Artículos

Imprimir

La Estudiantina de la Sociedad Filarmónica Santa Cecilia de Santa Cruz de Tenerife, sus póstulas patrióticas y la trascendencia de su sede

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 

 

Félix O. Martín Sárraga. Investigación personal. 2016.


Por nuestras investigaciones conocemos que una de las más importantes Estudiantinas canarias no conformada por verdaderos estudiantes fue la conformada en 1895 para las fiestas de mayo (5) de Santa Cruz de Tenerife e integrada por los profesores de la orquesta de la Sociedad Filarmónica Santa Cecilia y su orfeón. Esta Sociedad tenía su sede en un edificio construido en el último cuarto del siglo XIX por Manuel Oraá y Arcocha, uno de los arquitectos que más trabajó en Canarias durante dicha centuria. Concibió un palacio para que fuera un gran centro de la música y actuó como promotor del proyecto Juan Padrón, director de la orquesta de la Sociedad Santa Cecilia. En el edificio encontraría su lugar la Sociedad Filarmónica Santa Cecilia, la orquesta, la Academia de Música y un teatro. Actualmente tras unas reformas acaecidas en el siglo XX, es sede del Parlamento de Canarias, se halla entre las calles Teobaldo Power, Pérez Galdós y Juan, y está incluido entre los monumentos del patrimonio español (19).

Parlamento de Canarias

Parlamento de Canarias, antigua sede de la Sociedad Filarmónica Santa Cecilia (Santa Cruz de Tenerife)

Se publicó que, entre músicos y cantantes, la integraron más de 50 personas que lucían "magníficos trajes" y desfilaban precedidos de un estandarte, así como que compuso obras propias y ofreció conciertos destinados al Hospital Provincial (1). Se tiene conocimiento que el gran concierto dado 29 de abril de 1895 fue muy comentado diciendo la prensa (2): «En la gran tribuna central, rodeando la fuente, tocó la orquesta de Santa Cecilia varias piezas de su repertorio, y en la de la música cantó cinco números el orfeón, recibiendo una y otro grandes aplausos; que para el orfeón se convirtieron en ruidosísima ovasión cuando, á instancias de la concurrencia, cantó los Cantos Canarios, de Power.»

Poco después, el 1 de mayo, recorrió varias calles de los barrios céntricos de la ciudad "recibiendo muchos aplausos y recaudando bastante dinero" destinado para el hospital, "deducidos los gastos de organización" (cosa muy habitual en las salidas postulantes de la época) disolviéndose a las 17:30 horas frente a la Alameda del Weyler (3).

El impacto de su concierto fue tal que hubo de presentarse nuevamente ante el público ofreciendo "un variado espectáculo", también con el mismo objeto benéfico, el 18 de mayo en el Teatro de Santa Cruz de Tenerife anunciando que «además de los números de la Estudiantina, figurarán en el programa otros de la orquesta y del orfeón, y entre estos los 'Cantos Canarios' de Power, que en el concierto de la Sociedad los oyó un número reducido de personas y en el concierto al aire libre en la Alameda de la Libertad no pudieron apreciarse todas sus bellezas» (4,5).

En diciembre del mismo año se anunció que la Sociedad Filarmónica Santa Cecilia reorganizaría una Estudiantina (muestra de que se creaban entonces para un fin determinado y luego desaparecían sin continuidad temporal) para recorrer las calles de Santa Cruz de Tenerife postulando para allegar fondos con que la Cruz Roja socorra a los heridos de la guerra de Cuba (6) durante Pascuas (7). La Cruz Roja nombró comisiones para acompañarla en su salida postulante y en el concierto que habría de dar en el Teatro de la ciudad (7,8), todo ello destinado a la Cruz Roja para el fin antes dicho. Entre los actos organizados por esta Estudiantina hemos detectado que la salida postulante se anunció para el 29 de diciembre (9,10) pero que luego se postergó para el 5 de enero de 1896 (11) y que organizó un baile el 30 de diciembre (9,10).

