Imprimir

El Tuno seminarista

La parodia de los curas

 

Miguel Ángel González, "Fosforito". Vivencias personales. 2014.


Mis primas Clarita y Ana Mari siempre me trataron como el hermano que nunca tuvieron y nos reíamos mucho juntos pues heredaron el buen humor de su padre.

La ultima Nochebuena antes de mi emigración a USA, ya como médico recién licenciado, fui a casa de Ana a celebrarla, después de cenar con mis padres. Estando conversando entre copas de champán, turrón del blando y polvorones de Estepa, les hice la parodia de los curas que formaba parte de mis actuaciones como Bandera de la Tuna de Medicina donde imitaba la forma de hablar, voz, movimientos, y ademanes que había aprendido viendo a curas y monjes predicar en los púlpitos.

seminaristaEn ese momento, llamaron por teléfono unos amigos vecinos que tenian una gran juerga en su casa y querian invitarlas. Dijeron que no podian ir, pues tenían a su primo de visita. Ante la insistencia le dije: "Dí que tienes contigo a tu primo cura...el seminarista ....”. “No importa ¡tráetelo!”, contestaron.

Y allí nos fuimos. Pero antes me preparé quitándome la corbata y poniéndome la camisa abrochada por detrás. Con mi traje marengo parecía un clergyman y un autentico seminarista. Con un pequeño misal de la primera comunión de una de mis primas en la mano, la apariencia era realmente impresionante.

Al llegar a la puerta, se oía la música a todo meter, risas y un tremendo jolgorio. Tocamos el timbre y al abrirse la puerta y pasar el umbral se hizo el silencio y todos se quedaron como hipnotizados al ver a un cura que les iba a joder una gran fiesta de Nochebuena que estaba animadisima.

Exclamé: "¡Seguid-t , seguid-t hermanos!. Celebremos el nacimiento del hijo de Dios, de Nuestro Señor Jesucristo.."

Ana me presentó como su primo Miguel Ángel el seminarista. Todos miraban con corte pensando, ¡que putada esta presencia! Alguien, para romper el hielo me interpeló.

“¿Una copita de Anis del Mono, padre?” “Bueno, acepto hijo, aunque llevo ya tres Misas... Pero mejor.. ¡prepárame un cubata!” Se miraron entre todos ellos, disimulando sonrisitas de complicidad.

“¡Venga, Venga!, seguid con la música y por mi no os corteis....” dije. Y así tímidamente, empezaron a bailar sin llegar a la intensidad que se oía antes de sonar el timbre.

Yo notaba ser el centro de atención. Y las miradas de reojo y cuchicheos al trincarme rápidamente el segundo cubata en cinco minutos y limpiarme la frente diciendo : " Jó.. es que para nosotros, hoy es un dia de mucho trabajo ....".

Entablé corta conversación y al ver que la fiesta se empezaba a desanimar, tomé el centro estrategico del salón y levantando la voz comencé:

“Amadísssimos hermanos en el Sagrado Corazon de Jesús y María. Dejadme que os dé mi bendicion en esta fiesta tan señalada...” . Con dos dedos hice la señal de la cruz. Ahí ya, muchos se acojonaron y se persignaron.

Seguí:

“Y vosotros me preguntareis .....”Padre ... ¿bailar es pecado?” ¡¡ Siiii..... bailar es- pe-ca-do!!! . Dos formas tenéis para pecar , ¡dos! ..

Si la chica se arrima, ¡pecas!

Si no se arrima..., ¡pecas también!, que la paja es pecado y un acto deshonesto.

O... ¿tú me vas a decir que cuando la chica se arrima no sientes el reverrrrrrrrrrbereo de la pasión? ..

Ven mirlo blanco que te voy a decir...

¡Novios que tenéis moto y lleváis a la novia! ... Otras dos formas más hay de pecar ... ¡Dos!

Si la novia se agarra...¡peca!

y si no se agarra, ¡peca también!...

¡Quinto mandamiento! ¡No matar!... ¡Dejad la moto y compraros un 600... Concesionario Padre Vázquez, tercer confesionario a la derecha... 

Tambien os diré ¡¡que tan-da de ejercicios espirituales la del año '64 !!!!...de 40 asistentes, ¡¡¡50 vocaciones.!!!

Aquél muchacho...Javier Echeverría..Vasco él.... de las mejores familias de Bilbao y que tenia dos novias, ¡dos!, porque sabia tenerrrrrlas, ¡héte aqui que un día se fue de juerga a una de esas casas que llaman prostibulos... o casas de placer...

Y yo os diré que el placer y la pasión son pecado... Y que el pecado es.. ¡un instante!, ¡trís! ¡tras!

¡Fuera! .. y luego... , luego a arder toda la Eternidad... Pues héte aqui, que cuando salia de lo que llaman casa de placer...le cayó una teja de canto en la cabeza y el pobre Javier.... allí mismo pereció, ...y aqui viene la moraleja, amadísimos hermanos.... ¡Cuando vayais de putas...¡¡¡¡ llevad casco!!!”

Al decir esto, las miradas de los asistentes se cruzaron como preguntándose qué tipo de cura era yo ... Quizá uno de esos modernos. Y continué:

“Os contare un proverbio... Jeremias capitulo XIV... versículo 25.... parábola de Santo Tobías....

Héte aqui que por el lago de Galilea navegaba un barco en plena tempestad-t... En la proa, el capitán blasfemaba y en la popa el Santo Job, rezaba....la tempestad arreciaba y en la proa el capitán, toqueteando a una mujer, blasfemaba, mientras que en la popa, con paciencia y resignación, el Santo Tobías, oraba...

Y de pronto se abrieron los cielos.. Y el Señor mandó un rayo justiciero....

¡¡BOOM!!. ¡ Terrible impacto! .. que mató ... al Santo Tobías......

Y aquí viene la máxima, amadísimos hijos....

¡Dios siempre castiga! ... ¡¡siempre!!.. aunque a veces, tenga mala punteria...”

Las miradas de los del guateque seguían cruzándose y unas muecas de intento de sonrisa aparecían, pero sin la convicción de si aquello era una homilía de verdad o les estaban tomando el pelo...

La musica se habia parado y yo obtenia toda la atención de la fiesta. Parecía que aquél curita joven se habia cargado el party y cuando noté que empezaron a sentirse molestos exclamé:

¡¡¡Otro cubata por favor, coño!!! Y que siga la musica y la fiesta porque yo quiero bailar y divertirme, que mi nombre es Miguel Angel Gonzalez, "Fosforito” y no soy cura sino Bandera de la Tuna de Medicina .....¡¡Feliz Nochebuenaaaaa!!

El alivio fue tremendo... Pusieron un pasodoble y seguimos la fiesta y el baile hasta las tantas de la madrugada entre las risas. Y la gente decía, “ya me parecia a mi que eras un cura muy moderno cuando empezaste a soltar tacos” ...”yo me habia dado cuenta que esto parecía algo raro” ... y así unos y otros se acercaban a darme la mano entre risas.

Mis primas siempre me recuerdan aquella noche de Nochebuena de 1967, con su primo el Tuno seminarista.

Y sus amigos, aún les siguen preguntando por mí....


Publicación: 05/02/14