Artículos

Imprimir

La Universitaria de Barcelona, otra Tuna que cruzó el Atlántico en la década de 1960

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

 

Félix O. Martín Sárraga. Investigación personal. 2015.


Actualizado el 24/05/16 con datos y foto del homenaje a Juan Carlos Madriñan,

su jefe durante este viaje trasatlántico  (17) 

 Tras el trabajo realizado desde la fundación de TVNAE MVNDI y difundir sus investigaciones a través de esta página web, su lector habitual conoce que, hasta el presente, habíamos escrito sobre los primeros viajes trasatlánticos documentados hasta el presente, a saber:

1913: Tuna Escolar del Instituto Jovellanos de Gijón, que viajó a Cuba. 

1961: Tuna Hispanoamericana del Colegio Mayor Universitario Nuestra Señora de Guadalupe de Madrid, que viajó a Puerto Rico y USA (Nueva York).

Ahora nuevos hallazgos nos permiten, aunque con pocos datos publicados, hablar del viaje realizado por la Tuna Universitaria de Barcelona cuando en 1965 visitara Nueva York y completar este registro de viajes transoceánicos de Tunas Académicas.

Lo poco hallado parece partir de la celebración de su "75 aniversario" (1), y lo ponemos entrecomillado porque el medio de prensa impresa más importante de Cataluña lo ponía en cuestión tal y como refleja el siguiente fragmento de un artículo publicado por Jaime Buesa el 7 de marzo de 1965 bajo el título "La Tuna Barcelonesa festeja un aniversario":

La Tuna Universitaria de Barcelona está de aniversario. Celebra un 75 aniversario cogido muy por los pelos, más bien cumpleaños de una vieja foto ochocentista que es quizá el documento gráfico más antiguo de una estudiantina barcelonesa. Para ayudar en algo a cimentar la endeble base de este 75 aniversario queremos contribuir con algunos datos sobre una antigua estudiantina de la que tuvimos noticia de primera mano y que fue organizada allá por el año 1897.

Hace 27 años, cuando acababa de formarse la actual tuna universitaria, en la «cueva» donde los tunos ensayaban se recibió una carta entrañable y llena de nostalgias. Su autor, don Pedro Uriach Coll, decía de sú emoción al ver rediviva la estudiantina en la cual formó en el 97.

Un puente con el pasado

La tentación de enlazar aquel pasado de que hablaba la carta con la naciente tuna hizo que se organizase rápidamente un homenaje al viejo tuno. En la recepción, tras los saludos y la interpretación de «Fonseca», de rigor en toda tuna qué de tal se precie, el anfitrión abrió la vitrina de sus trofeos y recuerdos, también obligados en todo tuno de pro. Los treinta componentes de la recién estrenada tuna olvidaron sus instrumentos y quedaron prendidos de las historias y recuerdos de su viejo antecesor.

Tunos del 98

«Fundamos nuestra tuna en 1897, comenzó contando. El primer año sólo actuamos durante el Carnaval, en los palacios de la aristocracia barcelonesa. Pero ya en el 98, nuestras salidas tomaron más altos vuelos: decidimos marchar a París con él fin de recaudar fondos para ayudar á los soldados españoles que regresaban de Cuba y Filipinas.

Tuna Universitaria de Barcelona en Paris 1898

Tuna Universitaria de Barcelona en Paris (1898). Colección del autor.

La suerte no nos acompañó. Llegamos a la capital francesa en plena efervescencia del caso Dreyfus, que tenía soliviantada, dividida y enfrentada a la opinión pública francesa. Aunque menos de lo esperado, actuamos varias veces, tanto en público como en privado, y de nuestro éxito y de la simpatía con que fue acogida la presencia estudiantil española fue buena prueba más de un luis de oro recogido en nuestras panderetas. Damas de polisón y miriñaque, brillantes carruajes tirados por troncos de bella estampa, todo el esplendor y la riqueza de la "Belle epoque" pasó como un espectáculo maravilloso ante nuestros asombrados ojos de estudiante.

Aquella gira tuvo un final inolvidable: la recepción que S. M. la reina Isabel II, a la sazón desterrada en París, nos ofreció en el Palacio de Castilla. Recuerdo -contaba el anciano- la emoción de S. M. al escuchar las canciones de su añorada patria y cómo subió de tono y se le hizo, incontenible al oír el himno nacional que interpretamos. A la reina, ya anciana, le fallaron las fuerzas y cayó sentada en su sitial; pero con un gesto imperativo ordenó que la sostuviesen dos asistentes y terminó de oír el himno en pié. Antes de retirarse, llamó a nuestro tuno mascota, un niño de ocho años que tocaba la bandurria, y, entre lágrimas, besándole en la frente, le encargó: "Hijo, lleva este beso mío a mi querida España...".»

