Artículos

Imprimir

Consideraciones sobre los apadrinamientos por grupos apócrifos

Valoración del Usuario:  / 4
MaloBueno 

 

 


Desde el 'boom' de Tunas habido en la década de 1980, cuando masivamente aumentó el número de personas matriculadas en la Universidad española y con ello la apetencia por formar nuevas Tunas, se instauró la figura del apadrinamiento de Tunas como herramienta para enseñar y tutelar al nuevo grupo a la vez que servía de elemento regulador de la calidad y cantidad de éstas en el ámbito universitario.

Esta idea pretendía velar para que las nuevas agrupaciones (Tunas Novatas) estuvieran conformadas por estudiantes de Estudios Superiores y, con ello, mantener vigentes los valores transmitidos desde finales del siglo XIX.  Desde entonces las Tunas Universitarias se han caracterizado no sólo por viajar y pasárselo bien (a ser posible “a coste cero”) sino por representar a su Facultad o Universidad en actos benéficos para allegar fondos y/o llevar alegría a las personas más desfavorecidas de nuestra sociedad.

Durante los últimos lustros estamos presenciando la manera en que proliferan por doquier agrupaciones disfrazadas de Tuna que deterioran no sólo nuestra imagen ante la sociedad (recuérdese la repercusión en la prensa del atosigamiento que sufren los turistas en Mexico) sino que, cada vez más y aprovechando el escaso conocimiento que se tiene sobre nuestra costumbre escolar en ciertos países, se está dando el esperpento de ver agrupaciones Apócrifas realizando “apadrinamientos” de Tunas Novatas Universitarias (especialmente México y Colombia, por este orden).

Esas falsas Tunas son las mismas que utilizan, cual mala copia, nuestra vestimenta para salir a la calle y, lejos de emular a las Tunas Universitarias, hacer de ello un 'modus vivendi'. Son las que, en connivencia con la Municipalidadacosan a los turistas en Guanajuato, que se sienten maltratados, hasta asfixiados. Son las que escriben sus “lineamientos” con faltas de ortografía impropias de alguien que alardea de ser universitario, y piden "reconocimiento" a cabildos y ayuntamientos, son las que pretenden monopolizar actividades que no les competen, avalan plagios y el uso indebido de material con derechos de autor sin el debido permiso. Son las que acaparan a las Tunas Universitarias extranjeras que van de paso por su entorno para sacarles un apadrinamiento "oficial" a base de engaños. Son las que con sus fantasías medievales respecto a nuestro pasado y sus malas mañas deterioran y prostituyen nuestra tradición escolar……

¿Acaso cabe esperar algo bueno de una Tuna Novata Universitaria "tutelada" por una Apócrifa? ¿Seguirán  las Tunas Universitarias validando con su silencio estos falsos apadrinamientos? Sólo corresponde a las Tunas Universitarias velar y proteger lo suyo, ¿a qué esperan?


Publicación: 09/07/14