Imprimir

La primera composición del maestro Padilla fue un pasacalles para una Tuna

 

Félix O. Martín Sárraga. Investigación personal. 2016.


Cuando se dedican largas horas, día tras día, a la búsqueda de datos que nos ayuden a comprender mejor el pasado de las Tunas Académicas hay veces que lo hallado, además de curioso y poco conocido, está relacionado con ellas. Tal es el caso de una entrevista publicada en 1930 al compositor español José Padilla de la que transcribimois literalmente los párrafos que nos han parecido más "jugosos":

Jose PadillaAl preguntársele cuál de sus canciones le ha gustado más responde:

«Han sido varias. Primero, 'El Relicario', hecho en Barcelona, por una apuesta, en ocho minutos; después gustó extraordinariamente 'La violetera'; siguió más tarde 'Flor de Amor'; luego, 'Valencia'...»

Cuando se le pregunta qué canción le ha repostado mayores ingresos comenta:—j Y qué canción de ésas le ha producido más dinero?

«Valencia... Me ha dado á ganar veinticinco millones de francos... Y de esos veinticinco millones no me queda hoy ninguno...»

Preguntado cómo se inspiró para componer 'Valencia' relata:

«El 'Valencia' de hoy era primitivamente un número de una zarzuela mía, 'La bien amada'. Era un coro de pescadores. Se estrenó la obra en el Tívoli de Barcelona, y el número se repitió pero sin que fuera una gran cosa. Vino luego la obra á Madrid, á la Zarzuela, y no gustó. Ni aquel coro, ni nada de la partitura satisfizo al público. ¿Qué le íbamos á hacer? Mas un día, José Andrés de Prada, autor de la letra de aquella obra, me dijo que Mercedes Serós iba á trabajar en el Olimpla de París y que había arreglado aquel coro de pescadores con objeto de hacer una canción para ella. Cambió la letra, y tituló al número 'Valencia'. Arreglé yo, á mi vez, un poco la música, y una noche de abril del año veinticinco estrenaba Mercedes Serós esta canción en el Olimpia, de París...

Aquella noche, el público del teatro tarareaba ya 'Valencia'. Comprendí que aquello podía ser algo extraordinario. Hablé con Salabert, mi editor, y, de acuerdo con él, prohibí la edición musical del número. Fui á ver á Mistinguett, que lo aceptó inmediatamente para la revista de Noviembre de aquel año en el Moulin Rouge... El día de este segundo estreno 'Valencia' obtuvo un éxito mayor aún que el de cuando la Serós. Tres meses más tarde era la canción de moda en el mundo entero... Valencia se ha llegado á tocar, en Italia, en una procesión; se ha cantado en todos los idiomas; una vez, un amigo mío me escribió desde la frontera del Tíbet diciendo que hasta allí había llegado mi canción; en Alemania la han llamado la Marsellesa de 1926... ¡Los hoteleros de Valencia saben bien lo que mi canción les ha dado á ganar y lo que todavía ha de producirles!...»

Siendo todo lo anterior de alto interés para el melómano, no lo es menos la respuesta que el maestro Padilla dió a la última de las preguntas hechas: ¿Recuerda qué música fué la primera que compuso?

«Un pasacalle estudiantil para la Tuna del Conservatorio, en 1906.»

__________

Fuente y foto:

Crónica (Madrid). 28-09-1930.


Publicación: 09/01/2016