Un aniversario de compromiso.

Hoy, la Tuna Universitaria de Barcelona celebra aniversario. Como ya hemos dicho, por celebrar algo han elegido la tuna organizada en 1890, de la qué se tiene constancia gráfica: una vieja foto de estudiantes bigotudos. 

 ....[...].....

....intentar fijar fechas memoriales para la tuna es tan difícil como intentar fijárselas al invento de la rueda. Por ello, deseosos de dar solera y pátina a su estudiantina, sus actuales componentes se han conformado con un discreto 75 aniversario documentado gráficamente y han dejado volar tranquilas las centurias de que bien pueden blasonar. 

....[...].....

Palacios reales, salas de fiestas, estudios de televisión y radio y, en último caso, la calle, han sido escenario de las actuaciones de esta espléndida tuna barcelonesa. Toda la Europa transitable ha sido recorrida por ellos y allí donde han estado -miles de recortes de prensa lo acreditan- han dejado el mejor recuerdo de sus ritmos vivaces y de su sana y desbordante alegría.

Cuantos hayan asistido a sus conciertos pueden certificar el alto grado de perfección que estos estudiantes han conseguido en sus interpretaciones, muchas de ellas de original orquestación y propio arreglo. Los muchos discos por ellos grabados y su gran demanda en el mercado son buena demostración de cuanto decimos.

Capítulo de proyectos

- ¿Qué viaje preparáis este año?

- Tan ambicioso que aún está en las puras nubes —declara uno.

- ¿Y por qué no ha de ser realizable? tercia el jefe.

- Podemos ser nosotros los elegidos para ir a la Feria Mundial de Nueva York. El año pasado fue la Tuna de Madrid. A nosotros no nos faltan méritos, tanto musicales como «históricos». En todo caso, nos conformamos con que alguien nos facilite el viaje de ida y vuelta hasta el Pabellón Español. El resto corre de nuestra cuenta. América es pan comido.

- Lo intentamos con nuestros medios. La pandereta proveerá. ¿Quién sabe? Hemos preparado un gran festival para el día 14 en un teatro, un baile de gala en fecha aún no determinada y alguna salida lucrativa. Esperemos que, como otras veces, tambien ésta se ponga de nuestra parte Santo Tomás, nuestro Patrono. Y que Santa Rita ayude un poco también haciendo un imposible... Qué caramba!

Este texto, además de ser el primer referente al viaje transatlántico que finalmente relizaron, pone en evidencia una de las realidades de la época (desconocidas por muchos y olvidadas intencionadamente por otros: La Tuna del siglo XIX se conformaba para Carnaval, para postular y, con ello, allegar fondos destinados a alguna causa benéfica o para realizar alguna gira (muy frecuentemente también con fines benéficos). No tenía continuidad temporal, y no se tiene constancia documental que que la tuvieran hasta el entorno de la década de 1930, principalmente tras la Guerra Civil. Por ello, que este artículo - de modo amable, eso sí - desmontara la falacia de una Tuna que tenía 27 años y se atribuía casi medio siglo de más, es la primera evidencia que - hasta el presente - este autor ha encontrado relacionada con esta tendencia inflacionista tan frecuente de encontra entre las Tunas Universitarias españolas e hispanoamericanas. 

Otro dato interesante que cocumenta el artículo es que esta Tuna Universitaria tenía en sus filas a un niño que tocaba la bandurria, no siendo un "simple mascota" sino un ejecutante más de la estudiantina, tema tratado ya por Asencio González en más de una ocasión y del que hay numerosas referencias en nuestros artículos (basta con poner "niños" en el buscador de nuestra web).

Tuna Universitaria de Barcelona en su aniversario de 1965

"Estudiantina organizada en 1948 rodeando a un viejo antecesor, un tuno de 1897, a quién rindió un emotivo homenaje" (1)

Sobre esta Tuna de 1965 sólo hemos encontrado una foto publicada con anterioridad, la aparecida en La Vanguardia el 8 de marzo de 1951 en referencia a su visita al ayuntamiento de Barcelona (2). 

Tuna Universitaria de Barcelona - 1951

Tuna Universitaria de Barcelona (2)

Posiblemente al periodista que redactó el artículo se le escapó que, entre ambas Tunas (de 1887 y la fundada en 1938) hubo muy posiblemente un escalón intermedio (tampoco de continuidad temporal demostrada) en la Estudiantina del Distrito Universitario de Cataluña y Baleares que hubo en 1946 (3).

