Image is not available
PUBLICACIONES
Slider

Antiguamente hubo un refrán popular sobre la manera de llevar el bicornio

Pin It

Félix O. Martín Sárraga


Todas las personas interesadas en el pasado de las Estudiantinas. y Tunas han visto grabados y fotografías en las que se aprecia diferente manera de lucir el bicornio, ahora conocemos algunas connotaciones que antaño se daban según como lo llevasen.

En 1914 las cita Francisco Rodríguez Marín (1) como aclaración de lo que impresiona una conversación entre dos mujeres:

«De los dos que allí vienen, uno es mi amante:

el que trae el sobrero a lo tunante.

Mi amante es uno:

el que trae el sombrero a lo tuno».

 Ya sabemos los significados de 1914 (fecha de la edición del libro) para ambas palabras (2):

Tunante: "de Tunar. Que tuna. ΙΙ Pícaro, bribón, taimado".

Tuno: "en portugués tuna. Vida holgazana, libre y vagabunda. ΙΙ Estudiantina*. ΙΙ Estudiante de la tuna. ΙΙ Correr uno la tuna. Familiarmente tunar". (*) Este año es la primera vez que aparece la equivalencia Tuna - Estudiantina en cualquier diccionario histórico

Al finalizar la estrofa Rodríguez Marín llama a pie de página aportando la siguiente nota aclarativa para que el lector supiera en qué consistía llevar el sombrero "a lo tuno" y dice: "Echado hacia adelante", aportando que hay un refrancillo sobre los modos de llevar el sombrero:

«Alante, a lo tunante;

atrás, a lo charrán;

al lao, a lo enamorao;

en medio, tonto sin remedio».

Estudiantina de Bellas Artes de Valencia 1894Estudiantina de la Escuela de Bellas Artes de Valencia en 1894

Aunque pretende especificar diferencias el autor se contrtadice porque al especificar la manera de llevar el bicorno "a lo tuno" dice que es "alante a lo tunante",  y que también llevarlo hacia atrás a lo charrán fuera lo mismo pues en 1914 esta palabra significaba "pillo, tunante". De esta manera y según el refrán:

  • Llevarlo adelantado era propio de tunos y tunantes.
  • Llevarlo hacia atrás era de tunantes.
  • Llevarlo ladeado era de enamorados.
  • Llevarlo centrado, de tontos sin remedio.

¡Curiosidades que nos aporta el pueblo llano con su refranero!

__________

Fuentes:

  1. Rodríguez Marín, F. Burla Burlando. Segunda edición, aumentada. Tipografía de la Revista Archivos. 1914. Págs. 74 y 75.
  2. Real Academia Española. Diccionario de la lengua castellana por la Real Academia Española. Décimocuarta edición. Madrid .
    Imprenta de los sucesores de Hernando. 1914. Págs. 315 y 1017. 

Publicación: 24/04/2021