Se anunció otra salida postulante para el 4 de enero de 1896 (12), pero ello se pospuso al Día de Reyes y finalmente no se produjo (13), anunciándose finalmente para el 11 de enero (14), teniéndo un ensayo general para la noche anterior, pero finalmente tuvo lugar el 12 de enero (16,17). Resulta interesante conocer que varios de los integrantes de la Estudiantina también pertenecían a la "Charanga de Cazadores" (comparsa importante en aquellos tiempos), que tuvo que suspender su actuación esa noche en la Plaza de la Constitución (14). El recorrido anunciado para este pasacalles fue «San Lorenzo, Santa Rita, General Antequera, Flores, Plaza de Weyler, Castillo, Plaza de la Constitución, Candelaria, Santo Domingo, Cruz Verde, San Francisco, Tigre, Marina, Ferrer, San Francisco, San José, Norte, Adelantado y Teoboldo Power» (14,15).

La Estudiantina iba precedida de dos lujosos estandartes, uno de la Sociedad organizadora y otro de La Cruz Roja, y la cerraban comisiones de una y otra con sus presidentes a la cabeza (17). Lamentablemente la copiosa lluvia que comenzó a caer no permitió que completara todo el recorrido anunciado, disolviéndose la Estudiantina en la esquina de la calle de San Francisco y la del Tigre, impididiendo que la recaudación hubiese ascendido á mayor cantidad (16). No obstante la prensa recogió al día siguiente que «fue acogida en todas partes con verdadero entusiasmo, oyéndose con sumo agrado las dos preciosas jotas que, con bastante afinación, cantaban» (16). En referencia a estas jotas se aportó que su música era obra de José Crosa y una de ellas tuvo letra compuesta por el poeta Antonio Zerolo y decía así (16,17):

LA CRUZ ROJA.

Allá en los bosques de Cuba

donde no penetra el Sol,

hay españoles que caen

heridos por la traición.

Allí la sangre se vierte

del ejército leal.

Aquí el llanto de las madres

no cesa de gotear.

Enjuguemos unos y otro

benéfico Santa Cruz,

que en los momentos supremos

siempre has sido grande tú.

A la jota, jota,

que heridas restaña,

canto del patriota

que del alma brota

con un ¡viva España!

Esta es la que canta

la gente española

que al mambís espanta

y en alto tremola

La Cruz Roja santa!

El Liberal de Tenerife aportó un dato hasta entonces desconocido: la Estudiantina vestía "el histórico y lujoso traje del estudiante español" (18), en más que probable alusión a que adoptó la tendencia marcada por la Estudiantina Española tras su viaje al carnaval de París de 1878.

La rúbrica de esta actividad la puso la prensa al publicar que «Santa Cruz de Tenerife sabia que se necesitaba su óbolo para acudir al socorro de los heridos y enfermos en la campaña de Cuba y ha respondido con su nunca desmentida filantropía al llamamiento de la Candad; por algo el Gobierno de S. M. concedió á la capital de Canarias el honroso y merecido título de MUY BENÉFICA CIUDAD.

__________

Fuentes:

  1- Diario de Tenerife. 30-04-1895.

  2- Diario de Tenerife. 04-05-1895.

  3- Diario de Tenerife. 02-05-1895.

  4- Diario de Tenerife. 14-05-1895.

  5- El Liberal de Tenerife. 15-05-1895.

  6- La Opinión. 06-12-1895.

  7- Diario de Tenerife. 12-12-1895.

  8- La Opinión. 17-12-1895.

  9- Diario de Tenerife. 20-12-1895.

10- La Opinión 27-12-1895.

11- Diario de Tenerife. 28-12-1895.

12- La Opinión. 04-01-1896.

13- La Opinión. 07-01-1896.

14- Diario de Tenerife. 11-01-1896.

15- La Opinión. 11-01-1896.

16- La Opinión. 13-01-1896.

17- Diario de Tenerife. 13-01-1896.

18- El Liberal de Tenerife. 13-01-1896.

19- Nuestro patrimonio. Monumentos del patrimonio español. En: http://www.nuestropatrimonio.es/es/1514/monumento/monumento-del-parlamento-de-canarias-institucion-musical-santa-cecilia-santa-cruz-de-tenerife.html