Image is not available
PUBLICACIONES
Slider

La segunda edición del Certamen de Tunas Costa Cálida estuvo a punto de no realizarse

Pin It

 

Félix O. Martín Sárraga


Ordenando antiguas fotos y amarillentos recortes de prensa me dí cuenta de que en 2014 se cumplieron 25 años del II Certamen de Tunas Costa Cálida pero pocos saben que estuvo a punto de no celebrarse, cosa que conozco de primera mano por haber sido entonces el jefe de la Tuna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia.

Lo comento ahora tanto para dar valor a no dar una batalla por perdida como para dejar patente el enorme mérito de mi Tuna, que asume año tras año su organización desde su creación.Pegatina - TMM 1989CC1989En 1989 el alcalde pedáneo del Barrio de San Basilio quería inaugurar "la Pérgola" (cubierta de un mercado de abastos antiguamente localizado frente al actual Museo Salcillo) cuya obra estaría terminada para lo que sería la segunda edición de un primer Certamen que el año anterior al que se invitó a Tunas de otras provincias pero sólo congregó un puñado de Tunas murcianas en un pequeño escenario tras la parroquia del barrio y ante una treintena de vecinos del barrio que trajeron sus propias sillas. Con lógica anterioridad, nos reunimos periódicamente Jesús Esteban, el alcalde pedáneo, Carmelo (su mano derecha entonces), y quien esto escribe para decidir la cantidad de Tunas y comenzar a reservar alojamientos así como conseguir patrocinadores para las dietas y demás necesidades de los tunos participantes. Mi Tuna sería la encargada de invitar a una Tuna por cada Comunidad Autónoma (17), incluyendo a 2 Tunas Universitarias extranjeras ante mi intención de hacerlo internacional. Las Tunas foráneas, por casualidad, fueron ambas holandesas: la Tuniña y la Tuna Ciudad de la Luz, ambas de la Universidad de Eindhoven y que ya tenían planeada una excursión por España. El Jurado en aquél Certamen, primero realizado bajo la Pérgola, estuvo formado por tres profesores del Conservatorio Superior de Música de Murcia (con el tenor D. Ginés Torrano como preseidente del mismo) y dos Tunos de gran experiencia. Para este Certamen diseñamos unas nuevas pegatinas (a la izquierda), así como la primera beca de nuestra Tuna que llevó un escudo polícromo, aún bordadas a mano y usadas por primera vez en dicho evento.

Los políticos, con el alcalde pedáneo al frente, se encargaron de contactar con El Corte Inglés (que siempre ha colaborado muy generosamente desde entonces, con las dietas y decoración del escenario), así como de hacer las correspondientes reservas en los hoteles de la capital para los más de 400 tunos que se esparaban esa primavera. Una semana antes del Certamen, cuando todas las Tunas ya habían confirmado su asistencia, me telefoneó el  alcalde pedáneo diciéndome que "había que suspender el Certamen porque los hoteleros han cancelado las reservas al enterarse de que eran para alojar a los tunos". La respuesta que le dí fue la única posible: "De ninguna manera. Ahora mismo te recojo y vamos en mi coche (un Mini 1000) a recorrer todos los Hostales y Fondas que admitan tunos pero no lo suspendo sin luchar por respeto a los gastos ya realizados por las Tunas, que han pagado ya sus autobuses para venir". Dicho y hecho: subí al coche y recogí al alcalde pedaneo, Carmelo y a un novato (Pelusa), disponiéndonos a recorrer todos los posibles alojamientos a 10 kms a la redonda de la capital hasta que conseguimos asegurar todas las plazas.

CC 1989 - La Verdad

Articulo publicado por La Verdad el 31 de marzo de 1989

Llegado el primer día del Certamen, tras la recepción de todas las Tunas, tuvo lugar la habitual reunión de Jefes en la que expusimos los problemas habidos, rogando excusaran la distancia y calidad de los establecimientos que iban a alojarlos. La respuesta, unánime, fue la única que cabía esperar de tunos añejos: "No importa, lo importante es el Certamen y que no se suspendiera". Siempre les estaré agradecido por su comprensión.

CC 1989 - TMMa

Momento de la actuación de la Tuna organizadora mientras el Jurado deliberaba.

CC 1989 - PelusaLuego todo discurrió de maravillas. Fueron tres días de competición ante 3.000 a 5.000 expectadores (según hora y noche) que abarrotaban el recinto, no habiendo silas para todos. La noche del último día coincidió con el "Velatorio de la Sardina", que se realizaba en la Plaza de Toros de la ciudad. Mi sorpresa fue que poco antes de la hora de la actuación de mi Tuna mientras deliberaba el Jurado y la posterior entrega de los premios, el alcalde pedáneo recibió una llamada del equipo del entonces presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (Sr. Carlos Collado) diciéndole que su comitiva iba camino de La Pérgola junto a la Reina de las Fiestas de Primavera y todo su séquito "porque había poco público en el coso taurino" donde velabav a la sardina y se enteró que nosotros congregábamos a más gente en el Certamen. Rápidamente el equipo de asistentes halló sillas suficientes como para formar tres nuevas filas delante de las ya ocupadas por el público. Llegó el Presidente de la Comunidad, el Alcalde de Murcia, Consejeros, Concejales y la Reina con su séquito escoltados por varias motocicletas de la policía con sus luces y sirenas activadas. Tomaron los asientos privilegiados y disfrutaron de la música y humor de la Tuna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia, presenciaron la entrega de premios y de la primera entrega la beca enmarcada que nombraba al primer "Gran Maestre" en la historia del Certamen. 

Acabé la noche literalmente tragando sangre procedente de una garganta muy inflamada tras haber actuado, junto a una periodista, como presentador de todas las Tunas. Imposible imaginar el intenso dolor de garganta que ocasionaban pero la satisfacción del deber cumplido, la excelente actuación de mi Tuna y el éxito del Certamen, compensaron todo el estrés y desvelos...... buena muestra de ello que actualmente es el Certamen Internacional de Tunas más antiguo de España que mantiene anualmente su existencia. Por cierto, el novato Pelusa fué generosamente compensado por su labor, como muestra la imagen de la derecha.

Sirvan las siguientes imágenes de muestra de lo vivido aquella noche:

CC 1989 - TMMb

Momentos de la actuación de la Tuna de la Facultad de Medicina de Murcia (yo, con barba, a la izqda.)

CC 1989 - Gran Maestre

Primer Gran Maestre, con su beca enmarcada

CC 1989 - Reconocimiento entregado a la TMMa

Momento en que se me entrega un trofeo con el escudo de la Comunidad Autónoma de Murcia
"por la excelente organización" del Certamen

Reconocimiento entregado a la TMMb

Palabras de agradecimiento. Luego el hijo de, D. Tirillas, uno de nuestros Tunos cerró el acto gritando:
"¿Quién domina? ¡Arriba Medicina!"

__________

Imágenes:

Pegatina: Diseño de la Tuna realizado en 1989.

Afiche: Cartel anunciador del Certamen de 1989.

Fotos: Tomadas con la cámara del autor; colección privada del mismo.


 Publicación: 14/01/15