Imprimir

Una vez tuno... tuno hasta la muerte

 

Félix O. Martín Sárraga. 2016.


Durante mi reciente viaje a Colombia hubo diversas personas que se me acercaron comentándome con dolor que su Universidad les obligaba a abandonar la Tuna una vez finalizados sus estudios académicos, comentario que ya había escuchado en Puerto Rico hace lustros. Esta situación, fruto del desconocimiento de nuestra tradición escolar, genera no sólo dolor sino añoranza por ser apartadas de algo que han llegado a amar, sino frustración porque se las priva de continuar desarrollándose como tunos/as y genera debilidad de la propia Tuna porque impide que los pardillos y becados de menor antigüedad aprendan de sus conocimientos.

Ya dije en la Universidad Antonio Nariño el 12 de octubre de 2016 y en la sede del Club de Leones de Bogotá el día 14 del mismo mes, que las únicas causas por las que se pierde la condición de tuno/a son la muerte y la expulsión, ésta debiendo ser ratificada en Asamblea de veteranos/as (becados/as). Una muestra de lo claro que tiene de esto en España, lugar donde nació la Tuna, es el siguiente artículo publicado ayer por el Diario de León y cuya captura de pantalla ofrecemos como evidencia.

Tuna y tunos activos - Diario de Leon. 23-10-16

Diario de León. 23/10/16.

Como se puede apreciar, el inicio de la última oración dice sobre la Tuna de León: "...está integrada por 65 tunos, de los cuales 20 están activos...". ¡Normal! Todas persona que fuera investida con la beca es tuno/a aunque por motivos diversos (cambio de domicilio, obligaciones familiares y/o profesionales, estado de salud, etc....) no salga continuadamente, por eso se habla de "activos", que son los que salen con asiduidad y evitan que desaparezca.

Dios quiera que esto se comience a entender en América para evitar más distorsiones en nuestra amada costumbre estudiantil así como para evitar que el desgarramiento que supone ser apartadas de la Tuna de su Alma Mater continue generando más cuarentunas y Tunas Independientes.


Publicación: 24/10/16