Artículos

Imprimir

¿La Tuna como ejemplo de inocentada?

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

 

José Cobo publicó el 28 de diciembre de 2016 en la edición de Jaén del periódico Ideal en su versión electrónica un artículo para -al parecer- saber discriminar entre una noticia verdadera y una falsa en el día de los Santos Inocentes. En el mismo se dice:

«La UNESCO ha incluido a la Tuna en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El sentimiento que le viene a cualquier aficionado de cualquier parte del mundo, cuando la tuna entona una de sus canciones, ya tiene el respaldo de la mayor institución cultural que vela por el mantenimiento de la cultura y los valores tradicionales. Y la Tuna tiene mucho de esto».

La parte positiva de este comentario es que el autor del artículo seguramente nos ha leído porque desde hace varios años TVNAE MVNDI está recogiendo firmas para avalar el proyecto que en su momento se presente para que la UNESCO considere incluir a la Tuna / Estudiantina Universitaria como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, proyecto en el cual están incorporándose con fuerza diversas Asociaciones de Antiguos Tunos / Veteranos del CC.AA. y Provincias, así como se están realizando gestiones en el más alto ámbito académico para que tenga las mayores oportunidades de resultar aceptado.

Pero la "sustancia" que nos motiva a trabajar en esta iniciativa, Sr. Cobo, no son las canciones interpretadas por las Tunas, sino porque -seguramente lo ignora- la Tuna (especialmente las vinculadas a una institución académica), se han caracterizado desde finales del siglo XXI por ser la primera ONG española que salió a postular (pedir donativos) a favor de las víctimas de epidemias, terremotos, inundaciones, naufragios, etc. tanto en España como en el extranjero. Esta actividad llegó a aportar recursos económicos a los desdichados que las padecieron antes incluso de que el Gobierno les destinara partidas de auxilio, y ganándose con ello la Tuna de un elevadísimo prestigio social (le invitamos a leer -por ejemplo- cualquiera de mis libros en los que trato dicha actividad benéfica, ambos de acceso gratis online: Estudiantinas que postularon en o por Murcia. Epidemias y catástrofes por las que desarrollaron su actividad y/o La Tuna para legos). Al igual que dicha actividad postulante dio a la Tuna un elevado prestigio y reconocimiento social, la Universidad española anterior a la Guerra Civil también se benefició de ello por ser Tunas / Estudiantinas Universitarias y portar su bandera o estandartes en todas sus actividades, determinando que políticos y personalidades de la vida pública aceptaran presidencias honorarias en algunas Tunas (entre los cuales estuvo José Echegaray, matemático y político que recibiera el Premio Nobel de Literatura en 1904, cuatro veces Ministro y primer presidente de la Real Sociedad Matemática Española).

Tuna Escolar Alegria - Presidente honorario 1910

Diploma en seda comprado en subasta, perteneciente a la colección del autor. 

Consideramos muy desafortunada la velada alusión a nuestro proyecto ante la UNESCO como ejemplo de "inocentada", cuando se ignora el amplio panorama de posibilidades que ofrecen -por ejemplo- los prejuicios y las erratas derivadas de la nula o muy escasa fase de documentación de algunos artículos antes de ser publicados.

La Universidad española, a modo de aumento de su prestigio, y miles de ciudadanos españoles y extranjeros, en ayudas económicas y en especias, se beneficiaron de esta actividad altruista de las Tunas y Estudiantinas Universitarias españolas y eso, Sr. Cobo, no es tema de chanza.

Félix O. Martín Sárraga

Presidente de TVNAE MVNDI