Estudiantina del Distrito Universitario de Cataluna y Baleares - 1946

Estudiantina del Distrito Universitario de Cataluña y Baleares (3)

De esta Tuna del Distrito Universitario de Cataluña y Baleares (llamada por la prensa Tuna de Distrito Universitario de Barcelona, al parecer desde la década de 1960) sabemos que en 1946 estuvo integrada mayoritariamente por estudiantes de Medicina (14) y que la edición de 1956 se le concedió, entre otros agraciados, el "Victor de Plata" del S.E.U. a Salvador Abad López, jefe de dicha Tuna (4).

Volviendo al sentido principal de este trabajo hemos de comentar que el anunciado festival tuvo lugar, de lo que da fe el siguiente artículo publicado por M. Planas titulado "La Estudiantina de la Universidad de Barcelona celebró su festival anual" y fechado el 16 de marzo del mismo año (5)

Lleno a rebosar el Teatro Barcelona, la Estudiantina de la Universidad celebró su festival del LXXV aniversario, presentando un espectáculo cómico-musical que fue muy del agrado de la concurrencia, la cuál aplaudió largamente a todos cuantos intervinieron en el amplio y ameno programa.

El citado espectáculo, desarrollado bajo el título «La Tuna pasa... 1965», ofreció nurnerosas actuaciones de la Tuna del distrito universitario con música popular y estudiantil, actuando el cantante melódico Sanfeliu; el ilusionista Barón de Carlos; el guitarrista Gustavo; Jimmy y Oscar, dúo melódico; interviniendo como artistas invitados Mario Cabré, que recitó dos bellas poesías, y Luis Aguilé, que en honor de los universitarios estrenó una bonita canción.

Fue interviuado al micrófono el campeón de Europa de boxeo, el español Ben Alí, quien fue largamente ovacionado. Asimismo fueron muy celebrados los cuadros cómicos y la serenata final de la «Tuna», coreada por todos los asistentes.

Como era habitual desde finales del siglo XIX, la Tuna se ocupó de buscar el apoyo de los medios de comunicación para promocionarse y, con ello, intentar allegar más recursos económicos (aunque esto no se confiese) encaminados a posibilitar el ansiado viaje a la Feria Mundial de Nueva York. Prueba de ello es su visita a la redacción del periódico La Vanguardia a los pocos días de su anunciado festival aunque lo enmarcaran relacionado con la festividad de Santo Tomás de Aquino publicándose (6): 

Visita grata y alegre la que recibimos en esta Casa de La Vanguardia en la tarde de ayer. Estuvo con nosotros la Tuna Universitaria la cual, continuando una antigua costumbre, está efectuando en estas jornadas las visitas propias de la fiesta de Santo Tomás. En nuestros talleres y dependencias los sones de las bandurrias y panderetas prevalecieron durante un tiempo sobre el ruido de las máquinas, de la misma manera que en el curso de la jornada sus notas de juventud y optimismo habían roto el silencio severo de centros, tales como el Arzobispado, la Delegación de Sindicatos y la del Ministerio de Información y Turismo. 

Pabellon espanol - Feria de NY 1964-65Estas líneas evidencian igualmente que la Tuna se encargó de "tocar algunas cuerdas" para que los poderes fácticos, incluyendo al Ministerio de Información y Turismo, le ayudaran a conseguir el anhelado viaje a USA y actuar en el Pabellon de España. Este pabellón constaba de dos plantas, y contaba con teatro, museo, sala de exposiciones de arte y salones para exhibiciones (7) (sello conmemorativo del Pabellón Español emitido por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre a la izquierda).

El resultado está claro, por medio de algún patrocinador que no hemos podido detectar aún, la Tuna Universitaria de Barcelona se encontraba en Nueva York el 1 de agosto de ese mismo año, prueba de lo cual es la siguiente foto de ella desfilando por los muelles del río Hudson cuando dirigían sus pasos hacia el trasatlántico "Leonardo da Vinci", de bandera italiana, que allí se encontraba atracado., diciendo el pié de foto que "al día siguiente obtendrían un gran éxito en el Pabellón Español de la Feria Mundial" (8).

