Image is not available
TUNA Y ARTE
Slider

Juan Charro

Pin It

 

Félix O. Martín Sárraga


En los días que corren no resulta fácil encontrar a un pintor que en su producción tenga a la tuna como temática. En diciembre de 2015, coincidiendo con la famosa Vigilia de la Inmaculada que se celebra en Sevilla, nos sorprendió una exposición titulada “Estudiantes” en la que Juan Charro reunía varias obras de temática estudiantil y en la que la tuna y los tunos tenían una presencia importante. 

Hoy queremos charlar con él, pues un pintor puede tener una visión distinta desde un punto de vista estético de la presencia de la tuna y las estudiantinas.

Juan Charro¿Dónde naciste y de donde te viene tu afición a la pintura?

Soy sevillano, del barrio de Triana. Nací allí en 1965. Yo creo que la afición a la pintura me viene desde pequeño, con doce años me dieron mi primer premio de pintura en un concurso que organizó el diario ABC, había que pintar un cuadro en el Parque de María Luisa en una sola jornada y lo gané para sorpresa de mi familia. El paso de aficionado a profesional lo di en 1992 cuando presenté mi primera exposición individual.

¿Eres un pintor figurativo?

Hoy día pienso que si. He pasado por todos los estadios lógicos, en los ‘80 era casi un postmoderno, era la moda, y tengo una considerable obra abstracta y con un lenguaje personal que está en un código diferente del puramente figurativo, pero el grueso de mi obra, y por la que se me conoce está realizada en clave de figuración, soy un pintor “realista” como suele decir la gente. Impresionista en cuanto a la manera de pintar y, como todos los impresionistas, pinto la realidad que me rodea, y a eso “los entendidos” lo llaman “costumbrismo”.

Parece que no te gusta mucho el concepto de Costumbrismo.

Pues la verdad es que no, porque este término solo se usa en España. Nadie dice que Van Gogh, Renoir o Degas fueran “costumbristas”, pero Sorolla si. En fin aquí somos así y denostamos casi todo lo que suene a español. Decir de un artista que es costumbrista, no es decir precisamente que sea original. Cuando en realidad la originalidad viene cuando se presenta una temática ya vista de una nueva manera,  por la textura, la composición o incluso la temática.

¿Qué determinó que usaras a  la Tuna en tu pintura?

En mi colegio se formó una rondalla, la “Rondalla Pirata de Triana”, y me apunté con dieciséis años. Tenía en mi casa la tradición, pues mi padre tocaba el laúd en la Rondalla de la Filarmónica de Triana en los años cuarenta y muchos.

Yo soy tuno, de Peritos Industriales de Sevilla. Cuando estaba estudiando Bellas Artes en la Facultad, solamente había dos estudiantes que disfrutábamos de la condición de tuno. De hecho, me apodaban allí “el tuno” y todavía mis compañeros de promoción me llaman así de vez en cuando. Allí era un bicho raro. Realmente era ya un tuno con muchos kilómetros cuando como pintor todavía era un imberbe.

La tuna tiene un componente estético muy importante, el traje tradicional de terciopelo negro, unido al blanco de la camisa y los colores de cintas y escudos, es hermoso.

¿Cuándo pintaste a la tuna por primera vez?

Juan Charro Primera obraSeguramente que esta no fue la primera obra que hice con la tuna como temática, pero es la que conservo. Estaba estudiando primer curso de carrera cuando un profesor nos pidió un trabajo libre y pinté a mi Rondalla en un cuadrito pequeño que no he querido vender nunca. Es un cuadro puntillista. Recuerdo que a mi profesor Don Amalio, le gustó mucho y me alabó delante de los compañeros diciendo que era muy joven para hacer divisionismo, como él llamaba al puntillismo.  

Desde entonces hasta llegar a la exposición de 2015.

Más de 20 años. Me ha dado tiempo de hacer muchos carteles de certámenes que han sido el motivo fundamental para pintar a la Tuna. Así que en la exposición saqué todo lo que tenía hecho desde el principio. Me resultó muy bonito hacer esto.

