el 13 de marzo del siguiente se reunía acordando, entre otros asuntos, por unanimidad cambiar su nombre por el de "Sociedad Filarmónica Molina León", cuya vida fue efímera pues, ya a finales de septiembre de 1925 (tras un festival ofrecido en su domicilio el día 19) dejan de tenerse noticias de ella, con lo que debió disolverse.

Cuenta hoy en día Molina León con una calle en el barrio del Naranjo, razón por la cual tampoco puede hacer tanto que se le puso su nombre pues, ese barrio surgió a principios del siglo pasado a partir de infraviviendas que fueron construyéndose poco a poco, hasta que el plan general de Urbanismo de 1958 vino a reconducir gran parte de las edificaciones existentes. El porqué se le puso a una de sus calles el nombre del maestro es un enigma, tal vez sea por su pasodoble "La Palomera" y es que a ese sitio se accede desde el barrio del Naranjo por el camino que pasa junto al Castillo del Maimón pero, de ser así, tal vez, como veremos al tratar esta pieza musical en concreto, su título no le vino por el arroyo y lugar de la palomera sino por un establecimiento de la capital donde se vendían sus aguas.

Música

La música del maestro Molina León es a hoy día prácticamente desconocida pues su difusión ha sido muy precaria, téngase en cuenta que más allá de sus marchas "Fúnebre" y "San Rafael" (aparece con el título “Intermedio San Rafael”, interpretado por la Banda municipal de música en la fiesta de los músicos celebrada en la iglesia de San Pablo el día 22 de noviembre de 1908) sacadas a la luz, esto es, redescubiertas por la Banda de Música María Santísima de la Esperanza de Córdoba (de las que pueden hallarse audios en el canal youtube), tan sólo dos de sus composiciones han sido grabadas, Bajo la Parra "Canción Andaluza" (Molina León) y La Caridad "Jota" (E. Redel y Molina León), incluidas ambas en la colección de seis discos de gramófono del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena de Córdoba impresos los días 14, 15 y 16 de noviembre del año 1929 para la casa “Columbia Gramophone” (con domicilio en San Sebastián), que salieron a la venta en 1930.

¿Y el resto?, ¿se ha perdido?... Lo cierto es que en el archivo del Real Centro Filarmónico de Córdoba "Eduardo Lucena" hay partituras de las siguientes obras de Molina León:

      1.  Paseillo
      2.  A Córdoba, jota para coro y
      3.  El Gondolero, barcarola letra de Manuel de Palacio.
      4.  Mi Cantar, jota.
      5.  Los Tunos, jota.
      6.  Amor de Estudiante, jota.
      7.  Vals (o Wals) de Panderas.
      8.  El Primer Vestido Largo, gavota.
      9.  La Palomera, pasodoble póstumo.
      10.  Ecos de mi Tierra, pasodoble.
      11.  Bajo la Parra, canción andaluza.
      12.  La Caridad, jota.
      13.  ¡Olé, mi Córdoba!, pasacalle.

Pero, además de las que sí se pueden encontrar, la prensa revela la existencia de otras, algunas ya mencionadas aquí [así la jota interpretada por la “Estudiantina Cordobesa” en noviembre de 1893; o el pasacalle a piano dedicado a la artista Miss Geraldine en 1897 o la música para la figura “Arco iris” de la “Danza Serpentina” de la misma artista; o la mazurca “El primer ensayo” estrenada por la Banda municipal en 1894 que, probablemente sea también la mazurca interpretada por la “Estudiantina Cordobesa” en la serenata ofrecida el 19 de marzo de 1896 al general Canella en su casa de la calle Manriques junto al pasacalle “¡Olé mi Córdoba” y la barcarola “El Gondolero”, pues en las actuaciones siguientes aparecen normalmente interpretadas esas tres piezas de Molina León (así por ejemplo el concierto ofrecido en el Teatro Principal de Écija el domingo de piñata 7 de marzo de 1897; o en el programa del concierto celebrado por esta agrupación en su local de la Plaza Séneca el 21 de marzo de 1897)] de las que desconozco su paradero y puede que, incluso, se hayan perdido para siempre:

    1.  Lecciones del oficio de difuntos para tenor interpretadas por un nutrido coro de cantollanistas, acompañados de armonium, contrabajo y bombardino y el tenor don Rafael Luque, en las honras fúnebres que el Duque de Hornachuelos, jefe provincial del partido liberal y presidente del círculo de dicho partido en Córdoba, dedicaba en sufragio por el alma de la excelentísima señora doña Ángela Vidal, esposa del ex presidente del Consejo de Ministros señor don Práxedes Mateo Sagasta.
    2.  Habanera (nueva) para coro estrenada por la “Estudiantina Cordobesa” en la velada celebrada en su local de la calle Séneca el día 20 de marzo de 1898.
    3.  “El Consejo”, canción (coro y orquesta) estrenada por la estudiantina del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena de Córdoba en su concierto celebrado en la población de Fernán Núñez el día 15 de agosto de 1904.
    4.  Pasacalle (nuevo) y Jota (nueva), llamada también “Jota 905”, estrenados por la estudiantina del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena de Córdoba en su concierto celebrado el día 14 de mayo de 1905 en el Gran Teatro de nuestra capital a beneficio de su director artístico don José Molina León.
    5.  Pasacalle y jota estrenados en el concierto organizado en el Gran Teatro por la estudiantina del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena de Córdoba el día 21 de enero de 1906 en honor del concertista Chevalier Brindis de Salas y a beneficio de la cocina económica.
    6.  Jota nueva ejecutada por la estudiantina del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena de Córdoba en postulación para los pobres por las calles de la capital el día 17 de febrero de 1907.
    7.  Pasacalle “Reina Victoria”, interpretado por la estudiantina del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena de Córdoba en el patio del edificio que los señores Sánchez poseen en la calle Duque de Hornachuelos el día 24 de junio de 1908.
    8.  Pasodoble “Al Foso”, interpretado por la estudiantina del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena de Córdoba en su concierto celebrado en la tienda del Ayuntamiento de la feria de septiembre, el día 26 de ese mes de 1910.

__________

Imágenes:

De arriba a abajo e izquierda a derecha:

  1. José Molina León, foto de estudio. Colección del autor.
  2. José Molina León en Madrid. Colección del autor.
  3. José Molina León. La Unión ILustrada 26-5-1912.
  4. Molina León en Córdoba tras regresar del carnaval de Madrid (1904). Colección del autor.
  5. La Filarmónica de Pueblo Nuevo del Terrible. La Correspondencia de España 22-02-1914.
  6. José Molina León. Nuevo Mundo 22-02-1906.
  7. José Molina León con la Estudiantina del Real Centro Filarmónico Eduardo Lucena. Colección del autor.
  8. En honor de Molina León. Diario de Córdoba 29 de enero de 1924

 __________

Fuentes:

En el cuerpo del artículo.


 Publicación: 20/12/14