Tuna Universitaria de Barcelona en NY - 1965 

Tuna Universitaria de Barcelona desfilando por los muelles del río Hudson (8)

Como cualquier tuno que se aprecie, los integrantes de esta Tuna barcelonesa capitalizaron su viaje de varias maneras, y no sólo fue actuar diariamente el en Pabellón Español sino que logró participar en un programa de la televisión norteamericana como refleja este comunicado de EFE publicado el 18 de agosto en La Vanguardia (9):

La Tuna Universitaria de Barcelona, que actúa diariamente en el pabellón de España, ha tenido a su cargo un programa musical de cerca de media hora ante las cámaras de la televisión en color en el estudio especial que la R.C.A. tiene instalado en la Feria Mundial. Este programa será dado en días sucesivos por los canales en color de la televisión comercial.

La Tuna de Barcelona se ha hecho ya famosa en Nueva York y hasta ha recibido varias proposiciones para actuar en diversos países hispanoamericanos, como Puerto Rico y Méjico.

El día 20 de agosto la Tuna Universitaria de Barcelona visitó al presidente Johnson en la Casa Blanca, publicándose el siguiente artículo que aporta algunos datos más de este viaje (10): 

Simpático triunfo de la Tuna universitaria barcelonesa en la Casa Blanca. 

El presidente Johnson ha felicitado a don Miguel García de Sáez por el éxito del Pabellón Español de la Feria Mundial

NUEVA YORK, 20. (DE NUESTRO REDACTOR)

Barcelona puso ayer una pica en la Casa Blanca con el triunfo de humor y simpatía obtenido por la Tuna Universitaria de la Ciudad Condal. No se conocía nada parecido. Una fiesta llena de colorido, de emoción contagiosa, de alegre camaradería ante la primera dama del país, Mrs. Johnson, acompañada de su hija, Lynda y de los embajadores de España en Washington, marqueses del Merry del Val.

Ya la llegada de la Tuna Universitaria barcelonesa, con sus trajes típicos y sus airosas capas, sus guitarras y su juventud palpitante, había puesto en Washington una nota de asombrada curiosidad. Pero la actuación en la Casa Blanca superó todo lo que pueda imaginarse. Madame, la «Presidenta», estaba encantada, sonriente, ante la actuación de la Estudiantina. Su hija ponía ese punto de luminosidad juvenil, que seguramente inspiraba más y más a los jóvenes barceloneses. Rasgueaban las guitarras en el enorme salón del primer hogar del país, templando la emoción que despuntaba en las miradas. Nadie puede imaginar lo que fue cuando la Tuna barcelonesa atacó los primeros compases de ese inmortal pasodoble de Padilla, que lleva el título de «Valencia», y que hay que decir de paso que aun cuando en su tiempo lo cantara Mistinguet en París, quien lo lanzara a los escenarios del mundo, después de haber sido adaptado de una Zarzuela estrenada también en el Tívoli de Barcelona, fue la barcelonesa y monísima Mercedes Serós.

Regalo de una mantilla a la señora Johnson

Mrs. Johnson tarareaba la música siguiendo los compases padillescos de una marcha que en los veintes dio la vuelta al mundo, siendo tan popular en Norteamérica que se hizo hasta una película en Hollywood sobre ella, interpretada por la espumeante frivolidad de Mae Murray, que rio ha tenido igual ni parecido. Desde aquel momento, hasta el final, en el ambiente yo diría enfebrecido de entusiasmo, la fiesta fue capitalizando sonrisas. Mrs. Johnson se retrató con el grupo estudiantil de Barcelona, colocándose en los hombros una de las capas negras de la tuna, fotografía que aparece en todas las primeras planas. 

Cuando luego se le obsequió con una mantilla de encaje la «Presidenta», no pudiéndo ocultar su contento, se le echó encima con deliciosa gracia femenina, digna de ser sevillana, ya que morena lo es por derecho propio. El ambiente había llegado a su colmo de simpatía y Barcelona en el corazón de la Casa Blanca, dejó también el suyo a los pies de la primera dama. 

Como colofón a esta fiesta inolvidable, el presidente Johnson ha enviado una carta personal, esta mañana, al comisario del Pabellón de España en la Feria de Nueva York, don Miguel García Sáez, alma y corazón de todas estas empresas españolas. El presidente Johnson hace constar al comisario de España su agradecimiento así como el interés con que ha seguido el triunfo de nuestro pabellón en la Feria Mundial, teniendo palabras de afecto y consideración para quienes lo han hecho posible.