En la exposición había una baraja de naipes cuyo motivo era la tuna.

Si. Me encantan las barajas. Los dividí en cuatro palos: Guitarras, púas, panderetas y tunos. El palo de los tunos está formado por cartas que representan tipos que hay en la tuna y que son individuales, aunque están en todas las tunas, o podrían estarlo:  El solista, el acordeón, el violinista, el más viejo, el novato de la bata, el contrabajo, el autor, etcétera. Muchas de estas cartas son retratos de la tuna sevillana en general, están retratados tunos de Sevilla que yo conozco, además he intentado representar a todas las tunas de mi ciudad con las que he convivido, aunque ya no existan; como la tuna antigua de la escuela de Magisterio de la beca verde y la de Ciencias, en el número 2 de guitarras retratando a Pascual González el famoso creador de Los Cantores de Híspalis y a Eulalio, haciendo alusión a los parcheros de La Mano Negra; la tuna de la Laboral, la de Físicas, la de Matemáticas en que retraté como rey de guitarras al maravilloso Manolito “El Impresionante” que en gloria esté; incluso me he autorretratado en el 5 de guitarras con mi timple.

Estoy orgulloso de ser tuno.

Hace unos años pintaste a una chica vestida de tuno en un cartel…

Si. Me posó Irene Lora, modelo de alta costura, vestida con el traje más bonito que hay en mi tuna, el de Paco el Pictolín. Le puse de título “Luna en Sevilla”, por la canción. Es un homenaje a mi admirado pintor cordobés Julio Romero de Torres.

El cartel dio en Sevilla mucho ruido, porque aquí no había ninguna tuna femenina, y ya sabes que hay gente en todos los ámbitos de la vida que todavía son bastante machistas, alguien lo retocó con Photoshop y le cambió la guitarra por una escoba y lo colgó en las redes. A mi todo ese ruido me vino muy bien pues el cartel se hizo muy popular en toda España. Al cabo de un año, más o menos, en un bar encontré a unas cuantas componentes de varias tunas femeninas, de Cádiz, de Salamanca y de la Tuna Femenina que ahora hay en Sevilla que se acababa de crear y eran novatas aún, cuando alguien les dijo que era yo Juan Charro, se acercaron todas a saludarme y me cantaron una canción, muy bien por cierto. Fue muy especial, era la primera vez que una tuna me rondaba. Las tuna femeninas existen desde siempre, lo puede saber cualquiera que lea vuestra revista o los post que ponéis en Facebook. La verdad es que estáis haciendo una gran labor y os la agradezco.

Juan Charro Luna en sevilla minJuan Charro Estrella vestida de TunaJuan Charro Niño tuno minJuan Charro Tuna en Sevilla min

Y en la Historia del Arte, hay otros artistas que han pintado a la tuna, ¿me puedes hablar de alguno de ellos que te guste especialmente?

El que más ha trabajo la temática de la Tuna es Lizcano Monedero. Es un pintor excelente de finales del XIX y principios del XX. Su estilo es luminista, influenciado por Fortuny y por Rosales. Muy bueno, se merecería que algún día en vuestra revista se escribiera un artículo sobre él. Hay también muchos carteles del espectáculo del Nouveau Cirque en los que aparece la Estudiantina Sevillana que acompañaba a la bailaora Carmencita Dauset.

Algún dibujo maravilloso de Gustave Doré. Pero el que más me ha gustado siempre es el retrato del Músico Universitario de Jiménez Aranda. Toda la obra de este autor me parece una maravilla.

¿Dónde podemos ver tu obra?

Tengo una pagina web y suelo hacer exposiciones cada año o cada dos años.

Para terminar, una canción de Tuna especial para ti. Una letra maravillosa es la de El payador, pero como hablamos de pintura me voy a quedar con “La Morena de mi copla”, que nombra al genial Julio Romero de Torres.