Artículos

Imprimir

Segundo Concurso de Carnaval celebrado en Córdoba (1914)

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

 

Rafael Asencio González. Investigación personal. 2015.


En 1914 el Ayuntamiento de la capital volvía a organizar un concurso de Estudiantinas de la provincia para los carnavales. No participó este año el vigente campeón de 1912, La Estudiantina del Centro Filarmónico de Pueblonuevo del Terrible, que marchó a Madrid para participar en el concurso de Estudiantinas, volviendo de vacío al suspenderse éste a causa del temporal de lluvia que azotaba la capital de España; El Centro Filarmónico Eduardo Lucena tampoco competiría en esta ocasión por hallarse de viaje en Jaén; sí lo harían Las Estudiantinas de los Centros Filarmónicos de Cabra, Pozoblanco y Villafranca; ésta última sufrió un viaje épico, pues a causa del temporal se encontraron un Guadalquivir muy crecido que cruzaron en barcas para ganar el tren a todo trance y llegar a tiempo al concurso.

La Estudiantina de Cabra fue la primera en llegar, lo hizo el día 23; tras ser recibidos en la estación de ferrocarril, se dirigieron en pasacalles a la Fonda Peninsular donde habían de alojarse. Formaban el coro, que dirigía Don Antonio Lama Valdelvira, 30 personas.

De madrugada llegó La Estudiantina de Pozoblanco; venía acompañada de su presidente, Don José Delgado Cabrera, vicepresidente, Don Sabino Antola Yedo, secretario, Don Rafael Dueñas Moreno, tesorero, Don Emigdio Caballero, director artístico, Don Ángel Ruiz Olmo, y director del coro, Don Manuel Madrigal. La sección instrumental estaba compuesta por 3 flautas, 1 clarinete, 6 violines, 11 guitarras y 6 panderas; y el coro por 10 primeros tenores, 6 segundos, 6 barítonos y 5 bajos. La Estudiantina iba encabezada por una bonita bandera, diseñada por Don Francisco Marchán, de colores claros en la que estaba pintado el escudo del pueblo, artísticamente combinado con una lira; en el mástil lucía varias corbatas, entre las que figuraban las donadas por el Centro Liberal, el Círculo Católico de Obreros y la señora viuda de Valerio.

Estudiantina del Centro Artistico Musical de Pozoblanco 1914 de Chencho

Estudiantina del Centro Artístico Musical de Pozoblanco

La Estudiantina de Villafranca, que se había preparado en tres meses para el concurso, constaba de 4 violines, 5 bandurrias, 10 guitarras, 2 panderas y 1 flauta, más un coro de 30 voces. Formaban su junta directiva los siguientes: Don Juan Felipe Peras, Don Joaquín Ruibérris de Torres, Don José León Campos, Don Antonio Ortiz, Don Enrique Herrera y Gómez de Morales, Don Juan Gavilán, y el que era su director artístico, Don Juan Bautista Gallardo. Lucía una bandera con los colores nacionales que había sido bordada por señoritas del pueblo, de la que estaba encargado Don Antonio Torres Torrero, abanderado de la Estudiantina.

Estudiantina del Centro Filarmonico de Villafranca fotografiado en Sevilla La Union Ilustrada Malaga del 23-3-1916 de Chencho

Estudiantina del Centro Filarmónico de Villafranca - La Unión Ilustrada (Málaga). 23-3-1916.

El certamen se celebró, la mañana del día 24 de febrero, en el Salón Capitular del Ayuntamiento. Constituían el jurado el alcalde, Don Manuel Enríquez Barrios, y los tenientes de alcalde y concejales Don Ricardo y Don José Aguilar Catalán, Don Rafael Jiménez Amigo, Don Manuel Tienda Argots, Don José Carrillo Pérez, Don Francisco Doval de San Román y Don Francisco Salinas Diéguez.

“Las estudiantinas ocuparon el espacio que habitualmente se dedica al público, el jurado estaba en la presidencia y en los escaños se hallaban diversas representaciones de la capital y la provincia. La animación era muy grande, tanto en las Casas Consistoriales como en los alrededores, en los que se había congregado numeroso público, particularmente en la calle Joaquín Costa”.

La primera estudiantina en intervenir fue la de Villafranca, que interpretó: “Pasacalle del 84”, de Lucena; “Canción a Villafranca”; jota “Los Pierrots”; e himno “¡Viva Aragón”.

A continuación llegó La Estudiantina de Pozoblanco, que tocó: el pasodoble “Águila Real”; una “Jota de la Estudiantina de Granada”; “La Pastorcilla”; y una habanera.

Acto seguido apareció La Estudiantina del Centro Filarmónico Egabrense, que ejecutó: el pasodoble “¡Viva Sevilla!”; la canción “Los Flecos del Mantón”; un “Minuetto”, de Rossini; y la jota de la zarzuela Aires Nacionales”. Llamó la atención por su labor como solista el tenor Don Rafael Lama. Todos los que oyeron a la del Centro Egabrense “daban por descontado que éste sería el primer premio”.

Estudiantina del Centro Filarmonico Egabrense 1914

Estudiantina del Centro Filarmónico Egabrense. La Unión Ilustrada (Málaga) 16-03-1916

Acabadas las actuaciones, el jurado se retiró a deliberar al despacho del alcalde y bajo la presidencia de éste. Los premios, que consistían en una cantidad en metálico y unos grandes carteles con alegorías del carnaval, y que fueron entregados por la tarde en el Paseo de la Victoria, fueron los siguientes: primero, dotado con 750 pesetas, a La Estudiantina Egabrense, que conseguía de esta manera sacarse la espina del concurso de 1912. El tercer premio se declaró desierto, decidiendo el jurado crear dos segundos premios, de 325 pesetas cada uno, para las Estudiantinas de Villafranca y Pozoblanco. El dictamen, en esta ocasión, fue muy bien recibido.

__________

Fuentes:

1. Diario de Córdoba. 25-02-1914.

2. El Defensor de Córdoba. 24-02-1914.

3. Asencio González., R Estudianterías cordobesas. Compilación de la lírica escolar... Publicaciones de la Universidad de Córdoba con la colaboración del Iltre. Colegio Oficial de Médicos de Córdoba. Córdoba, 2007.


 Publicación: 17/02/15