Tuna universitaria barcelonesa en la Casa Blanca - 1965

Tuna Universitaria de Barcelona en la Casa Blanca (10)

De esta visita a la Casa Blanca el NODO nº 1182A de 30 de agosto de 1965 brindó sus primeros minutos, mostrando a los integrantes de la Tuna junto a la Sra. Johnson y a Merry del Val, ambas portanto capas de tunos (15). Un diario canario (16) publicó que el repertorio ofrecido en esta actuación constó de 'España Cañí', 'Clavelitos', 'Valencia' y 'Granada', así como que tras  la actuación "la señora Johnson se mostró encantada, especialmente de las canciones 'Granada' y 'Valencia', que ya conocía". Luego "los estudiantes tomaron el té con sus anfitriones y otros invitados y cada uno de ellos recibió un ejemplar encuadernado de la Guía de la Casa Blanca firmado para ellos por la señora Johnson". 

El ingenio continuó brillando en esta visita a la ciudad de los rascacielos y el 2 de septiembre aún se hallaba en Nueva York, sabiéndose que esperó la llegada del Ministro de la Gobernación, Camilo Alonso Vega, al Pabellón Español. Se publicó (11) que "le estaban esperando el embajador de España en Washington, marqués de Merry del Val, y el cónsul general en Nueva York, señor Alabart. La Guardia Civil con uniforme de gala estaban formados, también haciendo los honores oficiales al ministro, rematando la Tuna Universitaria barcelonesa, con sus airosas capas y sus rasgueantes guitarras, la nota pintoresca, la pincelada de gracia y armonía puesto por la alegre estudiantina. ....[...].... Como durante la cena, la Tuna barcelonesa fue la culminación risueña de este homenaje al ministro y, en especial, a su esposa, doña Ramona, quien celebraba su fiesta onomástica, siendo en toda ta noche obsequiada con cantos y felicitaciones....".

Sabemos por un artículo por La Solidaridad Nacional, que su viaje inicial a la Feria Mundial de Nueva York era por una semana, pero que finalmente se quedaron cuatro meses en la Gran Manzana (17). Lamentablemente el restro de este periplo neoyorkino se nos pierde aquí y no sabemos si, antes de regresar a España, pisaron tierra mexicana o puertorriqueña...... posiblemente nuevas pesquisas arrojen más datos, pero los presentados aquí son más que suficientes para acreditar que - a fecha de hoy - esta Tuna Universitaria parece ser la tercera Tuna Académica que realizó un viaje documentado al Nuevo Mundo.

Tuna de la Universidad de Barcelona despedida de Juan Carlos Maranon su director  cuando viajaron Nueva York - La Solidaridad Nacional

Artículo publicado en La Solidaridad Nacional, aportado por José Mateo Ycardo en Facebook (17)

De aquella época sólo tenemos constancia de que dos años después, siendo jefe de la Tuna Juan Carlos Madriñán, editó un vinilo claramente destinado al turista: el disco se abría como un libro en su interior había el mismo texto en inglés, francés y alemán, y aportaba varias fotos entre las cuales se hallaba la de 1898. Lo interesante de este disco, además de aportarnos una idea de su repertorio, es constatar que dos años después de su periplo por Nueva York la Tuna seguía sin normalizar su vestimenta, habiéndo una mayoría de integrantes con las capas forradas de azul celeste (propio de Humanidades).

Tuna Universitaria de Barcelona - 1967 

Vinilo editado en 1967 (13)

Tuna Universitaria de Barcelona - 1967 Contraportada

Vinilo editado en 1967 (13)

 __________

Fuentes:

  1. La Vanguardia. 07-03-1965.
  2. La Vanguardia. 10-03-1946.
  3. La Vanguardia. 07-03-1956.
  4. La Vanguardia. 08-03-1959.
  5. La Vanguardia. 16-03-1965.
  6. La Vanguardia. 21-03-1965.
  7. La Vanguardia. 16-03-1965.
  8. Arquitectura e Industria. En: http://www.arquitecturaeindustria.org/bd/edificio.php?id_ed=2396 Visto el 12-08-15.
  9. La Vanguardia. 01-08-1965.
  10. La Vanguardia. 18-08-1965.
  11. La Vanguardia. 21-08-1965.
  12. La Vanguardia. 02-09-1965.
  13. Alcalá Oliva, JE. Colección personal.
  14. La Vanguardia. 10-03-1946.
  15. RTVE. Filmoteca. NODO nº 1182A del 30 de agosto de 1965. En: http://www.rtve.es/filmoteca/no-do/not-1182/1469077/ 
  16. Diario de avisos (Santa Cruz de La Palma). 8-9-1965.
  17. José Mateo Ycardo. Colección personal. Artículo compartido en Facebook. En: La Solidaridad Nacional. Resto de datos extraviados.

Publicación: 12/08/15       Actualización: 24/05/16